Receta para un bizcocho de chocolate esponjoso y fácil de hacer


¿Te gusta el chocolate? ¿Te confiesas públicamente un/a chocolateadicto/a sin miedo? Bienvenido/a al club. El chocolate es uno de los mejores vicios confesables que podemos tener y, siempre que no abusemos de él, nos aportará beneficios más allá de las calorías con las que siempre lo relacionamos. Eso sí, es importante que no abusemos de él en cantidad y que siempre lo busquemos lo más natural posible. Te ponemos un ejemplo: si te gustan los postres hechos a base de chocolate, intenta hacerlos tú en casa. Normalmente hay muchas recetas de repostería fáciles y baratas de hacer. Si quieres un ejemplo, sigue leyendo este artículo: hoy te contamos la receta del bizcocho de chocolate esponjoso, elaborado con ingredientes caseros y sin ningún tipo de conservantes ni colorantes.

Ponte a los fogones y redescubre el encanto de cocinar… y de comer 😉

Otros artículos relacionados: Los beneficios de comer chocolate

Receta del bizcocho de chocolate esponjoso

Chocolate con zinc
El chocolate, en cualquiera de sus variedades, es uno de los alimentos que más nos gustan a la mayoría de nosotros.

Ingredientes:

  • 100 gramos de chocolate negro
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de mantequilla (sin sal)
  • 100 gramos de harina
  • 3 huevos L
  • Media cucharadita de levadura

Preparación:

¿Preparados para hacer una receta riquísima del bizcocho de chocolate esponjoso? Como ves, todo son ingredientes naturales. ¿Engordan? Sí. No podemos abusar de ella, pero siempre será mejor este tipo de recetas que comprar el bizcocho ya hecho en cualquier hipermercado.

bizcocho de yogur y chocolate
El bizcocho de chocolate esponjoso es una receta fácil de hacer, barata y rápida.

Comenzamos como suele ser habitual precalentando el horno 15 minutos a 180ºC. Mientras tanto, nosotros vamos a ir preparando la masa. En un cazo, pon el chocolate a fuego lento, espera a que comience a derretirse y añade los 100 gramos de mantequilla. Durante este proceso tienes que estar todo el rato encima, removiendo bien para evitar que se pegue o que se formen grumos. Necesitaremos una mezcla bien homogénea.

Ahora, reservamos un momento y batimos los huevos con el azúcar hasta que quede una mezcla espumosa. Añadimos la mezcla anterior removiendo bien para que también se integre y volvemos a reservar.

En otro cuenco, tamizamos harina levadura y las vertemos (poco a poco) sobre la mezcla anterior) removiendo bien continuamente. Es importante que le pongas empeño a este paso, ya que si no se formarán grumos de harina muy difíciles de disolver después.

¡Ya lo tenemos casi listo! Vierte la mezcla resultando sobre un molde apto para horno (mejor si es desmoldable para que te cueste menos sacarlo después) y hornéalo 35 minutos a 180ºC.

bizcocho de yogur y chocolate
Opta por moldes divertidos para que tu bizcocho adquiera formas diferentes

Cuando transcurra este tiempo, abre el horno y haz la prueba del palillo. Ya sabes, el viejo truco de pinchar la masa con un palillo de dientes y comprobar si por dentro esté hecho. Si sale seco, tu masa ya está; si sale mojado o húmedo, necesita un poco más de horno porque aún no está bien hecho por dentro.

Déjalo enfriar antes de desmoldar y sírvelo frío. Puedes utilizar frutas para decorarlo, azúcar glas o incluso una bola de helado de limón. Los cítricos y el chocolate combina genial.

¿Te ha gustado nuestra receta del bizcocho de chocolate esponjoso?

Sigue leyendo: Más recetas con chocolate que no te puedes perder


Advertisements