Las mejores recetas de carne picada para que nunca te aburras


¿Tienes carne picada en casa y no sabes que hacer con ella? Existen multitud de recetas caseras de carne picada que pueden enamorar a toda tu casa. Pero es posible que tú tengas tus dos o tres recetas estrella y te apetezca cambiar. Pero tienes tan aseguradas tus recetas que no saber por dónde empezar para poder hacer algo nuevo. Y por eso has llegado a este post. Aquí podrás descubrir recetas de carne picada muy diferentes y todas riquísimas. Tienes tanto donde elegir que no podrás decidirte solo por una.

Descubre las mejores recetas de carne picada
La carne picada es muy versátil y existen multitud de recetas caseras que pueden enamorar a toda tu casa

Te gustará conocer: Las mejores recetas de espaguetis de calabacín

Las mejores recetas de carne picada

Antes de entrar en materia y contarte las distintas recetas que tenemos preparadas, vamos a hablar un poco de la carne picada. En los hipermercados puedes encontrar bandejas de carne picada, de distintos tipos de carne o incluso mezclada. En muchos casos tienen un precio muy interesante. ¿Pero sabes realmente qué es lo que llevan esas bandejas de carne picada?

Esas bandejas preparadas suelen estar formadas por recortes de carne de piezas mas grandes. Eso no es ningún problema. El problema viene cuando, para abaratar el producto (te afecte a ti en el precio final o no), le añaden cantidad de grasa y piel. Entonces ¿sabes realmente lo que vas a comer?

La mejor forma de conocer realmente de qué es realmente tu carne picada es comprando la carne que te guste y diciéndole al carnicero que te la pique en el momento. O, la opción que más me gusta a mí, picar la carne tú mismo en casa. Puedes adquirir una picadora , no suelen tener un precio elevado, y comprar realmente la carne que quieres y hacer las mezclas que te parezcan.

¿Es carne?
¿Sabes qué contienen realmente las bandejas de carne picada que compras en el supermercado? La mejor forma de saber qué carne estas comiendo es picarla tú mismo

Después de este consejo para que comas la mejor carne picada, vamos a darte las recetas para que la puedas disfrutar.

Receta de carne picada: pastel de carne con pasas

Aunque te pueda parecer una mezcla rara, el cerdo con pasas es una combinación de sabores magnífica. Además es una receta muy completa y saludable, rica en proteínas con verduras e hidratos.

¿Qué necesitamos para 4 personas?

  • 800 gramos de carne picada, en este caso usaremos cerdo
  • 1 cebolla
  • 3 patatas
  • 1 zanahoria de buen tamaño
  • 1 pimiento verde
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de uvas pasas
  • perejil natural
  • aceite de oliva virgen
  • sal
  • pimienta

¿Cómo lo preparamos?

Vamos a empezar preparando un puré de patatas que estará en la parte de arriba de nuestro pastel. Pela y trocea las patatas. Ponlas en un cazó con agua caliente y sal y cuece durante unos 15 minutos, cuando veas que están blandas pero sin pasarse. Escurre todo el agua y machaca las patatas con sal, pimienta y un poco de aceite. Un truco para que el puré quede más cremoso es añadir un chorrito de leche al machacar la patata, pero sin pasarte o quedará demasiado líquido. Cuando el puré esté listo, añade perejil picado y mueve para que quede bien integrado.

Vamos a continuar poniendo las uvas en remojo en un cuenco con agua, para que vuelvan a hidratarse. Pica en cuadraditos la zanahoria, la cebolla y el pimiento. Pon en una sartén con un chorrito de aceite y pocha la verdura hasta que la cebolla se quede transparente. Añade un poco de sal y las uvas escurridas. Ahora echa también la carne picada y saltea moviendo bien, para que la carne no quede en bolas. Cuando la carne esté hecha reserva para que baje la temperatura.

Por otro lado, coge un bol y bate bien los huevos con sal. Si el salteado con la carne está ya templado, añade los huevos y mezcla bien. Pon esta mezcla en una bandeja de horno y prensa en la medida de lo posible. También puedes usar bandejas individuales, para servir ahí directamente a tus comensales. Cubre la carne con el puré de patatas. Introduce en el horno, ya calentado a 200 grados, y cocina durante 15 minutos.

