¿Padeces de ojo seco? Síntomas y prevención


Dicen que los ojos son la ventana del alma, por lo que es importante mantenerlos siempre en buen estado. Aunque la mayoría de las veces lo podemos hacer implementando ciertos cuidados, en ocasiones esto no es suficiente. Por lo que padecer de dolencias como el ojo seco puede ser repentino, pero realmente es común.

Antes de profundizar en esta condición, es importante recordarte que debes realizarte chequeos oftalmológicos de manera periódica. Pues, a través de ellos podremos saber el estado de nuestros ojos y prevenir enfermedades a futuro.

Lee: Paso a paso para cuidar la piel del contorno de ojos

Ojo seco y sus control.
Los controles oftalmológicos son muy importantes.

¿Qué implica sufrir de ojo seco?

Cuando nos referimos al síndrome del ojo seco explicamos que se trata sobre la alteración de la córnea cuando este no está lubricado. Como consecuencia, es posible que el paciente pueda experimentar ciertos síntomas que le impidan ver correctamente.

Es importante destacar en cuáles de las capas lagrimales se produce el déficit. Pues, el revestimiento lagrimal del ojo humano está compuesto por tres estados:

  • Grasa: suaviza la superficie de la córnea.
  • Agua: es capaz de limpiar el ojo de agentes externos que lo puedan dañar.
  • Mucosidad: ayuda a mantener el ojo con humedad y permite que las lágrimas no se sequen.

Para saber si es el síndrome del ojo seco, la segunda capa debe interrumpir su trabajo regular. Cuando esto sucede, posiblemente el ojo produzca más lágrimas de lo normal y lo irritará considerablemente. También puede suceder que un agente externo afecte al ojo, ocasionando que su mucosidad se reseque mucho.

Estas son las causas más comunes que te sorprenderán

El ojo seco puede ser causado por la poca producción de lágrimas en el glóbulo ocular. En realidad, es uno de sus motivos más comunes. Entre estas podemos mencionar:

Cambios hormonales

Las mujeres, a partir de ciertos años de su vida, experimentan esta condición oftalmológica debido a cambios hormonales. Esto se debe a que durante estas etapas, el organismo varía considerablemente la producción de las lágrimas.

Ojo seco y los cambios hormonales.
Los cambios hormonales pueden derivar en ojo seco.

Esta afección está ligada a la edad,  ya que las células lagrimales se van desgastando con el tiempo. Es por esto que la mayoría de los pacientes con este síndrome son mujeres de edad avanzada. Entre las razones más comunes podemos mencionar el embarazo, la menopausia y los anticonceptivos.

Factores ambientales

En muchas ocasiones, los climas abrasivos son ideales para desarrollar el síndrome del ojo seco. Esto se debe a que estos entornos desbalancean considerablemente el estado acuoso del ojo. Es posible que la producción de lágrimas del ojo se vea afectada al vivir en estos ambientes. Entre ellos el excesivo calor, fuertes vientos, aires acondicionados, el uso de calefacciones, etc.

Uso prolongado de lentes de contacto

Utilizar ciertos elementos por un tiempo prolongado en los ojos nos llevará a desarrollar ojo seco. A lo que no es de extrañar que el uso desmedido de lentes de contacto disminuya la producción de lágrimas en el ojo.

Abuso del tiempo de lectura

Cuando pasamos un largo tiempo leyendo, la producción de las lágrimas se ven interrumpidas por el propio parpadeo. Esta es la razón por el cual los oftalmólogos recomiendan leer por cortos periodos de tiempo y tomar pequeños descansos. De esta manera, nuestros ojos se mantendrán lubricados y no tendrán  ningún tipo de inconveniente en el futuro. 

¿Cómo tomar medidas de prevención con el síndrome del ojo seco?

Como mencionamos anteriormente, lo más recomendable es visitar al oftalmólogo cuando sintamos alguna incomodidad en la vista. Sin embargo, existen ciertas acciones que podemos aplicar para evitar que esta condición:

  • Parpadear excesivamente: esta acción interrumpe la rutina del lagrimal, lo que hace que el ojo se reseque y se crea cierta incomodidad.
  • Exponerse a fuertes vientos: este tipo de entornos son ideales para que las lágrimas que produzca el ojo se evaporen.
  • Dormir con los ojos abiertos: según la Clínica Baviera, dedicada al cuidado ocular, dormir con los ojos ligeramente abiertos hace que las lágrimas disminuyan.

Técnicas para aliviar exitosamente el ojo seco

Entre los remedios recetados por los oftalmólogos para disminuir el síndrome de ojo seco podemos encontrar:

Suplementos nutricionales

Aumentar el consumo de Omega 3 alivia los estragos del ojo seco. Esto se debe al alto contenido graso que contienen. Alimentos como el pescado y la linaza disminuyen esta condición debido a la gran cantidad vitamínico que estos poseen. 

Compresas calientes

Una manera eficaz de eliminar la obstrucción que se presente en el lagrimal es a través de compresas calientes. Estas se deberán aplicar dos veces al día a una temperatura elevada para que puedan funcionar con éxito. 

Gotas para los ojos con esteroides

Uno de los síntomas comunes del ojo seco es la inflamación de córnea. Por eso, los oftalmólogos suelen recetar gotas especiales. Recuerda siempre utilizarlas por el periodo recomendado y no abusar de ellas.

Gotas para el ojo seco.
Con frecuencia, recetan gotas para tratar el ojo seco.

En casa también puedes combatirlo

Si sufres de ojo seco y deseas combatirlo desde casa, este apartado es para ti. En la actualidad, los elementos de cocina se pueden usar para aliviar los síntomas de esta condición.

Té negro

Gracias a la gran cantidad de antioxidantes que posee esta planta, es ideal para calmar el ojo seco. Solo se debe realizar una infusión y luego colocarlas en bolsitas en tus ojos cerrados.

Manzanilla

En este caso, la manzanilla es utilizada para aliviar la resequedad en los ojos. Por eso es un complemento perfecto para combatir este síndrome. Te invitamos a repetir la infusión mencionada anteriormente y verás cómo sentirás alivio inmediato.

Pepino

Ayudará a lubricar rápidamente tus ojos y a disminuir los inconvenientes que se presenten al sufrir esta condición. Esto se debe a sus propiedades antiinflamatorias e hidratantes.

Además de aplicar estas soluciones, lo importante es que seas precavida con tus hábitos de cuidado en el ojo. Si no lo cuidas bien podrías sufrir de otras afecciones relacionadas al ojo seco.