Problemas de deglución, causas y cómo prevenirlos


Los problemas de deglución se llama disfagia y puede ser causado por varias razones. Lo pueden sufrir tanto niños como adultos. Aunque la mayor frecuencia se da en adultos mayores que posean otra enfermedad que lo provoca, tal como esclerosis múltiple, parkinson u otras afecciones.

Se dice que una persona tiene problemas de deglución cuando le cuesta tragar y que los alimentos sólidos o líquidos lleguen al estómago. Las personas con esta afección pueden tener dificultad para tragar, dolor o náuseas que evitan que los alimentos lleguen al estómago para digerirse con normalidad.

Síntomas de problemas de deglución

Entre los síntomas más comunes que presentan las personas que sufren de disfagia son los siguientes:

  • Gran dificultad para tragar por dolor en la garganta o esófago o por presencia de arcadas.
  • Tener la impresión de que el alimento queda atrapado en la parte posterior de la garganta, pecho o esternón.
  • Babeo o problema para tragar la saliva.
  • Cambios en la voz después de tragar.
  • Regurgitación de alimentos, lo que generalmente provoca acidez estomacal.
Problemas de deglución

Ante cualquiera de estos síntomas se debe concurrir al médico para determinar la causa real de este trastorno. Porque, aunque tragar parezca una acción muy simple, es un proceso complicado.

Causas de problemas de deglución

La causa más frecuente por la que se tenga este tipo de trastorno es comer de manera apresurada, sin masticar bien. Esto sucede generalmente en los niños.

El problema de deglución se puede deber a un problema al tragar, es decir, al pasar el alimento por la garganta o el esófago. De acuerdo a estas grandes categorías podemos ver las causas asociadas.

Disfagia orofaríngea

Cuando el inconveniente está en pasar el alimento por la garganta, se puede tratar de un debilitamiento de los músculos de esa zona. También puede ocurrir que sientas arcadas o que te ahogues. Esto sucede generalmente cuando se bebe líquidos e incluso el líquido puede pasar a la nariz.

Las causas asociadas a esta patología son las siguientes:

Trastornos neurológicos

Existen algunos tipos de trastornos neurológicos que pueden provocar estos problemas al tragar. Entre dichos trastornos se encuentra la enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple o distrofia muscular.

El problema para tragar también se puede deber a un daño neurológico repentino, tal como el que causa un accidente cardiovascular, lesión en la médula espinal o en el cerebro.

Divertículo faringoesofágico

Cuando existe un divertículo arriba del esófago y debajo de la garganta puede acumular restos de comida allí, provocando tos, dificultad para tragar, mal aliento.

Cáncer

Algunos tipos de cáncer y el mismo tratamiento como la quimioterapia pueden afectar a la función de tragar.

Aquí tienes más información: Cáncer de garganta

Disfagia esofágica

Otro tipo de problema de deglución ocurre cuando la persona tiene la impresión de que el alimento se le queda atascado en la garganta, esófago, pecho o esternón. Las causas más comunes de esta afección son las siguientes:

Acalasia

Así se denomina a una afección que provoca que el músculo que se encuentra en la parte inferior del esófago no se relaje lo suficiente en el momento de tragar alimentos, provocando la sensación de que el alimento queda pegado allí.

Otra razón puede ser un debilitamiento de las paredes del esófago, esta debilidad suele crecer con los años.

Problemas de deglución

Espasmo difuso

Se llama así a la afección que produce espasmos descoordinados con mucha presión en el esófago, evitando que el alimento pase normalmente hasta el estómago. Estos espasmos pueden ser producidos por reflujo gastroesófágico.

Estenosis esofágica

Se denomina estenosis a un estrechamiento, en este caso del esófago. Esta disminución del diámetro por donde debe pasar el alimento puede deberse a tumores o tejido cicatrizado debido a un reflujo gastroesofágico.

Cuando el estrechamiento ocurre en la parte inferior del esófago se denomina anillo esofágico y también produce este problema.

Tumor esofágico

Cuando en el esófago se encuentra un tumor, se tiene la sensación de que el alimento quedó atrapado allí y dicha sensación aumenta de acuerdo va creciendo el tumor.

Cuerpos extraños

Algunos niños o personas muy adultas pueden ingerir un cuerpo extraño y no darse cuenta de ello.

Esofagitis eosinofílica

Se llama así cuando ocurre una gran población de células que reciben el nombre de eosinófilos y se instalan en el esófago que suelen tener un origen alérgico alimentario.

Factores de riesgo

Existen algunos factores que ponen en riesgo a una persona para tener problemas de deglución. Principalmente son dos razones. La edad es una de ellas, puesto que al envejecer el esófago puede estar más débil. La segunda razón principal es que la disfagia esté asociada a una patología neurológica.

Complicaciones

Al tener problemas para tragar la persona no come lo suficiente, entonces puede haber complicaciones de bajo peso, deshidratación y desnutrición. Otra complicación que puede ofrecer la disfagia es la neumonía a causa de la aspiración.

Esto sucede cuando el alimento sólido o líquido entra en las vías respiratorias, produciendo el ingreso de bacterias a través de los alimentos. Cuando el bocado queda retenido se puede producir un atragantamiento, obstruyendo completamente la vía respiratoria. En este caso se le debe practicar la maniobra de Heimlich para salvarle la vida.

Problemas de deglución

Cuándo realizar una consulta con el médico

Cuándo este problema está provocando que la persona adelgace, tenga regurgitación o vómitos es necesario solicitar una consulta con un profesional de la salud. En caso de que algo obstruya la respiración la consulta debe ser urgente.

En el caso de que sientas que el alimento quedó atascado en la garganta, pecho o esternón, tienes que realizar una consulta médica con urgencia. Si el problema de deglución te sucede bastante seguido, tienes que realizar una consulta con un profesional para descartar cualquier otra patología que puede ser grave.

Cómo prevenir los problemas de deglución

Los problemas de deglución que están asociados con una patología no se pueden prevenir. Sin embargo, se puede reducir el riesgo de padecerlo con frecuencia tratando de comer despacio y masticando bien el alimento antes de tragarlo.

El tamaño de las porciones de alimentos que se lleva la boca es fundamental. Los tamaños pequeños permitirán que la persona mastique bien su alimento y lo trague con tranquilidad. Asegurándose de que el próximo bocado será al tragar el anterior.

Es muy importante que la persona esté relajada y concentrada en comer. Además de mantener una postura adecuada en el momento de comer. Lo mejor es flexionar la cabeza ligeramente hacia adelante en el momento de tragar. Incluso puedes acercar barbilla al pecho.

El reflujo gastroesofágico tiene mucha relación con los problemas de deglución. Al descubrir a tiempo esta afección se puede realizar un tratamiento efectivo. Reduciendo ampliamente el riesgo de contraer disfagia por estenosis esofágica.

Conoce los: problemas digestivos más comunes en los adultos y cómo prevenirlos.

La posición ideal luego de comer es mantenerse sentado y con la espalda derecha, durante al menos 30 minutos. Otro detalle es que se debe prestar atención al ritmo de respiración y no respirar mientras se traga.

Por lo tanto, no se puede reír, llorar o hablar mientras se traga. Siguiendo estos consejos podremos prevenir algunos problemas de deglución.