Pastel de carne picada
Este pastel de carne picada con pasas es una receta muy completa y saludable, rica en proteínas con verduras e hidratos.

Ya tienes listo un increíble y saludable pastel de carne. ¿Se te ocurre algo mejor para aprovechar la carne picada? Además puedes dejarlo hecho de un día para otro, así si llegas tarde del trabajo solo tendrás que calentar y comer.

Pimientos de piquillo rellenos de carne picada

Es posible que conozcas alguna receta de pimientos de piquillo rellenos, pero lo habitual es hacerlo de pescado. Con estos pimientos rellenos de carne picada y salsa hecha con los propios pimientos sorprenderás a todos ¡no dejarán ni las migas!

¿Qué necesitamos para 4 personas?

  • 24 pimientos del piquillo
  • 3 pimientos choriceros
  • 300 gramos de carne picada
  • 1 cebolleta
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 1 manzana
  • 200 mililitros de leche
  • 1/2 vaso de caldo
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Agua
  • 6 cucharadas de salsa de tomate
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo

¿Cómo lo preparamos?

Vamos a empezar nuestra receta poniendo los pimientos choriceros en agua. Cuando estén hidratados, quítales toda la carne y deja reservado.

Por otro lado, en una bandeja de horno pon un poco de aceite y coloca 16 de los pimientos del piquillo. Espolvorea un poco de sal y hornea durante 6 minutos, con el horno ya calentado a 200 grados. Una vez ha pasado ese tiempo, quita los pimientos de la bandeja y deja reservados. Deja el aceite en la placa.

A continuación, pica los ajos pequeñitos y la cebolleta en cuadraditos. Limpia y pica también pequeño el puerro, la zanahoria y la manzana. Pon todo en una sartén con aceite y pocha a fuego medio. El mejor truco para que esta receta de carne picada salga impresionante es la paciencia y el fuego lento.

Ahora nos vamos a ocupar de la carne. En un bol, pon toda la carne picada, añade sal, pimienta y tomillo y mezcla todo muy bien. Echa la carne aliñada a la sartén con la verdura pochada y cocina todo. Agrega también un poco de harina y cocina, para que al final no tenga sabor a harina cruda. Es el momento de echar la leche, corregir de sal y cocinar moviendo todo. Cuando la leche haya ligado bien con la harina, deja que se enfríe un poco y rellena los pimientos que habíamos tenido en el horno.

Vamos a preparar una salsa para nuestros pimientos rellenos. En un cazo vamos a poner el vino blanco, la salsa de tomate y el caldo, junto con un chorrito de aceite. Ahora pica los 8 pimientos del piquillo que habíamos dejado apartados y añade también al cazo. Pon en el fuego y deja reducir, añadiendo también la carne de los pimientos choriceros que habíamos preparado antes. Bate todo bien para obtener una salsa homogénea.

Pimientos rellenos
Prepara unos pimientos del piquillo diferentes ¡rellenos de carne picada!

Pon los pimientos rellenos en una bandeja de horno y dales un golpe de calor, para que tengan buena temperatura. Y ahora pon la salsa en el fondo de un plato. Encima de la salsa pon cuatro pimientos rellenos por comensal. Y para rematar pinta cada pimiento con el aceite de la bandeja de horno que habíamos dejado reservada desde el principio. Si quieres puedes decorar con un poco de perejil picado, además de vistosidad le dará un toque de sabor muy interesante. ¡A disfrutar!

Filete ruso con jamón y queso

El filete ruso es una preparación de carne picada, que se aplasta para que tome la apariencia de un filete. Podemos encontrar recetas de filete ruso frito o a la plancha. Se puede acompañar de diferentes salsas, en este caso lo vamos a servir con un fritillo. Podemos poner también una buena ensalada para acompañar. Interesante receta que le da una vuelta al filete ruso clásico.

¿Qué necesitamos para 6 personas?

  • 600 gramos de carne picada
  • 100 gramos de jamón serrano
  • 100 gramos de jamón cocido
  • 150 ramos de queso
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cebolletas
  • 4 tomates
  • 2 cebollas
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva
  • Harina
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta

¿Cómo lo preparamos?

