Recetas con fresas, dulces y light


Anteriormente en Alimentos Ricos te hablamos de las diferentes propiedades de las fresas, una fruta muy polivalente a la hora de incluirlo en la cocina y que por su sabor y aroma, forma parte de numerosos platos y productos preparados. Desde los chicles con sabor a fresa, fragancias, pasando por divertidas copas de fruta o tartas hasta ser el postre perfecto en una velada romántica.

Una fruta que no podemos dejar pasar dadas sus bajas calorías y su completa gama de minerales y vitaminas C y E, tan necesarias en nuestra dieta diaria. Gracias a esto, podemos jugar con otros alimentos más grasos como quesos o nata sin pasarnos de calorías, y darnos un capricho casi sin enterarnos. Lo que podemos reprocharle a las fresas es que solo la tenemos durante unos meses en nuestros mercados, por lo que hay que aprovechar el momento.

Aquí os dejamos con 3 postres con fresas que harán las delicias de más de uno, todos ellos bajos en calorías y fáciles de hacer.

Contenido

Bavarois de fresa

¿Qué necesitamos?

  • 1 kilo de fresas
  • 500 gramos de azúcar
  • 12 hojas de gelatina
  • ½ litro de nata líquida
  • 1 limón

¿Cómo se hace?

  • Limpiamos las fresas, secándolas con un paño y quitándoles el rabito. Batimos el kilo de fresas haciendo un puré con ellas y las reservamos en un bol.
  • Preparamos un almíbar: para ello en un cazo añadimos 100 gramos de azúcar y la cantidad de agua justa para humedecer el azúcar; ponemos a cocer a fuego suave y lo dejamos hirviendo hasta que esté a punto de hebra (de manera que al meter una cuchara y subirla, el almíbar caiga lentamente en forma de hilo fino).
  • Llegado a este punto, lo retiramos el fuego y vertemos el contenido en un molde con nuestra forma preferida, moviéndolo para que quede bien repartido por toda la base y las paredes del mismo.
  • Al igual que hemos hecho anteriormente, colocamos en un cazo 400 gramos de azúcar, añadimos agua hasta que cubra y dejamos hervir también hasta punto de hebra.
  • Mientras tanto, metemos unas hojas de gelatina en un bol con agua muy fría. Cuando nuestro almíbar esté listo, le iremos añadiendo de una en una las hojas de gelatina que tendrán que estar reblandecidas y muy escurridas;  sin olvidarnos de que tendremos que ir removiendo con una cuchara para que se disuelvan.
  • Para finalizar, añadimos esta mezcla al puré de fresas pasándolo por un colador para evitar que las impurezas lleguen al plato. Mezclamos bien y añadimos el zumo de un limón y el medio litro de nata. Cuando tengamos estos últimos ingredientes bien integrados, lo vertemos en el molde que habíamos preparado y lo metemos en la nevera para que cuaje correctamente. El tiempo recomendable será de entre 4 a 6 horas.
Foto receta bavaroise de fresas
Resultado de nuestra bavaroise de fresas con forma de molde circular.

Copa ligera de fresones

¿Qué necesitamos?

  • 500 gramos de fresones
  • 200 gramos de queso fresco desnatado
  • ½ vaso de leche evaporada o nata baja en calorías
  • El zumo de ½ limón
  • 3 cucharadas de aspartamo (edulcorante)

¿Cómo se hace?

  • Lavamos los fresones con agua fría y le retiramos el rabito. Reservamos cuatro con él para adornar y el resto lo meteremos en el vaso de la batidora con el zumo de limón y una cucharada de aspartamo o de cualquier otro edulcorante en polvo que tengamos por casa. Batimos hasta que esté bien triturados los ingredientes.
  • En un bol, mezclamos el queso fresco con la leche evaporada o nata baja en calorías y las otras dos cucharadas de aspartamo hasta que obtengamos una mezcla sin grumos.
  • Repartimos la mezcla batida de los fresones en copas o vasitos, y añadiremos por encima la crema de queso que hemos realizado.
  • Para finalizar, añadimos los fresones enteros que habíamos guardado y lo dejaremos en el frigorífico hasta el momento de servir. Podemos cambiar nuestra decoración añadiendo trocitos de frutas o incluso hierbabuena que le aportará un nuevo toque.

Tarta de naranja y fresa

¿Qué necesitamos?

  • Base de masa brisa
  • ¾ kilo de fruta: mitad naranjas, mitad fresas
  • 1 y ½ vasos de leche
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 huevos de tamaño L o XL
  • 5 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de mermelada de albaricoque
  • Un poco de aceite de oliva para engrasar el molde

¿Cómo lo hacemos?

  • Precalentamos el horno a 200 ºC. Cogemos la base de masa brisa (masa quebrada), la extendemos sobre una superficie plana y forramos un molde de tarta. De la misma manera que si quisiéramos preparar una quiche. De un huevo, separamos su clara y la batimos como si preparásemos una tortilla.
  • Con una brocha de silicona o una lengua de gato, repasaremos con la clara el fondo y los bordes de la masa brisa. Llegado a este punto, metemos nuestro molde en el horno durante unos 25 minutos sin cambiar la temperatura.
  • Durante este tiempo, prepararemos el relleno de frutas. Lavamos y secamos las fresas, le quitamos el rabito y las partimos por la mitad. Pelamos las naranjas y las separamos en gajos. Reservamos la fruta.
  • En un cazo preparamos un almíbar, para ello añadimos 5 cucharadas de azúcar y las mismas de agua, dejamos cocer unos 5 minutos. Llegado a este momento, añadimos las frutas y lo dejamos unos 8 minutos más, vigilando la cocción.
  • Sacamos la fruta del cazo y guardamos el almíbar. En un bol mezclamos la maicena junto con un poco de leche fría. El resto de la leche la pondremos a cocer junto con 3 cucharadas de azúcar hasta que hierva, momento en el que añadimos la maicena desleída y lo dejamos cocer unos 3 minutos sin que dejemos de mover con una cuchara.
  • Recuerda que tendremos la masa en el horno, si han pasado los 25 minutos  la sacamos y lo dejamos sobre un salvamanteles. Batimos el otro huevo que nos queda, y lo añadimos a la maicena, y finalmente lo vertemos sobre la masa.
  • Colocamos la fruta que habíamos preparado por encima de la mezcla y lo dejamos gratinando en el horno durante unos 5 minutos, dependiendo del grill de nuestro horno. Pasado este tiempo, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar en la misma cocina o en el frigorífico durante 3 minutos.
  • Para finalizar, añadimos nuestra mermelada al almíbar que habíamos preparado. Lo cocemos durante unos 10 minutos a fuego suave. Volvemos a por nuestra tarta ya enfriada y colamos esta mezcla por un colador, de manera que crearemos una capa fina por encima de la tarta.