Llegas tarde a la Operación Bikini, pero aún puedes hacer algo


Sí, un año más, la Operación Bikini no ha llegado a ser ni siquiera Operación. No sabes cómo, pero antes de ayer era Navidad y estabas pensando en cómo pasar Año Nuevo y de repente ahora te ves sacando de nuevo los bañadores y preparando la lista de cosas que debes llevarte en la maleta para tus vacaciones. ¿Te sientes identificado?

El tiempo vuela, eso ya lo sabrás, y aunque el tiempo sigue girando igual de deprisa, para ti, cada vez que eres más mayor, pasa más rápido. Y eso no solo se nota en lo rápido que cobras la nómina cada mes o en lo mayores que ves a tus hijos. Lo notas también en cómo pasan los meses y, de pronto, ya es verano de nuevo. Y tú con la Operación Bikini a medias. ¿Hay alguna solución? Siempre la hay. Veamos.

Otros artículos de interés: Di no a las dietas milagro, no te van a ayudar

Cómo hacer algo por la Operación Bikini

Como decimos, un año más te ha pillado el toro y el verano ya está a la vuelta de la esquina. Ya no hay tiempo para elaborar un plan comedido en el que consigas adelgazar solo cuidando un poquito lo que comes y haciendo ejercicio. Pero hay otras cosas que sí puedes hacer.

Dieta de 7 días y sus resultados

Quiérete y acéptate:

Esto es lo primero de todo, el paso inicial imprescindible. Da igual si pesas de más, de menos o si estás en tu peso ideal. Lo importante de todo es que primero te aceptes y te quieras tal como eres, sin importar lo que diga la báscula o el espejo. No te quedes en casa porque hayas cogido unos kilos de más o porque tus amigos estén más delgados. Lo importante es que el verano está para disfrutarlo, independientemente de tu aspecto físico.

¡No desperdicies la vida y los buenos momentos solo por el peso!

Sigue comiendo sano:

Aunque ya llegues tarde a la Operación Bikini y no vayas a conseguir quitarte tan rápido tooodos los kilos que has acumulado este invierno, no tires la toalla. No abandones el mucho o poco esfuerzo que hayas hecho este invierno y sigue llevando una rutina saludable.

No solo te lo va a agradecer tu cuerpo, que poco a poco irá perdiendo más kilos y oye, igual no llegas a estar estupendo/a en junio, pero sí puedes llegar al otoño con el cuerpo que deseas. Además, también seguirás ganando en salud, porque recuerda que una buena alimentación no es solo hacer dieta si no que lo que debes perseguir siempre por encima de todo es lograr tener una mejor salud.

Los líquidos son tus aliados:

¿Has identificado ya de dónde viene tu aumento de peso? Es posible que sea fruto de una retención de líquidos o precisamente de no hidratarte bien. Es probable que no estés hidratándote como deberías. Y de hecho, en verano es cuando más debemos cuidar esto para conseguir que nuestro cuerpo combata el calor.

¿Cómo lo hacemos? Apuesta por beber muchos zumos, batidos, agua fresca, agua con limón… Rechazada las bebidas azucaradas que te aportarán calorías y que además no te darán nada beneficioso y por supuesto las gaseosas, estas son las peores aliadas para nuestro cuerpo. Trata de pasarte al té en lugar de abusar del café (si estás de vacaciones aprovecha para dormir más y estar más descansada) y ten siempre a mano una botella fresca de agua para ir bebiendo durante todo el día, estés donde estés.

frutos rojos que debes comer.

¡Plan détox express!

Pero si lo que te sobran son apenas un par de kilos o crees que perdiéndolos te vas a sentir mejor, ¡para eso sí estás a tiempo!

Hay muchos planes nutricionales o dietas que te ayudan a perder peso en apenas 1 semana. Eso sí, será una semana muy intensa y necesitarás dos cosas: tener mucha fuerza de voluntad y no flaquear, y ser bastante estricto.

Con un buen plan détox express podrías perder entre 2 y 3 kilos, eso sí, no abuses de esto y no lo hagas por más de una semana, porque puedes comprometer bastante tu salud. Además, también existe el temido efecto rebote, por lo que lo importante es que cuando termines con esto vuelvas poco a poco a la normalidad y no te pases a los extremos. No te metas atracones y no acudas ahora a la comida basura. Sigue comiendo sano.

Además, recuerda que debes tener paciencia, porque la mayoría de las personas no adelgazan de un día para otro, si no que tardan unos días o semanas en notar los cambios.

Elige la ropa adecuada:

¿No consigues adelgazar ni siquiera con un plan détox express? Es posible que tengas algún tipo de problema que te impide adelgazar como deberías. En este caso, te recomendamos consultar con un nutricionista para ver qué está fallando, pero mientras tanto, volvamos a tu «problema» de no llegar a tiempo para la Operación Bikini.

¡El truco está en la ropa! En la piscina o la playa poco hay que esconder, pero para el resto del día y de las noches veraniegas, sé tu mejor aliado y elige ropa que te siente bien, que te favorezca y que disimule esos «defectillos».

Dieta de 13 días

El verano es muy largo:

Y por último, recuerda que el verano es muy largo y que aunque no consigas perder ahora esos kilos que crees que te sobran, sí que puedes seguir con un buen plan alimenticio para conseguir, al menos, llegar al final del mismo con mejor tipo. ¿Coges las vacaciones en agosto o vives en un sitio de costa donde vas a ir a la playa hasta septiembre? No desesperes, todavía estás a tiempo para hacer la Operación Bikini.

Tienes aún varias semanas por delante, aunque veas que ya está llegando el calor, por lo que si es tu caso, sí que puedes comenzar ahora la Operación Bikini para lograr parte de tus objetivos. No habrá milagros, también te lo decimos, pero sí que puedes sentirte mejor.

Y recuerda que el verano no es solo lucir palmito

Para concluir, si estás demasiado obsesionado/a con el tema de que no has llegado a tiempo para la Operación Bikini, tenemos que darte un doble tirón de orejas.

Por un lado, por la falta de previsión. No, el verano no nos ha cogido por sorpresa, todos los años sabemos cuándo es y sin embargo todos los años llegamos tarde a él. Aprende la lección de una vez y no comiences una Operación Bikini tardía, si no que debes replantearte tu alimentación y tu estilo de vida como un plan de vida, como algo a lo que no se le ponga un calendario si no que debes seguir cada día de tu vida sin pensar en que estás «haciendo dieta».

Por otro lado, el segundo tirón de orejas viene por pensar que solo puedes disfrutar del verano si tienes un buen cuerpo. ¿Qué es un buen cuerpo? ¿Seguir un canon de belleza impuesto por la industria? Tú eres más que eso. Ríete, disfruta, siente, baila, brilla… Apóyate en los tuyos, la vida compartida es mejor y más bonita. Y olvídate de que al sentarte se te marcan los michelines. ¡Eso da igual! Lo importante, siempre, siempre, será ser feliz. No te distraigas. No lo olvides.

Sigue leyendo: Dietas que sí funcionan