Peso y talla del bebé durante su primer año de vida


Vigilar el peso y talla del bebé es fundamental para saber que su desarrollo físico es el esperado. Los cambios en sus primeros doces meses son increíbles, ya que es el periodo en el que crecerá más rápido.

El primer año de vida está dividido en etapas. Cada una tiene avances a nivel físico y psicológico. Por ejemplo, durante ese tiempo, comenzará a desarrollar su inteligencia y personalidad.

Es completamente normal que haya periodos más lentos que otros. Cada bebé supera sus etapas a su propio ritmo. Sin embargo, es posible observar ciertos indicadores de que todo está pasando tal como debería.

Es por eso que no necesitamos entrar en alertas sin necesidad. Esta vez, te enseñaremos el peso y talla del bebé durante su primer año de vida. Además del resto de señales que nos muestran un desarrollo integral.

todo sobre el peso y talla del bebé
Observa su crecimiento a medida que se desarrolla.

Peso y talla del bebé en fase neonatal

Los primeros 7 a 20 días de vida de un bebé corresponden a la fase neonatal. Durante esta etapa los pequeños comprenden el ritmo del nuevo mundo que les rodea. Por ejemplo, aprenden a reconocer la voz de la madre.

Además, establecen sus primeros contactos comunicativos. El llanto es la vía mediante la cual el bebé se comunica con nosotros: su primer lenguaje. A través de él alerta que necesita alimentarse, obtener consuelo y compañía.

En cuanto a los cambios físicos, es posible observar que las extremidades inferiores y superiores se desarrollan rápidamente. Su peso y talla promedio rondan los 3.4 kilogramos y 50.3 centímetros respectivamente, sea niño o niña.

Otras señales del primer mes de vida

Además de que notarás cómo sus bracitos y piernas crecen, también verás cómo mueve sus ojos en dirección a la luz. En ese primer mes de vida de tu bebé, también comenzará a reaccionar ante ruidos fuertes. Y si le acaricias la cara, su respuesta será estirarse.

También es posible que gire la cabeza de un lado a otro. Durante su primer año, es cuando más vulnerable está y cualquier incidente puede repercutir en su desarrollo posteriormente.

Segundo mes 

En este periodo, es posible ver cómo el bebé reacciona a los estímulos externos. Si observamos que sonríe al vernos no hay que confundirle con una reacción involuntaria. Nos está expresando su agrado.

Otro de los hábitos de un bebé de 2 meses es llevarse el dedo a la boca. También emitirá sonidos guturales para atraer tu atención. Es nuestra responsabilidad estimularlo hablándole y abrazándole para motivar su desarrollo integral.

Tres meses del bebé

A esta edad muestra mayor interés en lo que tiene a su alrededor. Es habitual notar cómo su atención se abstrae a todas direcciones. Además, ya tiene mayor control sobre los movimientos de su cabeza.

Sea un estímulo visual o auditivo, el bebé demostrará su interés por el efecto y movimiento de los objetos. También es posible escucharlo balbucear en ocasiones. Totalmente normal.

Un reflejo característico es que cierre el puño al sentir nuestro dedo en su mano. Es una reacción normal como parte de su desarrollo psicomotor. Es tan importante que representará parte de la evaluación con el pediatra.

El peso y talla del bebé de 3 meses ronda diferentes parámetros según el género. Si es una niña, puede pesar en promedio 5.6 kilogramos y medir 59 centímetros. Y si es niño, los mismos índices irán de 6.2 kilogramos a 60 centímetros.

Tu pequeño en el cuarto mes

Con el control de su cabeza, su desarrollo avanza hacia manejar el resto de su cuerpo. Es de esperarse que comience a mirarse las manos, incluso, a sujetar lo que le demos y agitarlo en el aire.

Puede reír con bastante frecuencia, mostrar interés por el rostro de otros además de los más comunes, así como también empezará a llorar cuando lo dejen solo. Este es un periodo en el que solo observaremos dichas reacciones.

Balbuceos del quinto mes de un bebé

Si en el cuarto mes escuchamos como balbuceaba a cada rato, cuando llegue al quinto parecerá que casi quiere hablar. Es de esperarse que una de las cosas que más escuchemos a cada instante sea aah, aphu o awa.

En caso de tener algún objeto cerca, lo más probable que haga sea llevárselo a la boca. Por ello hay que tener en cuenta el tamaño y clase de cosas que le dejamos a su alcance. Lo más disfrutable de esta etapa es apreciar la alegría que demuestra  al ver venir su biberón.

