¿Trabajas frente al ordenador? Es momento de prevenir el ojo seco


La mayoría de las personas que trabajan en oficinas sufren de muchas molestias en los ojos y no saben reconocerlas. El síndrome del ojo seco es uno de los más comunes, y es causado por usar muchas horas seguidas la computadora. O simplemente al forzar la vista con la lectura.

ojo seco
El síndrome del ojo seco es causado por usar muchas horas seguidas la computadora.

Qué es el síndrome del ojo seco y cómo se produce

Este síndrome se presenta por lo general cuando hay escasez crónica de lubricación y humectación en la parte principal del ojo. Ocasionando consecuencias como irritación ocular leve pero consecutiva. En casos más extremos esta condición causa inflamaciones notorias e incluso cicatrices en la superficie del ojo afectado.

La mayoría de las personas conocemos esta enfermedad como el síndrome del ojo seco, pero los profesionales emplean otros nombres para diferenciar algunas condiciones. Los nombres alternativos que utilizan para la descripción son:

  • Queratitis sicca: se usa para describir la condición de sequedad e inflamación en la córnea específicamente.
  • Queratoconjuntivitis sicca: término que se refiere al ojo seco que afecta tanto la córnea como el área de la conjuntiva.
  • Síndrome de lágrima disfuncional: encargado de enfatizar la condición inadecuada de lágrimas en el ojo.

Razones más comunes de este síndrome

La cantidad  adecuada y uniforme de lágrimas en la parte superficial del ojo es necesaria para mantener su salud. Estas ofrecen una buena visión y comodidad en el ojo para las personas. Asimismo, se encargan  de mantener el ojo libre de polvo y suciedad que podrían dañar la córnea.

Las condiciones normales de ojo y el lagrimal constan de tres componentes:

  1. Lípido, componente oleoso.
  2. Acuoso, componente acuoso.
  3. Mucina, componente similar a la mucosa.

Cada uno de estos tres componentes cumple con una función específica y fundamental para el ojo. Los lípidos se encargan de evitar que la película lagrimal pierda muy rápido su humedad. En cuanto a la mucina, esta se encarga de expandir las lágrimas a través de todo el ojo.

Estos componentes son producidos por diferentes glándulas cercanas:

  • Componente oleoso: se produce gracias a la glándula de Meibomio que se encuentra en los párpados.
  • El acuoso se crea a través de las  glándulas lagrimales situados detrás de los párpados superiores.
  • El componente mucina es reproducido por las células caliciformes que forman parte de la conjuntiva del ojo.

Cuando uno de estos sufre una interferencia en sus funciones, se provoca la inestabilidad de la lágrima. Dando paso así a los síntomas de ojos secos y dependiendo de cuál se vea afectado existirá una categoría diferente para el síndrome.

Cuando el problema es causado por una interferencia en la glándula Meibomio, no se produce suficiente lubricación. Por lo que la película lagrimal evapora rápidamente provocando la condición de “ojo seco evaporativo”.

Otro factor que incurre es la deficiencia de las glándulas lagrimales. Estas dejan de producir suficiente líquido para mantener el ojo húmedo. Dando origen a la condición denominada “ojo seco de la deficiencia acuosa”.

Lee también: ¿Cómo afecta el ordenador a tus ojos?

Ejercicios preventivos para evitar el ojo seco

Descansar de la computadora

El trabajar frente al ordenador por tiempos prolongados incurre en serias dificultades para tus ojos. Descansa de la pantalla por lo menos un minuto durante cada hora.

Humecta tus ojos con gotas

Las lágrimas artificiales o gotas oftálmicas ayudan a mantener la hidratación de los ojos. Usa gotas sin conservantes y cada dos horas para evitar las molestias.

Realiza masajes y ejercicios

Para aliviar los síntomas de sequedad los métodos más efectivos y rápidos son masajes y ejercicios. Detente un momento de realizar tu trabajo y frota tus manos para obtener calor. Apoya tus codos en una superficie estable y coloca las palmas sobre los ojos.

ojo seco e irritado
Este síndrome se presenta por lo general cuando hay escasez crónica de lubricación y humectación.

Respira profundamente varias veces y luego mueve las manos suavemente pero aplicando presión sobre los ojos. Mantente así varios segundos y luego retira las manos.

Otro ejercicio que puedes realizar es usando los pulgares. Con ellos debes masajear suavemente la frente, partiendo de entre las cejas hacia el lado de las sienes. Debes asegurarte de ejercer presión leve repetidamente en los mismos puntos. Una vez que hayas finalizado el proceso abre los ojos y respira profundamente varias veces para relajarte.

Tratamientos oftalmológicos contra el ojo seco

Como mencionamos anteriormente, el tratamiento para el ojo seco dependerá del componente dañado que lo esté causando. Muchos de los tratamientos  envuelven el trato a la fuente subyacente del ojo. Por lo tanto, si el síndrome se debe a otra afección, tu oftalmólogo  deberá tratar esa enfermedad.

Ahora, si el ojo seco es causado por la ingesta de algún medicamento, el médico puede sustituirlo por otro que no cause este efecto. O bien, si la causa es por el uso de algún lente de contacto el oftalmólogo debe recetar una nueva fórmula o cambiar los lentes. Por lo general cuando hay síntomas de ojo secos los médicos sugieren eliminar el uso de lentes de contacto.

Otros tratamientos aplicables para este síndrome son:

Medicamentos

La ciclosporina es una medicina que funciona contra la inflamación. Es el único que se receta para tratar el ojo seco, debido a que solo este se encuentra disponible. Se encarga de minimizar los daños que recibe la córnea y ayuda en la producción de las lágrimas. Por lo general este tratamiento dura unos seis meses para mostrar su efectividad.

Cirugía de cauterio puntual

Esta operación es muy simple y se aplica en casos severos de ojo seco. Se encarga de cerrar permanentemente los orificios de drenaje para poder mantener las lágrimas en el ojo.

Dieta

Para muchos pacientes con ojo secos se les recomienda un dieta saludable y alta en ácidos grasos y omega-3. Este régimen alimenticio incluye atún y en su defecto suplementos nutricionales o vitaminas.

Síndrome del ojo seco
Quienes trabajan frente a la computadora conocen esta enfermedad.

El síndrome de ojo seco es una afección bastante común en la actualidad, sobre todo en personas de edad avanzada. Sus consecuencias son más marcadas en mujeres mayores que han pasado por la menopausia a temprana edad.

Pregúntate, ¿qué haces para sentir molestias en tus ojos? Una vez que te analices, toma en consideración nuestras recomendaciones.