Cómo hacer una limpieza de cutis casera con productos sencillos


La piel es el mayor órgano del cuerpo humano y el más delicado. Cubre todo nuestro cuerpo y nos ayuda a protegernos del sol y otros agentes externos. Dicho órgano contribuye a regular la temperatura de tu cuerpo por medio de la contracción y dilatación de vasos sanguíneos y debes hacerle una limpieza de cutis casera para regenerarlo.

El cutis es una parte importante de nuestro cuerpo, por ende, te recomendamos siempre tener una limpieza de cutis casera. Debes tener en cuenta que esta piel envejece a medida que vas a aumentando tu edad. Esto motivado a que va perdiendo su humedad y niveles de colágeno, haciendo más lento su proceso de renovación.

El principal ingrediente de la tez es la queratina. Esta proteína que les proporciona las propiedades de impermeabilidad.

¿Qué factores afectan tu cutis?

  • Exposición a la luz solar de forma excesiva.
  • Uso excesivo de maquillaje.
  • Exceso de bebidas alcohólicas.
  • Mala alimentación.
Aplica una excelente limpieza de cutis casera
La exposición excesiva al sol es perjudicial para tu cutis.

¿Con que frecuencia debes lavarte el rostro?

Ante esta interrogante no hay respuestas exactas. Lo cierto es que debes tener en cuenta cuánto tiempo recibiste los rayos del sol el el rostro. Por ejemplo, si la exposición fue prolongada y sientes molestias como picor, ardor o sequedad, es hora de que humectes la cara.

También debes tomar en cuenta que tras ejercitarte o de sudar mucho debes lavarte de inmediato la cara. Esto para evitar la pronta acumulación de bacterias. No obstante, si justo en ese momento no puedes hacer la limpieza, lo ideal es que con una pequeña toalla húmeda, retires las partículas de sucio y polvo.

Consejos para una limpieza de cutis casera
La higiene de tu rostro es fundamental para un cutis sano.

Cómo hacer una limpieza de cutis casera

Para tener una limpieza de cutis casera considera los siguientes aspectos:

  • Aplica una exfoliación a tu cara al menos dos veces por semana. Deshazte de células muertas, piel en mal estado, polvo, impurezas y materiales que alteran tu rostro.
  • Utiliza jabones naturales con compuestos de avena, miel o aloe. Deja a un lado los de estilo comercial ya que contienen químicos agresivos para la piel.
  • ¿Te gusta lavarte la cara con jabón? En este caso, recuerda que solo podrás hacerlo una vez por día.

Recetas caseras para la limpieza de tu cutis

Mascarilla de avena

Ingredientes:

  • Yogurt sin grasa.
  • Avena en copos.
  • Azúcar.

Método de elaboración:

Mezcla la cucharada de avena granulada, el yogurt sin grasa, la media cucharadita de azúcar y las dos cucharadas de avena en copos. Ahora solo debes hacer masajes circulares en tu cara. A medida que limpies las impurezas, te darás cuenta de lo suave que estará la piel.

Mascarilla de miel y almendras

Ingredientes:

  • Una cucharada grande de miel.
  • Dos almendras.
  • Un poco de zumo de limón.

Método de elaboración:

  • Tritura las almendras hasta que consigas un polvo fino para que lo mezcles con la miel.
  • Luego añade el zumo de limón.
  • Expándelo en tu cutis con masajes circulares y déjalo en reposo por quince minutos.
  • Sécate la cara con un paño limpio.

Te quitaras algunos años de encima con esta milagrosa mascarilla utilizada por muchas personas a nivel mundial.

Mascarilla de avena

Ingredientes:

  • Media taza de avena bien licuada o machacada.
  • Media cucharada de miel de abejas pura.
  • Dos cucharadas de leche.
  • Dos gotas de aceite de geranio.
  • Dos gotas de aceite de manzanilla.

Método de elaboración:

  • Mezcla bien y aplícala en tu cutis.
  • Dejar reposar por quince minutos.
  • Retírala con agua tibia.

Este método de limpieza de cutis casero te dejará la piel como un bebe (suave y fresca).

Mascarilla de pepino

El pepino posee muchas propiedades a nivel nutricional y es un fuerte aliado para una dieta balanceada. Adicionalmente, es excelente para tu piel, sobre todo si la has expuesto a mucha radiación solar.

Método de elaboración:

Solo pela un pepino y tritúralo bien para tener una mascarilla. Extiéndela por todo tu rostro y descansa por quince minutos. Retírala con mucha agua fría y tu piel estará bastante fresca y humectada.

No olvides colocar dos pepinillos en tus ojos para ayudarte a descansar mejor.

Mascarilla de rosas

Desde la antigüedad muchas mujeres han utilizado las rosas para conversar su juventud. En algunas culturas antiguas se decía que era el secreto de la vitalidad. Te recomendamos preparar esta mascarilla y probar sus resultados.

Método de elaboración:

  • Tritura cinco pétalos de rosas frescas hasta hacer una mascarilla.
  • Déjala en tu rostro por quince minutos.
  • Retírala con agua fría.

Jugos de vegetales

No solo debes limpiar el cutis de manera externa, si no, que te corresponde también realizar una limpieza interior. Si quieres limpiar tu organismo de manera natural y poder tener un cutis saludable te recomendamos preparar jugos de vegetales. Estos te apoyaran en este proceso.

Estos te ayudarán a desintoxicar tu cuerpo naturalmente.

Jugo de limpieza de cutis casera
Los jugos de vegetales ayudan a que el cuerpo se limpie de manera natural.

Entre estos te podemos nombrar los siguientes:

  • Zumo de zanahoria.
  • Batido de perejil con apio.
  • Jugo de remolacha.

Limpieza interna y externa: todo cuenta en el cutis

  • Someter tu rostro a un pasaje focalizado será de gran ayuda. Sin duda alguna tu piel se verá distinta y disfrutará los beneficios del procedimiento.
  • Realiza ejercicio con mayor regularidad para que tu cutis se mantenga joven y radiante. Este hábito te brinda múltiples ventajas en tu lucha contra las toxinas que degeneran la piel.
  • Aliméntate saludable mediante el consumo de comidas con contenido rico en agua, proteínas, vegetales y frutas.

Asimismo, para cuidar tu cutis debes tener mucha disciplina y una higiene correcta. No solo para hacer una limpieza de cutis casera tienes que limpiarla con agua y jabón para eliminar la suciedad que en ella se acumula. Toma en cuenta cada recomendación y comienza ya mismo ¿te animas?

También te puede interesar: Crema hidratante casera, ¡una receta para cada tipo de piel!