Receta de tarta de chocolate blanco ultra rápida


¿Te gusta el chocolate en todas sus variedades? Entonces quédate por aquí, porque hoy te traemos una receta a prueba de básculas, con la que te vamos a pedir que, simplemente, disfrutes tanto de la preparación como de la degustación, sin preocuparte por los kilos de más o ese botón del pantalón que comienza a amenazar con no abrochar. ¡Date un capricho y prueba esta tarta de chocolate blanco con galletas! Os encantará a toda la familia y, lo mejor de todo, podréis hacerla juntos. Es muy fácil y rápida de elaborar, por lo que hasta los más pequeños podrán echar una mano y sentirse orgullosos de su obra.

¿Quién sabe si con ella descubrirán al pequeño Arguiñano que llevan dentro?

Otros artículos relacionados: Tarta de chocolate casera

tartas de primavera
Entre las tartas de primavera, no puede faltar tampoco una bonita y deliciosa tarta de chocolate blanco

Receta de la tarta de chocolate blanco y galletas más rápida que existe

Hacer esta tarta de chocolate blanco y galletas es realmente fácil. Además, tampoco necesitarás muchos ingredientes, por lo que es ideal si quieres hacer un postre rápido, fácil, barato y delicioso (y calórico, no te lo vamos a negar, pero está tan bueno…).

Ingredientes:

  • Galletas María
  • 450 ml de leche
  • 250 gramos de chocolate blanco para fundir
  • 50 gramos de mantequilla
  • Canela
Si te gusta más el chocolate blanco que el negro, ésta es tu crema
La crema pastelera de chocolate blanco le da un toque diferente a los postres

Preparación:

Coge un cazo y, en él, pon a hervir la leche con un poco de canela molida al gusto. Espera a que esté caliente y, sin que rompa a hervir, añade el chocolate blanco. Remueve bien para que se mueve y baja el fuego mientras lo mueves.

Cuando veas que está perfectamente fundido e integrado, agrega la mantequilla y remueve de nuevo para que también quede homogénea con el resto de los ingredientes. Si ves que está demasiado espeso, es el momento de añadir un pelín de leche más. Ve poco a poco para no pasarte, en este caso, es mejor quedarse corto que pasarse. Aparta del fuego y que comience el montaje.

En una fuente, alterna galletas y chocolate, hasta construir todos los pisos que puedas. Normalmente se suele gastar un paquete de galletas, pero depende del volumen que tengas. Para que tus hijos te puedan ayudar, puedes hacerte con una lengua pastelera para que te ayuden con el montaje. Es muy fácil ir poniendo galletas y extendiendo la crema, por lo que seguro que estarán encantados de ayudar en la cocina… ¡y de comérselo después!

Chocolate blanco
El llamado chocolate blanco no reune las mismas propiedades beneficiosas que se le atribuye al chocolate negro

Como habrás imaginado, esta tarta es bastante calórica, por lo que te recomendamos que la guardes para ocasiones especiales como cumpleaños o visitas importantes. No tomes por costumbre tomar todos los días un postre tan copioso o una merienda tan calórica. Recuerda que una pieza de fruta o un zumo natural siempre será la mejor merienda.

Sigue leyendo: Aprende a hacer la mejor cobertura de chocolate