¿Cómo correr o hacer gimnasia con mascarilla deportiva?


Si hay algo que la pandemia nos ha dejado claro es el cambio rotundo en nuestras rutinas. El uso de una mascarilla deportiva es una de ellas. Practicar un deporte, entrenar o hacer gimnasia implica el uso de un barbijo por nuestra propia seguridad y la de los demás.

Sin embargo, hay casos donde esta costumbre es un verdadero sacrificio y no permite lograr el máximo rendimiento de nuestra rutina. La pregunta principal, es si además de bajar el rendimiento nos afecta a la salud.

mascarilla deportiva

El uso de una mascarilla deportiva es un elemento que nos permitirá cuidarnos mejor del coronavirus y de otros virus y bacterias que se encuentren en el ambiente. El cubrebocas por sí solo, no es causal de un inconveniente de salud.

Aunque al principio puede causar una dificultad respiratoria y falta de rendimiento mientras se realice una actividad física, debe existir alguna patología previa para que se produzca un trastorno grave como el neumotórax.

¿Qué es el neumotórax por uso de la mascarilla deportiva?

Generalmente el pulmón se expande y se contrae al respirar. Esto es posible porque entre las costillas y los pulmones existe una presión negativa. La situación de neumotórax se da cuando un elemento externo perturba dicha presión.

Lo que ocurre en ese momento es que la presión negativa ya no existe y el pulmón colapsa. Para que ello ocurra deben existir varios factores. Esta situación no se puede dar por el solo uso de una mascarilla deportiva.

Complicaciones a superar cuando usamos una mascarilla deportiva para entrenar

El uso de una mascarilla deportiva es molesto y nos dificulta respirar con normalidad cuando caminamos, imagina cuando debes entrenar con ella puesta. Pero es necesario, especialmente en el gimnasio o salas de clases colectivas o en parques donde haya mucha concurrencia y no se pueda respetar los 10m de distancia anterior y posterior entre uno y otro.

La clave se encuentra en la adaptación, elección de la mascarilla.

Elección de la mascarilla deportiva

Para no realizar ninguna actividad ilegal, debemos cerciorarnos de las normativas vigentes dentro de la comunidad. Sin embargo, su uso es recomendable y en estos días es mejor prevenir con todas las herramientas que dispongamos.

Aquí es donde la elección de la mascarilla deportiva tiene importancia. Para que podamos movernos son libertad, debe estar bien sujeta, flexible, pero semirígida para que no entre en la boca. Para una mejor sujeción algunos diseños poseen un puente en la nariz.

mascarilla deportiva

Otra condición importante es que se pueda lavar y desinfectar. Con respecto al material del barbijo, éste debe no debe tener estructura de trama porque se humedecerá rápidamente. Mucho mejor si la capa exterior es de un material hidrófugo, la del medio extraíble y descartable y una capa interna con tejido antibacteriano.

Los tejidos de algunas mascarillas permiten transpirabilidad y respirabiidad. Un detalle a apreciar es que se ajusten en las orejas en lugar de la parte de atrás de la cabeza. Muchas marcas deportivas ya han sacado al mercado algunas mascarillas deportivas con estas características.

Un primer tejido en la capa más externa que posee bolsas de aire para facilitar el flujo de aire. Una segunda capa intermedia con un tejido tipo espuma con celdas abiertas transpirables que permiten la circulación del aire, pero no permite el ingreso de la humedad y del sudor.

Por último, la capa interna está construida con Isochill, un teijido que permite tener la piel fresca. Posee un tratamiento con PROTX2, una tecnología basada en zinc para inhibir el crecimiento de bacterias. Convirtiéndola en una mascarilla antimicrobiana.

Las que no se deben usar cuando vamos a entrenar son las mascarillas con válvula.

¿Sirven las mascarillas FFP2?

Ninguna de las mascarillas deportivas son FFP2, las cuales son parte del equipo de protección individual. Son utilizadas por las personas que tienen que estar en contacto cercano con otras personas. Su finalidad principal es filtrar el aire inhalado para evitar que pasen partículas contaminantes a nuestro organismo.

Estas mascarillas no so reutilizables y tienen una duración de 48 horas seguidas. Sin embargo, conviene no usarla por más de 4 horas, especialmente si está sucia y húmeda. Al mojarla el material pierde la capa hidrófuga y ya no funciona el material filtrante.

mascarilla deportiva

Antes de utilizarlas se deben desinfectar. Una manera de hacerlo es darle calor seco por más de 70º por media hora. La aplicación de vapor de peróxido de hidrógeno, también la desinfecta sin alterar el ajuste al rostro. Otra manera de desinfectarla es utilizando radiación ultravioleta germicida.

¿Cómo adaptarnos a las mascarillas deportivas?

Debemos tener en claro desde el primer momento que usar barbijos nos va a dificultar respirar normalmente. Entonces, no podemos realizar un entrenamiento intensivo o largo. Tampoco, conviene realizar sesiones de HIIT o cambios de ritmos.

Para comenzar a adaptarnos podemos realizar algunos minutos con mascarilla puesta y otros minutos sin ella. Recuerda que para sacarte el tapabocas tienes que estar en un lugar donde no sea necesario usarlo.

Con 20 minutos de cardio y 20 minutos de fuerza durante la primera semana será suficiente para poner a prueba nuestros pulmones. De a poco, semana a semana iremos aumentando los minutos de entrenamiento con la máscara puesta.

Un detalle muy importante, es la hidratación. Por un lado, debemos beber agua y por otro no debemos tocar la mascarilla. Por esta razón, es mejor optar por el diseño con los ajustes en las orejas.

Entonces, bastará con tomarla de un lado, beber agua y volverla a colocar. Recuerda que para hacerlo debes retirarte a por lo menos 2 metros de distancia de otra persona.

mascarilla deportiva

¿Cuál es la distancia segura cuando realizamos deporte?

Cuando hacemos una fila para entrar en un supermercado o a un banco, debemos alejarnos un metro y medio o dos como mínimo. Pero, cuando realizamos algún deporte, como correr, debemos dejar 10 metros de distancia con la persona que se encuentra adelante y atrás.

Si estás andando en bicicleta la distancia mínima debe ser de 20 metros y unos 4 metros si estás realizando caminatas. En el caso de que no podamos mantener estas distancias, es mejor utilizar una mascarilla deportiva ffp2 sin válvula.

En el siguiente artículo te contamos: Los riesgos de transmisión del coronavirus en las playas y piscinas