Receta con cerveza, porque también se disfruta a mordiscos


El mundo que hay alrededor de una cerveza es enorme, con múltiples variedades y distintas formas de tomarla. Y es que el tomar una cerveza es la escusa perfecta para organizar una reunión o salida inesperada. Pero ¿por qué sólo beberla? Podemos aprovechar su particular sabor para darle la vuelta a algunas recetas y que parezcan totalmente diferentes, creando una receta con cerveza que sorprenderá la mesa y a ti mismo con una cantidad de matices en cada bocado que no imaginabas.

Seguro que te interesa saber: Beneficios de la cerveza

A continuación te ofrecemos cuatro platos direfentes en los que la cerveza pasa a ser un ingrediente importante. Si eres un amante de esta bebida te encantará experimentar con ella, pero si no es de tus preferidas o te parece demasiado amarga también puedes probar alguna de estas recetas con cerveza, ya que al cocinarse pierde el alcohol y parte de su sabor amargo, dejando sin embargo un tono de originalidad en tus platos que te encantará.

Receta con cerveza: Pollo en tempura con frijoles

¿Qué necesitamos para cuatro personas?

  • 300 gramos de alubias negras o frijoles
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramas de tomillo
  • 300 gramos de contramuslos deshuesados de pollo
  • 200 ml de cerveza
  • 50 gramos de harina de tempura
  • 75 ml de agua
  • 100 ml de tomate frito
  • 1 unidad de cayena
  • Pimienta negra en grano
  • Aceite
  • Sal
  • Agua fría
  • 4 ramas de cilantro
  • Brochetas

¿Cómo lo preparamos?

Para la primera receta con cerveza debemos ser previsores, ya que empezaremos a prepararla la noche anterior poniendo en remojo los frijoles. Si se te olvidara o no tuvieras en casa, siempre puedes sustituirlos por frijoles que venden ya cocidos o por una buena ensalada. Por la mañana los escurrimos, pondremos agua fresca y ponemos a cocer al fuego, junto con la cebolla pelada, la zanahoria limpia, el ajo y el tomillo. Cuando comience a hervir, bajamos la intensidad del fuego y dejamos cocer, aproximadamente hora y media. Una vez cocidos escurrimos y trituramos.

Mientras cuecen las alubias negras prepararemos el pollo. Lo cortaremos en dados y ponemos a macerar con la cerveza, junto la sal y los granos de pimienta.

Continuamos poniendo un chorreón de aceite de oliva en una olla y freímos la cayena durante un minuto, con cuidado de que no se queme, y añadimos el puré de frijoles junto al tomate frito. Lo sofreímos a fuego lento unos quince minutos moviendo cada poco tiempo. Dejamos reservado.

Mezclamos dos partes de harina de tempura por tres partes de agua muy fría, esto es imprescindible para que la tempura salga perfecta. Remueve bien para que espese.

Escurrimos el pollo del macerado de cerveza, pinchamos con las brochetas y pasamos por la tempura. Nos ayudamos del palo de la brocheta para no mancharnos y que quede bien impregnado de la masa de tempura. Acto seguido freír en abundante aceite caliente y poner sobre servilletas o papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Servir un par de brochetas junto con la pasta de frijoles.

Receta de cerveza y pollo
Si estás cansado de hacer el pollo de la misma forma siempre aquí tienes una receta con cerveza con la que conseguirás un plato de lo más original

Receta de cerveza: Tarta de cerveza negra

¿Qué necesitamos?

  • 250 ml de cerveza negra
  • 250 gr de mantequilla
  • 250 gr de harina
  • 75 gr de cacao
  • 400 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 16 gr de levadura química
  • 140 ml de nata de montar
  • 2 huevos
  • Sal

Para la cobertura:

  • 150 gr de queso cremoso
  • 75 gr de azúcar glas
  • 180 gr de nata de montar

¿Cómo lo preparamos?

El primer paso de nuestra receta con cerveza de postre que te ofrecemos es poner en un cazo a calentar la cerveza junto a la mantequilla hasta que se derrita por completo y quede bien ligado.

Por otro lado tomaremos un bol donde vamos a tamizar el cacao, la harina, la levadura y una pizca de sal. Mezclamos bien estos ingredientes secos para que quede todo integrado.