El humor que tenga será influenciado por quienes lo rodean. Es posible que hasta se disguste si alguien que le prestaba atención deje de hacerlo. Esta es una etapa en la que se sienten indefensos por lo que nuestra responsabilidad es ofrecerles calma y seguridad.

descubre el peso y talla del bebé
Bebé sano, familia contenta.

Dentición del sexto período

El peso y talla del bebé de seis meses llegará hasta los 8 kilogramos y alcanzará los 67 centímetros de alto. Por otro lado, si tenemos una beba entonces es de esperarse que pese 7.3 kg y mida 65 centímetros.

Con algo de ayuda, podrá incorporarse cuando esté boca abajo. Sus movimientos son más ágiles. Es capaz de tomar el biberón con sus manos o echar los brazos hacia adelante cuando lo recojan.

Si notas que está algo más irritable, es porque le empezarán a salir las primeras muestras dentales. En ese momento, pregúntale a tu pediatra qué hacer para remediar su malestar.

Sentado al séptimo 

Esta es una de las etapas más aceleradas del primer año de vida un bebé. Su musculatura se desarrollará rápidamente. Usa las manos con total libertad y busca tocar todo lo que tiene a su alcance.

Esta vez, si está boca abajo, logrará levantar su tronco con apoyo de sus brazos. El primer incentivo que tendrá será precisamente ir en búsqueda de algo que le haya llamado la atención.

Si oímos algunas consonantes y sílabas será totalmente normal. Aunque no entendamos todavía el significado, es parte de su desarrollo en comunicación y expresión.

Octavo mes de un bebé

Le fascina estar en el suelo para jugar con todo lo que pueda y también moverse de un lado a otro. La manifestación de sus sentimientos será mucho más clara. Sentirá miedo de los desconocidos y agrado por las caras familiares.

De hecho, los rasgos más notables que demostrará serán las emociones. Alegría, miedo, curiosidad. Será casi una montaña rusa de expresiones, por lo que no debemos preocuparnos al notar los cambios constantes.

Gateos de aquí para allá

En cuanto a los cambios físicos del noveno mes, notarás cómo cada vez empieza a gatear con mayor frecuencia. El control de su cuerpo le permite estar sentado sin apoyo hasta 15 minutos seguidos.

No obstante, recuerda que cada niño es diferente en las etapas del primer año. Si no observas que gatea, lo que debes hacer es estimularlo. Colócalo en una manta y deja un objeto que le atraiga a distancia. Eso bastará para que gatee hasta él.

También tiene una mayor sujeción de su mandíbula por lo que el masticado será mejor. En cuanto al peso y talla del bebé:

  • Un niño alcanza los 9.2 kg y mide 72 cm.
  • Una niña llega a los 8.6 kg y mide 70 cm.

Décimo mes del bebé

Para este momento, es posible ver cómo logra colocarse de pie por sí solo. Eso sí, teniendo apoyo de algún objeto. Podrá decir bisílabos como ma-ma o te-te, saludar con la mano e imitar lo que ve.

Demostrará mayor agrado ante los estímulos auditivos, y también buscará aporrear cualquier cosa que tenga al alcance. Es una etapa llena de experiencias y aprendizajes así que hay armarse de paciencia y dejarle ser un alma libre.

Llegamos al 11

La expresión está en su máximo nivel en diversas áreas. A tal punto que podremos comprender lo que quiere y lo que necesita. Empieza a emitir sus primeras palabras cortas como dame o no.

Cuando escucha una expresión lo suficientemente firme, es posible que atraiga su atención. Irá apoyándose de los muebles mientras descubre que puede caminar solo. También buscará la mano de un adulto como soporte.

Pero si ves que existe cierta dificultad, no hay que dejarse llevar por una alarma. No lo obligues a caminar o ni le insistas demasiado si no quiere hacerlo. La clave es dejarlo que se motive por sí solo.

peso y talla del bebé
Relación entre el peso y la talla de tu hijo.

Peso y talla en el primer año

Si todavía no ha empezado ni siquiera a gatear, entonces es posible que haya esperado hasta el mes 12. Será cuestión de tiempo para que empiece a caminar, dada su recién descubierta curiosidad por el mundo que le rodea. El peso y talla del bebé de 12 meses rondan estas medidas:

  • Un pequeño pesa alrededor de 10,2 kg y mide cerca de 76 cm.
  • Una pequeña pesa aproximadamente 9.5 kg y mide 74 cm.

Contar con estas medidas, fortalecerá su capacidad de levantarse y agarrar objetos. Al mismo tiempo, le permite dar sus primeros pasos y tirar algo al suelo o incluso apoyarse para alimentarse del biberón.

SIGUE AQUÍ: La mejor papilla para bebés de 6 meses