Reduce la hinchazón de pies siguiendo estas recomendaciones


Seguramente en algún momento has sufrido lo incomodo de tener los pies hinchados, ya que esto es muy normal. Ellos soportan nuestro peso y se ven afectados por la alimentación y los cambios hormonales. Sin embargo, no puedes dejar a un lado que la hinchazón de pies también es causada por retener líquidos.

Otras causas de hinchazón de pies son el sobrepeso, estar de pie un rato muy largo y durante el embarazo. Aunque también puede ser un síntoma de una afección más grave como trombosis, enfermedades del hígado y obstrucción linfática.

Conoce cuáles son las causas más comunes de la las causas más comunes de la hinchazón de pies.
El embarazo, el sobrepeso, la obesidad, estar de pie por mucho tiempo y el exceso de líquido, son las causas más comunes.

A continuación, te presentaremos unas opciones prácticas para que baje la hinchazón de tus pies:

8 recomendaciones para reducir la hinchazón de pies

  1. Realiza ejercicio constantemente

Si  llevas una vida sedentaria, probablemente el salir a hacer alguna diligencia es sinónimo de hinchazón de pies. Aunque hayas escuchado en muchas ocasiones que el ejercicio perjudica tus pies,  es completamente falso. Cuando haces ejercicio estimulas la circulación y drenas líquidos.

Tú activas la circulación sanguínea al ejercitarte y previenes coágulos de sangre en tus extremidades inferiores. Un deporte que recomiendan para todas las edades y condiciones de salud, es la natación. Este es de bajo impacto y no implica mayor presión en la parte inferior de tu cuerpo.

  1. Reduce la sal y mejora tu dieta

Una buena alimentación es imprescindible para tener una salud de primera. Si tienes una dieta alta en sal, de seguro retienes líquidos y sufres de pies hinchados constantemente. Está muy pendiente de los alimentos que consumes y la cantidad de sal que aplicas.

Existen sustitutos para la sal y muchos alimentos reducen su efecto. A parte de evitar que tus pies se hinchen, evitas problemas de sobrepeso y obesidad.

  1. Remoja los pies con agua tibia

Hazlo hasta la rodilla, puedes mezclar el agua con aceite de oliva o pomelo. Mueve los pies y masajéalos suavemente, incluyendo las piernas y rodillas. Estimularás la circulación y se deshincharan.

La hinchazón de pies es más común en las personas mayores, embarazadas y personas de poco ejercicio físico.
Hay que tener mucho cuidado, ya que puede ser síntoma de problemas con el hígado, la trombosis venosa y la obstrucción linfática.
  1. Bebe agua constantemente

Si aumentas la ingesta de líquidos a dos litros diarios, eliminarás las toxinas acumuladas en todo el cuerpo, evitando la hinchazón de pies. Si no bebes mucha agua, sustitúyela por jugos naturales (sin azúcar) y té de hiervas. Debes reducir el consumo de bebidas saborizadas refrescos,  alcohol y el café, pues estos no te ayudarán a eliminar toxinas.

  1. Eleva tus pies noventa grados

La gravedad ayuda a que tus pies se hinchen. Si estás mucho tiempo de pie o sentado, trata elevarlos posándolos en el escritorio o en una mesita. Así ayudarás a tus pies a liberarse del estrés que acumulan. Hazlo unos minutos al día. Y a la hora de acostarte, pon una fila de cojines a la altura de los talones para que duermas cómodo.

También puedes colocar un taco de madera en las patas de tu cama para lograr el mismo efecto: pies elevados.

  1. Cuidado con la ropa que usas

Si utilizas ropa ajustada en los muslos como leggins o jeans, te cuento que esto puede estar causándote hinchazón de pies. También pasa lo mismo con una talla menos de calzado. Observa bien que los zapatos que compres te permitan mover los dedos, tengan una buena plantilla y tu talón no quede lastimado.

En el mercado existen unos calcetines especiales para viajes largos llamados “calcetines de descanso”, trata de utilizarlos, pues las medias comunes comprimen, mientras que estas  ayudan a disminuir fluidos causantes de hinchazón. Puedes conseguirlas en la farmacia más cercana.

  1. Acostúmbrate a masajear tus pies

Los masajes en general son muy relajantes, pues estimulan la circulación de la sangre y favorecen a tus pies. Efectúalos con movimientos suaves y firmes, en dirección a tu corazón.  Utiliza cremas o aceites con esencias naturales como la hierbabuena, eucalipto, etc. Si sientes los pies muy hinchados, utiliza cremas antiinflamatorias con mentol.

  1. Utiliza sales de minerales y aloe vera

Para combatir la hinchazón de pies toma baños con sales minerales. Ayudarás a relajar las extremidades, reduciendo la hinchazón y estimulando la circulación  para dejar a un lado dolencias futuras.

Por otro lado, al utilizar el aloe vera puedes desinflamar tus pies y depurar tu cuerpo. Si aprendes cómo usarlo, ayuda a combatir la retención de líquidos.

Ahora, mezcla dos cucharadas de la pulpa extraída de la planta con agua o jugo. O bien puedes aplicarlo directamente en tus pies y darle un poco de masajes.

Para que tus pies no vuelvan a hincharse, trata de combinar todas o varias de las recomendaciones que te hemos dado. Lo importante es que combatas la retención de líquido y consigas una buena circulación.

El té verde te ayudará a reducir la hinchazón de pies.
Es recomendable tomar mucha agua a diario, ya que elimina las toxinas que causan la inflamación de los pies.

Lee también: 8 alimentos saludables que debes incluir en tu dieta como un hábito