Receta de arroz con aceitunas a mi manera: ingredientes y pasos


Esta receta nació un día de prisas, en las que los ingredientes disponibles no ayudaban y el tiempo que teníamos por delante tampoco era el más indicado para poder preparar una buena receta, elaborada y con mimo. Por eso, esta receta de arroz con aceitunas a mi manera se llama así. Por está hecha a nuestra manera, a la tuya, a la mía, a la de todas esas personas que a veces tienen que improvisar en la cocina con poco tiempo e ingredientes dispares. Si alguna vez también te ha pasado a ti, si te has quedado sin imaginación y has tenido que sacar cualquier receta para salir del apuro, ¡toma nota que aquí te damos una nueva  idea!

Lo mejor de esta receta es que no solo te sacará de un apuro, si no que está deliciosa. Sorprendentemente deliciosa para ser un plato que se prepara casi a retales. ¿Te está llamando la atención esta receta de arroz con aceitunas a mi manera? ¡No es para menos! Cuando descubras lo fácil y rápido que es prepararla y lo rica que está seguro que te la apuntas para volver a acordarte de ella más adelante y hacerla más veces. ¡Toma nota!

Otros artículos de interés: Mira estas otras recetas con pasta

Ingredientes que necesitas para preparar la receta de arroz con aceitunas a mi manera para 2 personas

  • 2 vasos de arroz
  • 2 latas de atún
  • 300 ml de tomate frito en bote de cristal
  • 1 bote de aceitunas
  • Pimienta
  • Un poco de curry
  • Sal
  • Agua
  • Aceite de oliva

Cómo preparar la receta de arroz con aceitunas a mi manera

Esta receta estará lista en tan solo 20 minutos. Lo primero que tienes que hacer es poner a cocer el agua con sal y un chorrito de aceite de oliva para evitar que se pegue nada y para que el arroz coja una textura más similar a la de un risotto, sin necesidad de que tengas que preparar este tipo de arroz como tal.

Una vez que tengas la olla calentándose, espera hasta que rompa a hervir y mientras tanto, en una sartén, pon el atún, sin aceite ni escabeches ni nada. Mejor usa latas de atún natural, pero, si no tienes por casa, siempre puedes usar otra y vaciar el líquido en el fregadero.

leche de arroz

Añádele unas gotitas de aceite de oliva para que se marque y se dore bien y remuévelo con ganas. No dejes que se queme, en cuanto veas que ya ha cogido color añade todo el tomate frito y échale ahora la pimienta y el curry. El curry lo puedes añadir en mayor o menor medida según tus gustos, pero ya sabes que siempre lo mejor es ir probando para ver el sabor que coge y que, ante la duda, mejor quedarse corto que pasarte, porque siempre puedes añadir pero no quitar.

A estas alturas debería empezar ya a hervir el agua. Añade el arroz y controla el tiempo, según lo que te ponga el fabricante en el envase. Mantén el fuego a temperatura media – alta, pero sin llegar a los números superiores. Normalmente las vitrocerámicas van del 0 al 9 y aunque depende de cuánto caliente la tuya, lo normal suele ser mantenerlo al 7, lo justo para que continúe la ebullición, pero de una forma calmada.

Cuando ya tengas el arroz controlado, vuelve a la sartén. Mueve bien para que el curry y la pimienta lleguen a todo el tomate y asegúrate de que el atún está bien cubierto. Ahora, trocea las aceitunas en dos cada una y añádelas sin líquido también a la sartén. Si tienes aceitunas negras y verdes puedes combinar ambas, media lata de cada una, si no, te valdrá cualquiera de las dos. Decimos que es mejor combinar porque así, aunque detectes aceitunas, cada una tendrá un toque de sabor diferente.

Dale vueltas y deja que todo se integre bien, baja el fuego entre 4-5 y antes de que empiece a reducir, apártalo.

Una vez que el arroz ya esté listo también solo tienes que escurrirlo bien y quitarle toda el agua y volver a meterlo en la olla, ya vacía. Añade ahora la salsa resultante de la sartén y remueve todo para que quede una especie de pasta entre el arroz y el tomate con las aceitunas, el atún y el curry. Cuando decimos pasta nos referimos a que todo esté compacto, ya que el arroz que mejor queda en este tipo de platos es, como ya te hemos contado, el que es un poco tipo risotto, sin llegar a eso.

Sirve en cada plato, añadiendo un poco de queso parmesano en cada presentación. ¡Y listo! Ya tendrás preparado tu arroz con aceitunas a mi manera.

Lo mejor de esta receta es que es nutritiva, fácil de hacer, rápida y muy barata. Eso sí, mejor tomártelo recién sacado del fuego que es cuando está más rica, esta es una de esas recetas que es mejor tomar recién hecha y que no recomendamos que dejes de un día para otro.

Propiedades del arroz

La magia de cocinar con arroz

Lo bueno de esta receta es que te demuestra que el arroz, al igual que le pasa a la pasta, admite cualquier tipo de ingredientes. Da igual curry que aceitunas o atún, incluso todo junto puede estar bueno, pero lo cierto es que casi cualquier ingrediente que tengas en casa lo puedes aprovechar para preparar un plato deliciosa, rápido, nutritivo y, si quieres, bajo en calorías, eso ya depende de ti y de lo que elijas.

La magia de cocinar con arroz es que cualquier puede hacerlo, incluso si no se te da especialmente bien la cocina, te saldrá una receta digna de un buen restaurante. Eso sí, otra cosa diferente es hacer un plato más elaborado y que tiene más “truquillos”, como puede ser una paella o un risotto. Estos platos sí tienen algo más de técnica, por lo que, si no se te da bien y quieres algo sobre todo rápido y sencillo, la clave está en un arroz tipo SOS, cocido de la forma tradicional y poniendo el foco en los ingredientes que le añades.

Y como no, en estos tiempos tan complicados para todos a nivel económico, no podíamos dejar de mencionar que el arroz es un ingrediente barato, que cunde mucho y que te permite cocinar platos para muchas personas en tiempo record y por un precio asequible.

Y si te gusta esta receta de arroz con aceitunas a mi manera, te invitamos a que pruebes a hacer tus propias creaciones partiendo de los pasos que te hemos indicado. Como ves, el proceso será siempre el mismo, con la diferencia de que irás cambiando los ingredientes que tú desees (o con lo que tengas disponible). Seguro que, probando probando, terminas dando con una receta de esas que son dignas de apuntar y que te gustará repetir en alguna ocasión, como nos ocurrió a nosotros cuando, aquel día en el que no teníamos tiempo ni apenas ingredientes, descubrimos lo rico que puede estar el arroz con aceitunas, tomate, un poco de curry y bastante atún. ¿Te apuntas a prepararla?

Sigue leyendo: Más recetas que puedes fáciles y sanas