Lo primero que vamos a hacer es preparar el fritillo. Para comenzar, picaremos las dos cebollas en juliana finita y lo pondremos en una cazuela con aceite hasta que quede pochado. Corta los tomates en dados y añádelos también. Si quieres que quede más suave pela los tomates antes de cortarlos. Salpimenta y cocina el tomate otros diez minutos.

Una vez tenemos listo el fritillo comenzaremos en el filete ruso. Pica 1 diente de ajo y dóralo en una sartén con una gota de aceite de oliva. Añade la cebolleta picada pequeña y cocina hasta que quede bien dorada. Por otro lado, pondremos la carne picada en un bol. Ahí agregaremos también perejil picado, jamón cocido, jamón serrano y queso. Todo cortado en dados. También le vamos a poner un huevo, sal y pimienta. Amasa hasta que quede todo bien integrado.

Ya tenemos lista la masa de los filetes rusos. Vamos a coger pequeñas porciones, haremos bolitas y lo aplastamos para que tenga forma de filete. Pasamos por harina y por el otro huevo batido, y freímos unos tres minutos por cada lado.

Receta similar a las hamburguesas
El filete ruso es una preparación de carne picada, que se aplasta para que tome la apariencia de un filete. En este caso lo vamos a acompañar de un fritillo de tomate.

Sirve los filetes con el fritillo. Puedes poner esta salsa al lado, como acompañamiento, o por encima para darle un toque extra. ¡Qué aproveche!

Albóndigas de carne picada con tomate

Si elaboramos un recetario de carne picada no podían faltar las albóndigas. Pocas cosas hay más clásicas que unas buenas albóndigas con tomate. Pero no es tan fácil hacerlas realmente buenas, si sigues con atención nuestras indicaciones te saldrán las mejores albóndigas del mundo.

¿Qué necesitamos para 4 personas?

  • 400 gramos de carne picada de ternera
  • 200 gramos de carne picada de cerdo
  • 100 gramos de miga de pan
  • 1 huevo
  • 1 kilo de tomates
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de leche
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil

¿Cómo lo preparamos?

Para empezar pondremos la miga de pan en un cuenco con la leche. Deja que repose para que quede bien empapado.

Después nos pondremos con la salsa de tomate. Para empezar pela y pica la cebolla y dos de los dientes de ajo. Pon todo en una cazuela con aceite y deja que se poche. Pica también los tomates en cuadraditos pequeños y echa también a la cazuela, junto con el azúcar. El azúcar en el tomate es un buen truco para contrarrestar la acidez. Deja que se cocine el tomate durante media hora. Después echa la salsa de soja, mezcla todo y bate con ayuda de una batidora.

Es el momento de ponernos con las albóndigas. Pica pequeño los dos dientes de ajo que quedan y mezcla en un bol con la carne de ternera y la de cerdo. Añade también un huevo, el perejil picado, la miga de pan escurrida y sal. Mezcla todo hasta que quede bien homogéneo.

Ahora toma pequeñas cantidades de la masa de carne picada y haz bolitas. Pasa las albóndigas por harina y fríe con abundante aceite caliente. Una vez fritas deja en una fuente con papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite.

Albóndigas de carne
Con carne picada puedes hacer una increíbles albóndigas con tomate. ¡Todos querrán saber tu truco!

Una vez estén todas las albóndigas escurridas añade a la cazuela donde tenemos hecha la salsa. La idea es que al freír las albóndigas en aceite muy caliente solo se doren, pero queden crudas por dentro. Ahora pondremos a fuego suave la cazuela con todo unos 10 minutos, para que las albóndigas se terminen de cocinar en la salsa. Así cogerán todo el sabor y quedarán mucho más ricas.

Apunta todos estos trucos y no creerás el resultado tan bueno. Aunque parezca que hacer albóndigas es algo muy sencillo, no es fácil hacerlas bien. Y ten claro que si tienes invitados y haces esta receta les va a encantar y querrán que les des la receta. Te dejarán los platos tan limpios que no necesitarás lavarlos.

Podrás acompañar está receta de carne picada con patatas fritas o con arroz cocido. Aunque si no quieres añadirle muchas calorías con verdura cocida o al horno también son un gran acompañamiento.

descubre: Recetas de verduras al horno