Reducir el apetito: trucos que te ayudarán a comer menos


Seguro que ya sabes que tu estómago va pasando por diferentes rachas a lo largo del año. Hay veces que apenas tienes hambre y otras que devorarías todo lo que tienes en la nevera, a cualquier hora. No cabe duda que ninguno de los dos extremos es bueno ni saludable por lo que, si estás en el segundo caso, seguro que te vienen muy bien estos consejos para reducir el apetito, no solo para adelgazar, también por salud.

Comer menos no tiene por qué ser malo si realmente nos estamos excediendo con las cantidades o, sobre todo, si el cuerpo solo nos pide alimentos con pocos nutrientes y ricos en calorías. Hablando de etapas, seguro que también te ha pasado que alguna vez te has pasado semanas que solo te apetecía dulce, ¿verdad?

¡Nada de eso! Aprende a controlar tu cuerpo y que no sea él quien te controle a ti. Sigue estos consejos para reducir el apetito y lleva la batuta de tu estómago.

Otros artículos de interés: Alimentos para saciar el apetito

Trucos para reducir el apetito

¡No al picoteo!

Cuanto más piques entre horas, más se acostumbrará tu cuerpo a hacer varias comidas a lo largo del día y más te lo pedirá. Así, entrarás en un bucle en el que siempre, más o menos a las mismas horas, te pedirá ese picoteo entre horas. ¿La solución? Si no es hora de comer, ¡no cedas! Si te resulta muy difícil, intenta engañarte reduciendo la cantidad de comida que le das u optando por alimentos sanos y bajos en calorías, como barritas adelgazantes o una pieza de fruta. Poco a poco irás notando el cambio.

tipos de queso
Para un picoteo sano que no te haga ganar peso, elige quesos bajos en calorías

Pero respeta las 5 comidas diarias:

Cuando te pedimos que le digas no al picoteo, también te recordamos que no debes saltarte ninguna de las cinco comidas esenciales: desayuno, tentempié de media mañana, comida, merienda y cena. La segunda, la cuarta y la quinta deben ser muy escasas, concentrando la mayor parte de la comida en la primera y la tercera. Si te saltas alguna de las cinco comidas, solo conseguirás una cosa: llegar con más hambre a la siguiente y devorar o, peor aún, comer a otras horas que no deberías.

Cuidado con la lista de la compra:

Dicen que si no tienes comida poco sana en la cocina, no podrás comerla. Sin duda, el truco más razonable y sencillo. Haz la compra cuando no tengas hambre y, a ser posible, online. Evitarás caer en la tentación de echar muchos dulces y otros alimentos que no te convienen.

Crea un menú semanal y fíjate un presupuesto.
Tener un menú semanal nos ayudará a saber cómo hacer la lista de la compra

Mastica mucho y lento:

No engullas. Mastica la comida todas las veces que haga falta antes de tragar. Te ayudará a tener mejores digestiones y a saciarte antes.

¡Motívate!

Si tu no te motivas, nadie lo va a hacer por ti. Recuerda siempre tus objetivos y ten paciencia, nada se consigue de la noche a la mañana pero, al final, todo llega.

picoteo sano
La fruta es el mejor picoteo sano: es rica en nutrientes y baja en calorías

Sigue leyendo: Cómo hacer dieta sin pasar hambre