En un bol diferente vertimos la nata y cascamos los dos huevos, batimos bien y agregamos la mezcla de cerveza y mantequilla. Continuamos incorporando poco a poco los ingredientes secos que teníamos reservados en el primer bol y removemos hasta que obtengamos una masa uniforme.

Tomaremos un molde alto donde vamos a verter la mezcla y metemos en el horno, previamente calentado a 180 grados, durante 50 minutos. Pasado ese tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar.

Mientras enfría la base de la tarta procedemos a preparar la cobertura. Tomaremos dos bol, en uno mezclaremos bien el queso cremoso y el azúcar glass hasta que queden completamente ligados. En el otro bol batimos la nata hasta que quede montada, e incorporaremos la mezcla del primer bol, mezclando con una espátula con movimientos envolventes para evitar que se baje la nata.

Desmoldamos la base y cuando esté totalmente fría decoramos con la cobertura.

Receta con cerveza: tarta
Esta receta con cerveza te sorprenderá, no sabe nada a cerveza, lo que predomina es el sabor a cacao intenso

Receta con cerveza: Pan de cerveza y romero

¿Qué necesitamos?

  • 1 kg de harina
  • 250 ml de agua
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 40 gr de levadura fresca
  • 40 gr de mantequilla
  • 60 ml de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de romero seco
  • 1 cabeza de ajo
  • 250 ml de cerveza rubia
  • 1 cucharada colmada de sal

¿Cómo lo preparamos?

Ya hemos preparado un plato principal y un postre ¿por qué no continuar con una receta con cerveza en la que elaboremos pan?

Empezaremos envolviendo la cabeza de ajo en papel de aluminio junto con un chorreoncito de aceite de oliva y un pellizco de sal. La cocinaremos de esta forma en el horno previamente calentado a 180 grados unos treinta minutos. Pasado ese tiempo dejamos reservado.

El siguiente paso es desmigar la levadura en la mitad del agua caliente (sin llegar a hervir), agregamos el azúcar, mezclamos bien para que se disuelva todo y dejamos reposar diez minutos.

En un bol ponemos la harina tamizada junto con la sal y la mezcla de la levadura que ya está reposada. Agregamos también el aceite, la mantequilla a temperatura ambiente, el romero seco y el ajo asado (que ya sí habremos pelado). Incorporamos también la cerveza y el resto del agua tibia. Amasa bien durante diez minutos para que quede todo mezclado en su totalidad. Cubre el bol con un trapo limpio y deja reposar una hora en la encimera de la cocina, de este modo la levadura podrá actuar fermentando la masa y haciendo que crezca.

Transcurrida la hora volvemos a amasar y damos a nuestro pan la forma que queramos. Las más adecuadas pueden ser como hogaza, sólo dejándolo en forma de bola semi aplastada; o podemos hacerlo más original poniéndolo en forma de espiral. Dejaremos nuestra masa sobre papel vegetal en una bandeja de horno y dejamos reposar ya con la forma definitiva una hora más. Después lo metemos tal cual está en el horno a 200 grados durante treinta y cinco minutos.

Recetas con cerveza, pan de romero
Cada vez más gente crea en casa su propio pan, anímate tú también y crea un pan diferente con esta receta con cerveza

Receta con cerveza: Gambas a la gabardina

¿Qué necesitamos para 4 personas?

  • 40 gambas
  • 3 huevos
  • 250 gramos de harina
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 1 botellín de cerveza
  • Sal

¿Cómo lo preparamos?

Comenzaremos la última receta con cerveza separando con cuidado las yemas de las claras. Por un lado batiremos las claras e iremos añadiendo poco a poco, sin dejar de batir, la levadura, la cúrcuma, la sal, la cerveza y la harina. Por otro lado batimos las claras a punto de nieve e incorporamos a la mezcla de las yemas, mezclando con ayuda de una espátula con movimientos envolventes para evitar que las claras se bajen en la medida de lo posible.

Dejando la masa reservada, pelaremos las gambas dejándoles la cola. Pasamos cada una por la mezcla que tenemos reservada, sin cubrir la cola, y acto seguido ponemos en una sartén donde tendremos ya aceite bien caliente hasta que queden doradas. Dejaremos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y tendremos listo este rico aperitivo.

Receta con cerveza: gambas gabardina
Esta receta con cerveza es la mejor forma de preparar unas gambas a la gabardina, un sabroso aperitivo que gustará a todos

Quizás te interese nuestro artículo: La cerveza engorda… ¿mito o realidad?