Manzana, el fruto prohibido


La llaman la fruta prohibida pero lo cierto es que las manzanas son uno de los mejores alimentos que podemos incluir en nuestro carrito de la compra.

Fuente de vitaminas, ingrediente natural de nuestra cocina, rico en propiedades y nutrientes, la manzana es un excelente alimento para nuestro organismo y aprovechar sus múltiples beneficios protegerá nuestra salud de forma sencilla y sin ningún esfuerzo por nuestra parte.

Su rico sabor hace que sea una de las frutas preferidas por niños y mayores y su mezcla ácida y dulce nos da muchas posibilidades a la hora de incorporarlo en nuestras recetas, ya sea tomándola sola como realizando deliciosas comidas con ella.

Beneficios y propiedades de la manzana

Uno de los mejores beneficios de la manzana es su alto poder antioxidante, tomándola habitualmente podremos frenar el envejecimiento celular, así como ayudarnos a reducir el colesterol, bajar los episodios de fiebre y controlar nuestros niveles de ácido úrico.

La manzana es rica en fósforo, lo que fortalece nuestra memoria, además de ser una de las frutas con más Vitamina B-12, una fuente excelente contra el insomnio.

Para las enfermedades y molestias del día a día, la manzana también es muy recomendada por médicos ya que es un alimento con múltiples beneficios: es diurética, actúa como desinfectante bucal, nos protege contra las enfermedades cardiovasculares y es muy buena en caso de gastritis o molestias estomacales.

La manzana: ¿mejor con piel o sin ella?

manzana
La piel de la manzana tiene muchas propiedades y beneficios

La mayoría de las veces nos comemos la fruta pelada sin saber que al tirar la piel estamos restándole propiedades y nutrientes. En el caso de las manzanas, la decisión de comerla con o sin piel influye bastante en el tipo de beneficio que busquemos: por una parte, si queremos luchar contra el estreñimiento, encontraremos en la piel un gran aliado gracias a su poder laxante; por otra, si lo que necesitamos es cortar una diarrea, deberemos comerla pelada ya que en la pulpa de la manzana tiene propiedades astringentes.

La piel también cuenta con la mayor parte de las propiedades antioxidantes y regenerativos de esta fruta, por lo que, siempre que sea posible, es recomendable su consumo con piel.

¿Cómo tomar manzana?

Hay muchas posibilidades a la hora de tomar manzanas. Como hemos comentado anteriormente, su sabor con tintes ácidos y dulces nos deja abiertas las puertas a diferentes tipos de recetas.

El uso más extendido es el de comer la manzana sola, como parte del postre o a media mañana, así como uno de los ingredientes principales de las macedonias. Muy popular también es el zumo de manzana, probablemente el preferido por los pequeños de la casa, o los batidos que mezclan diversas frutas.

Más conocida aún es la tarta de manzana, un postre que no deja indiferente a nadie y cuyo principal ingrediente es la fruta prohibida.

Para el desayuno podemos consumir manzana en forma de mermelada o elaborar deliciosas salsas y cremas con ella para acompañar la comida principal.

Para crear tus mejores recetas con manzanas, solo necesitarás una pizca de imaginación y un chorrito de pasión.

Propiedades de la manzana CON pielValores por cada 100 gramos
Agua85.56 g
Energía52 kcal
Lípidos0.17 g
Hidratos de carbono13.81 g
Fibra2.4 g
Proteínas0.26 g
Azúcares10.39 g
Calcio6 mg
Hierro0.12 mg
Magnesio5 mg
Fósforo11 mg
Potasio107 mg
Sodio1 mg
Zinc0.04 mg
Vitamina C4.6 mg
Vitamina B-60.041 mg
Ácido fólico3 g
Vitamina A54 IU
Vitamina K2.2 g