Prueba casera de embarazo: la prueba del aceite


¿Tienes dudas acerca de si estás o no embarazada y quieres saber de dudas sin pasar el médico o la farmacia? Evidentemente, solo estos dos métodos serán totalmente fiables (especialmente el primero, ya que en el caso de los test de farmacia también existen lo que se conoce como “falsos positivos”), pero también hay una seria de pruebas de embarazo caseras que te van a ayudar a despejar algunas dudas desde casa, con ingredientes que seguro tienes por la alacena. En nuestro blog ya hemos repasado algunos de ellos, pero hoy te hablamos de la prueba del aceite, una forma realmente fácil y bastante efectiva para salir de dudas.

Te explicamos en qué consiste a continuación.

Otros artículos de interés: Más pruebas caseras para saber si estás embarazada

Un embarazo deseado es una magnífica noticia para una pareja, pero debes tener una actitud muy responsable y cuidar a tu hijo desde sus primeras etapas

Así puedes hacer la prueba del aceite para saber si estás embarazada

Como decimos, esta prueba es una de las más sencillas y rápidas, no necesitas ingredientes raros o poco habituales y la puedes hacer tú misma, sin ayuda de nadie. Como te hemos comentado antes, nada será más efectivo que una prueba de orina o de sangre, pero la prueba del aceite lo cierto es que es una de las más antiguas y populares por su buen índice de acierto. Para muchas personas, especialmente para nuestras abuelas, es considerada como un test de embarazo casero muy fiable. Evidentemente, no hay evidencia empírica que la avale, pero se habla (siempre de forma popular) de una fiabilidad en torno a un 80%. Es para probarlo, ¿no? No pierdes nada.

El test de embarazo se basa en la determinación de la hormona hCG en la orina o la sangre
El test de embarazo te dará una respuesta muy confiable si es positivo, si es negativo te lo repites una semana después

¿Cómo hacer la prueba del aceite?

Solo necesitarás dos vasos de cristalaceite de oliva y tu orina. Recuerda que en el caso de las pruebas de orina, siempre debes realizarlas por la mañana para que nos garantice una mayor efectividad. Por la tarde, agentes externos puedes alterar los resultados.

Orina dentro del vaso y déjalo enfriar, con una hora debes tener suficiente. Ahora, añade 2 gotas de aceite al otro vaso (utiliza para ello un gotero o algo similar) y vierte un poco de orina. Muy poco, ten cuidado con el pulso ya que no debe llegar a tomar el aceite.

Déjalo reposar de nuevo. Si ambos se han unido, estás embarazada. Pero si no han llegado a tocarse, no lo estás.

Como ves, es un método fácil y sencillo, aunque debes tener algo de pulso para evitar que caiga más líquido de la cuenta.

Un bebé saludable en buena medida depende de tus hábitos y estilo de vida
El control del embarazo es básico para detectar a tiempo los posibles factores de riesgo para tu embarazo

 

¿Son fiables estos métodos de embarazo caseros?

Como es lógico, lo más fiable siempre será una prueba médica, ya sea mediante un análisis de sangre o de orina. Pero estos métodos caseros nos ayudan a hacernos una idea si no podemos esperar hasta que la cita con el doctor.

Otros artículos de interés: ¿Qué me espera en mi primera visita al doctor tras quedarme embarazada?


Advertisements