¿Qué son los prebióticos y probióticos y cómo nos ayudan?


Gracias a los prebióticos y probióticos tendremos un microbioma saludable en nuestros intestinos. No todas las bacterias causan enfermedades, algunas de estas criaturas microscópicas nos ayudan a defendernos de los virus y de sus infecciones.

Estos microorganismos forman un microecosistema en nuestro intestino llamado microbioma. Cuanto más saludable se encuentre este microbiota, mejor será nuestra salud. Para ello debemos alimentar de manera equilibrada a alrededor de 1000 especies de bacterias. Esto se logra con un equilibrio entre probióticos y prebióticos.

prebioticos y probioticos

¿Por qué nos interesa tener una microbiota saludable en nuestro intestino?

Aunque dos personas se encuentren saludables, no poseen el mismo microbioma en sus intestinos. Cada una de ellas crea su propio patrón de bacterias. Entre las funciones principales de la microbiota se encuentran las siguientes:

Protectora

Los microorganismos que habitan en el intestino forman una barrera protectora impidiendo que virus y bacterias extrañas y dañinas aniden en nuestro intestino. Esto sucede gracias a su capacidad que tienen de distinguirlos, evitando que proliferen y generen infecciones.

Además, degrada a las toxinas y contribuye al desarrollo y homeostasis del sistema inmune. La homeostasis es el proceso que permite mantener estable una condición interna sin depender del exterior.

Metabólica

Estos microorganismos también están a cargo de la fermentación de residuos no digeribles en la dieta y del moco endógeno. Gracias a esta característica se producen ácidos grasos que son absorbidos beneficiando a todo el organismo.

Aquí también se lleva a cabo la absorción minerales, tales como el calcio, hierro y magnesio. Además, de la síntesis de vitaminas esenciales como vitamina K, el ácido fólico, biotina, B12 y otras de los alimentos. También se lleva a cabo el metabolismo anaeróbico de los péptidos y proteínas.

Trófica

Las bacterias que se encuentran en el intestino pueden controlar la proliferación y diferenciación de las células epiteliales. El sistema inmunitario se ve influenciado por la salud de la microbiota.

¿Qué factores externos intervienen en la salud de la microbiota y qué son los prebióticos y probióticos?

Aunque cada persona posee una microbiota específica y única, existen algunas características que nos permitirá determinar si es saludable o no. La primera de ellas es que debe existir una gran cantidad y diversidad de bacterias.

La segunda es que debe tener resistencia, resiliencia y estabilidad. De esta manera podrá resistir a los tratamientos con antibióticos y dietas desequilibradas.

prebioticos y probioticos

Un desequilibrio de la composición de la microbiota da lugar a enfermedades digestivas, cáncer, diabetes tipos 2, alergias y obesidad. Incluso puede influir en el estado de ánimo y comportamiento de una persona.

En el caso de las enfermedades diarreicas agudas, entre las causas más comunes se encuentra la proliferación de patógenos. Sin embargo, la toma de antibióticos, puede producir un desequilibrio en la composición de bacterias productoras de toxinas que generan colitis, distensión abdominal y flatulencias.

Conoce: Causas más comunes de diarrea y la dieta ideal para frenarla.

En el intestino ocurre la primera barrera de contacto contra el medio externo. Allí se lleva a cabo un reconocimiento inmunológico y son las bacterias las encargadas de detectar a los patógenos potenciales.

¿Qué son los prebióticos y probióticos?

El equilibrio del microbioma de nuestro intestino, se puede lograr alimentando a los microbios que se encuentran él, con los prebióticos y agregar microbios vivos al sistema con los probióticos.

Probióticos

Aunque suene un poco preocupante, debemos incluir probióticos a nuestra alimentación para agregar microbios saludables a nuestro organismo. Se trata de organismos vivos, cepas de bacterias que se alojarán en nuestros intestinos.

El alimento más conocido con probióticos es el yogur, el cual se obtiene al fermentar la leche con bacterias que quedan en el producto que beberemos. Otros alimentos menos conocidos con probióticos son la kombucha, chucrut y kimchi.

También los podemos conseguir a través de suplementos que incluyen una cepa única o una mezcla de ellas preparados específicamente para alguna afección. Como, por ejemplo, para tratar el síndrome del intestino irritable.

Prebióticos

Los prebióticos son los alimentos de las bacterias buenas que se encuentran en el intestino. Están compuestas por fibras vegetales específicas que actúan como fertilizantes. Se encuentra naturalmente en las frutas y verduras que posean hidratos de carbono complejos, tales como el almidón resistente y la fibra.

prebioticos y probioticos

Entre algunos de los alimentos se encuentran los espárragos legumbres, alcachofas, ajo, trigo, achicoria, patatas, cebolla, avena, bananas, boniatos, puerro y cebada.

Estos no son digeribles en el sistema digestivo entonces llegan hasta el intestino alimentando a los microorganismos que habitan allí. Los prebióticos también se pueden consumir a través de suplementos que se comercializan. Generalmente están destinados para tratar una condición específica. Tales como trastornos óseos o control del peso.

¿Cómo influyen los prebióticos y probióticos en la microbiota?

Mediante el uso adecuado de prebióticos y probióticos se puede tratar problemas de salud puntuales.  Una de ellas son las diarreas infecciosas y otros trastornos producidos por la toma de antibióticos.

Los antibióticos de amplio espectro ejercen un impacto negativo en la flora intestinal porque mata a las bacterias patógenas a las beneficiosas.

Por eso es que aconseja solicitar a una nutricionista una dieta con prebióticos y probióticos cuando se necesita tratar una afección actual o cuando necesitamos tomar una medicación de manera frecuente.

Beneficios de los probióticos

Digestibilidad de la lactosa, prebióticos y probióticos

Los productos lácteos que poseen probióticos, como el yogur, son mejor tolerados por las personas que padecen de intolerancia a la lactosa. Esto se debe a la disminución de la enzima lactasa en el intestino.

Alteraciones del tránsito intestinal

Algunos tipos de probióticos permiten agilizar el tránsito intestinal, beneficiando a las personas que sufren de estreñimiento. Por otro lado, también beneficia a las personas que tienen diarrea a causa de mala digestión o toma de antibióticos.

prebioticos y probioticos

Aumento de la respuesta inmunitaria con los prebióticos y probióticos

Cuando el intestino recibe probióticos refuerza su defensa, evitando que los patógenos pasen al torrente sanguíneo. También se produce un aumento de linfocitos y macrófagos.

Cáncer, prebióticos y probióticos

Últimos estudios han concluido en que los probióticos pueden reducir las enzimas que transforman a los procarcinógens en carcinógenos inhibiendo el desarrollo de tumores malignos.

Colesterol

Los ácidos grasos de cadena corta generados en el intestino pueden alterar la síntesis de colesterol, facilitando su expulsión a través de las heces. Sin embargo, se ha detectado que se debería tomar más de dos litros de yogur para que esto se cumpla.

Los estudios que se están realizando sobre el efecto de los prebióticos y probióticos en nuestra salud son muy prometedores. Sin embargo, todavía no tienen un respaldo respetable. Por lo tanto, se aconseja que la ingestión de alimentos prebióticos y probióticos se realicen como parte de una alimentación completa y equilibrada, seguiendo un plan con una nutricionista profesional.