El azúcar blanco, un enemigo para nuestra salud


Desde pequeños nos dicen que no abusemos del azúcar y, aunque es una frase que se repite de generaciones en generaciones y se nos queda marcada en la etapa adulta, la mayoría de nosotros nunca nos paramos a analizar por qué los médicos desaconsejan la ingesta habitual de azúcar.

Siempre decimos que todos los tipos de alimentos son necesarios para nuestro organismo, pero también es cierto que no todos deben consumirse en las mismas cantidades o proporciones. Evidentemente y por poner un ejemplo, nuestro cuerpo necesita más proteínas que azúcares.

Pero, ¿cuáles son los efectos negativos que produce el azúcar blanco y lo convierten en un enemigo para nuestra salud?

El azúcar blanco tiene importantes contraindicaciones para la salud
El azúcar blanco tiene importantes contraindicaciones para la salud

Aumento de peso:

Si estás siguiendo algún tipo de dieta, seguro que ya sabrás que no debes abusar del azúcar si deseas perder peso. Si consumimos azúcar y no lo quemamos mediante el ejercicio, este alimento se transformará en grasa que almacenaremos en nuestro organismo y nos costará eliminar. 

Las contraindicaciones del azúcar en las dietas no solo se basa en el azúcar que añadimos nosotros mismos a las comidas, si no que también está muy presente en refrescos o bollería industrial, entre otros. Alimentos que, además, no aportan apenas nutrientes útiles para nuestra salud, por lo que son totalmente desaconsejados tanto si estamos siguiendo dieta como si no.

Enemigo de nuestros dientes:

Llevaban razón nuestras abuelas cuando decían que si tomábamos azúcar se nos picarían los dientes. Efectivamente, su consumo afecta directamente a esta parte de nuestro cuerpo, no solo oscureciendo el tono de las piezas dentales, sino también provocando la aparición de caries o incluso la posibilidad de perderlos si sus efectos llegan a ser demasiado graves y no acudimos a tiempo a un odontólogo.

Debilitamiento de nuestro sistema inmunológico:

El consumo diario y habitual de azúcar blanco interfiere en nuestros glóbulos blancos, lo cual da lugar a un debilitamiento del sistema inmunológico. Al sufrir esta debilidad, seremos más propensos a contraer resfriados y otras enfermedades más importantes, así como desarrollar diferentes tipos de infecciones.

Ladrón de nutrientes:

El consumo de azúcar blanco incide directamente sobre nuestro metabolismo. Uno de estos efectos es la necesidad que genera de nutrientes extras para su combustión, restándonos de esta manera elementos imprescindibles para nuestra vida, como Vitaminas, proteínas o minerales.

Sin embargo, no todos los tipos de azúcar son malos. En grandes superficies y supermercados podrás encontrar azúcar moreno, con un sabor algo más intenso y un color que va del dorado al marrón, sustituir el azúcar blanco por el azúcar moreno en nuestra cocina aportará nuevos beneficios a nuestras recetas y, por supuesto, a nuestra salud. El moreno suele tener un precio ligeramente superior al blanco, pero tu salud te agradecerá este pequeño esfuerzo extra.

En cualquier caso, recuerda que siempre que desees tomar azúcar es preferible consumir azúcar moreno en lugar de azúcar blanco, ya que el primero contiene melaza y no ha sufrido tantos procesos químicos como éste último hasta llegar a nosotros.

Propiedades del azúcar blancoValores por cada 100 gramos
Agua0.02 g
Energía387 kcal
Proteínas0 g
Lípidos0 g
Hidratos de carbono99.98 g
Fibra0. g
Azúcares99.80 g
Calcio1 mg
Hierro0.05 mg
Magnesio0 mg
Fósforo0 mg
Potasio2 mg
Sodio1 mg
Zinc0.01 mg
Cualquier tipo de vitaminas0 mg
Cafeina0 mg