4 manifestaciones visibles del envejecimiento de la piel


El envejecimiento de la piel es un proceso inevitable, desde que nacemos tenemos la información genética que determinará que este proceso se vaya produciendo. A partir de los 25 años se comienzan a evidenciar los primeros signos y con el paso de los años se van acrecentando.

Te interesará leer: ¿Envejecen los sentidos?

La piel por otra parte es la que manifiesta el sentido del tacto. De los sentidos con los que estamos dotados los seres humanos, el tacto es uno de los que recibe con mayor impacto los efectos del paso de los años.

El envejecimiento de la piel se refleja en numerosos signos que pueden ser apreciados visiblemente
El envejecimiento de la piel se refleja en numerosos signos que pueden ser apreciados visiblemente

La edad de aparición y la velocidad del envejecimiento de la piel están relacionados con factores genéticos, pero aun más importante es la influencia ejercida por el estilo de vida.

Entre los factores que aceleran las huellas de los signos del envejecimiento cutáneo se encuentran la mala nutrición, fumar, no practicar actividades físicas, la presencia de algunas enfermedades y la ingestión de algunos medicamentos.

Estructura de la piel y sus funciones…

La piel está constituida por tres partes fundamentales, pero tiene como elemento común el tejido conectivo con fibras de colágeno que actúan como tejido de soporte, y fibras de elastina que le confieren flexibilidad y fortaleza, pero tambien tienen elementos distintivos.

La parte más externa, visible a nuestros ojos, es denominada epidermis y en ella se encuentran las células cutáneas, las proteínas y los pigmentos.

La dermis es donde se encuentran las glándulas sebáceas, vasos sanguíneos, nervios y los folículos pilosos. Esta capa ocupa una posición intermedia.

Bajo la dermis se encuentra la capa subcutánea, contiene las glándulas sudoríparas, folículos pilosos, vasos sanguíneos y grasa. A partir de esta composición la piel cumple funciones básicas para el organismo como:

  1. Los receptores nerviosos son los que permiten sentir el dolor, la presión, las formas y la textura.
  2. Mantiene la humedad de la piel y ayuda a controlar el equilibrio de los electrolitos y los líquidos.
  3. Preserva y controla la temperatura corporal.
  4. Actúa como un aislante del medio ambiente.
El estilo de vida influye en el envejecimiento de la piel
El envejecimiento de la piel está asociado a numerosos factores genéticos y ambientales

¿Qué sucede durante el envejecimiento de la piel?

Con el envejecimiento de la piel la estructura y funciones de la piel se van modificando y entre las fundamentales se encuentran:

  • La epidermis se adelgaza y la piel parece mas pálida, delgada y traslúcida.
  • La cantidad de melanocitos (células que contienen pigmento) disminuyen.
  • Los melanocitos que quedan aumentan de tamaño.
  • Se reduce la resistencia y la elasticidad de la piel, a lo que se denomina elastosis.
  • Los vasos sanguíneos de la dermis se vuelven más frágiles.
  • Las glándulas sebáceas producen menos aceite.
  • La retención de agua es menor y la piel se reseca.
  • Se produce menos sudoración por una disminución de la función de las glándulas sudoríparas.

¿Cuáles son las cuatro manifestaciones fundamentales del envejecimiento cutáneo?

Todo lo anteriormente descrito se manifiesta de forma tan evidente, que son consideradas signos muy claros del inexorable paso de los años  y entre los más típicos se encuentran:

El envejecimiento de la piel es un proceso natural e inevitable
La edad en que se manifiesta el envejecimiento de la piel puede ser modificada por un estilo de vida saludable

Aparición de arrugas y piel más fina

Una piel similar al papel, es la descripción más corta y acertada del envejecimiento cutáneo y junto con ella las arrugas como una de las manifestaciones fundamentales.

Su aparición puede ser más temprana o tardía, el factor más importante es la exposición al sol que hayamos tenido durante nuestra vida.

Piel menos firme

El tejido de sostén de la piel cambia con el tiempo y la torna más laxa, como consecuencia de la menor producción de colágeno y elastina. La piel cae y se producen colgajos.

También se producen con mayor frecuencia lesiones, que unido a la disminución de la sensación de dolor provoca que en algunas ocasiones aparezcan sin apreciar en qué momento se produjeron. Las lesiones requieren mayor tiempo en repararse que cuando la persona es joven.

Manchas de la edad

La exposición a los rayos solares es la principal causante de que aparezcan las llamadas manchas por la edad, principalmente en las áreas del cuerpo expuestas al sol, como el dorso de las manos, la cara y la parte alta del pecho. También pueden ocurrir zonas pequeñas de superficie áspera, llamada queratosis cutánea.

Las manchas de la edad son uno de los signos del envejecimiento de la piel
Una de las características del envejecimiento de la piel es la aparición de manchas en las zonas más expuestas al sol

Mientras más blanca es la piel de las personas, es más frecuente que aparezcan estos cambios aunque tambien pueden influir otros factores mencionados anteriormente.

Resequedad

La piel envejecida va disminuyendo el número de glándulas sudoríparas y sebáceas,  por tanto se hace más vulnerable a la sequedad, provocando una sensación de aspereza y falta de humectación dando origen en ocasiones a picazón.

Ya que casi todos los cambios que el envejecimiento produce en la piel se relacionan con el sol, la protección del mismo es la mejor solución preventiva. El uso de cremas protectoras solares y de ropa que proteja, son una buena medida. Si tiene la piel reseca, puede usar cremas y lociones que la mantengan bien hidratada. Si nota alguna lesión nueva o que crece rápido, no deje de consultar a su médico.

Efecto del envejecimiento de la piel sobre el tacto

El efecto del envejecimiento de la piel no solo es un problema estético y de apariencia tiene tambien una repercusión directa en la forma que experimentemos nuestras sensaciones táctiles.

A través del tacto reconocemos las características de los objetos, la temperatura, el dolor y hasta la posición en que se encuentra nuestro cuerpo.

Con el envejecimiento, estas percepciones pueden modificarse. A veces las personas no son capaces de detectar cuando hay frío que los pueda lastimar o calor que puede llegar a provocar hasta una deshidratación.

Es aconsejable que si eres una persona mayor o tienes algún familiar que ya esté en la tercera edad, debes de recomendarle que revise frecuentemente su piel y fundamentalmente los pies para detectar posibles lesiones que no hayan sentido, lo que es especialmente importante en los diabéticos.

La prevención del envejecimiento prematuro de la piel es el tema que abordaremos en un próximo post para que esos signos los puedas alejar lo más posible.

No dejes de leer: alimentación contra el envejecimiento