Receta de costillas con miel y mostaza, fácil de hacer


¿Quién dijo que hay que comer fuera de casa para comer delicioso? Con unas pocas recetas bien escogidas, podemos elaborar platos realmente sabrosos también en casa. Solo necesitas ponerte manos a la obra, probar diferentes menús y apuntar (¡y guardar!) los que sean tus preferidos. Hablando de esto, hoy te traemos la receta de costillas con miel y mostaza, un plato que estamos seguros que va a pasar directamente a tu lista de preferidos.

Ideal para una cena especial, un domingo con la familia o para recompensar a tus niños por las buenas notas en el cole. ¿Tienes algo que celebrar? Prueba esta receta. ¿No tienes nada que celebrar? ¡Prueba esta receta también!

Otros artículos de interés: Más recetas donde la miel es la protagonista

Receta de las costillas con miel y mostaza

Muslitos de pollo al horno
La miel y la mostaza se convierten en una mezcla agridulce deliciosa

Este es uno de los platos preferidos por la mayoría de nosotros en los restaurantes americanos. Se trata de una pieza de carne muy jugosa que, aderezada con esta salsa de miel y mostaza, enriquece nuestro paladar sin llegar a ser pesada.

Si quieres hacerlas en casa, te gustará saber que es fácil y relativamente rápido. Toma nota: te dejamos a continuación los ingredientes que vas a necesitar y los pasos necesarios para preparar tu receta de costillas con miel y mostaza.

Ingredientes:

  • 1 paquete de costillas de cerdo
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 125 ml de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

costilla con miel y mostaza
Las costillas con miel y mostaza son una de las recetas estrella de los restaurantes americanos

El “montaje” de esta receta es bastante rápido, por lo que puedes comenzar ya a precalentar el horno. 12-15 minutos a 180 ºC será suficiente. Mientras se calienta nuestro horno, nosotros nos metemos en faena.

Coge las costillas, échales sal y pimienta y resérvalas. Ahora, en un bol, mezcla el aceite, la mostaza, la salsa de soja y la miel. Remueve bien, unas varillas te ayudarán a que la mezcla quede bien integrada y homogénea.

¿Listo? Volvemos con las costillas. Coge una fuente para horno, úntala con un poco de aceite de oliva para que quede engrasada (no te pases) y ve colocando las costillas una por una, mientras que las “pintas” con un pincel y la salsa que hemos creado antes. Recuerda darle por todos lados, tanto por la parte del hueso como por arriba y abajo.

Una vez que tengas la fuente montada con tus costillas, métela al horno, 180 ºC 30 minutos. Transcurrido este tiempo, dales la vuelta, mira si necesitas una capita más de salsa y vuelve a meterlas el mismo tiempo y a la misma temperatura en el horno.

Nos queda la última pasada para que se impregne todo bien. Vuelve a retirarlo pasado este tiempo, vuelve a pintar si ves que hace falta y ponlo por último otros 15 minutos a 200 ºC. Ahora es cuando verás que se ponen más doraditas.

costillas con miel y mostaza
¿Te gusta el resultado de las costillas con miel y mostaza?

Como ves, en total habrás tardado en torno a una hora y media de preparación, pero realmente casi todo el tiempo es horno y solo necesitarás invertir cinco minutitos cada media hora para que la receta salga perfecta.

Eso sí, vigila los tiempos de horno, ya que en muchas ocasiones, depende del grosor de la costilla y es posible que necesites un poco más o un poco menos.

¡Cuéntanos si te decides a prepararlas!

Sigue leyendo: Más recetas con mostaza