El lavado de cerebro existe y según la ciencia ocurre cada noche


Investigadores están estudiando que sucede en el cerebro humano y han descubierto que el lavado de cerebro existe. Y no se trata de ningún juego maquiavélico ni de ninguna tortura psicológica china.

Se trata de una limpieza física que nuestro cerebro hace cada noche y tiene muchos beneficios para nuestra mente y cuerpo en general. Es la razón principal por la que debemos descansar como mínimo 8 horas.

Lavado de cerebro

Aunque los efectos de un sueño reparador ya se conocen desde hace décadas, es desde hace poco que se descubrió cómo exactamente ocurre este lavado de cerebro. Con los avances tecnológicos los científicos han podido estudiar qué sucede exactamente en el cerebro de una persona mientras duerme.

En realidad, los estudios se realizaron a ratones de laboratorio, pero se cree que nuestro cerebro también realiza esa misma función. Al conocer cómo ocurre esta limpieza de cerebro, los científicos afirman que abre una nueva alternativa de estudio para tratamientos que pueden ser muy efectivos para las personas con Alzheimer y autismo.

Qué hace nuestro cerebro mientras dormimos

Los efectos de dormir adecuadamente, son muy notorios. Cuando nos levantamos y tuvimos un sueño reparador somos una persona positiva, totalmente renovada, con una mente capaz de recibir nueva información.

Pero esos son sólo algunos de los beneficios que podemos percibir durante la mañana siguiente de dormir una buena noche. Aquí te contamos algunas más:

Visión mas positiva de las mismas situaciones

Algunos días nos toca vivir situaciones que nos deja paralizada, o en las que debemos tomar decisiones muy importantes que repercutirán en nuestro futuro. En esas situaciones puede ser que alguien nos haya aconsejado consultarlo con la almohada.

Porque al dormir bien algo sucede en nuestro cerebro que cuando despertamos, tenemos una mejor perspectiva de las situaciones vividas y podemos tomar mejores decisiones.

Problemas chicos durante el día se agigantan durante la noche

Justo antes de dormir, los problemas más simples del día comienzan a crecer en nuestra mente. Eso sucede, porque todos los estímulos exteriores que nos mantienen ocupados durante el día no están. Nuestro cerebro solo comienza a prestar atención a nuestros recuerdos más frescos.

Esto sucede por una invasión de ondas alfa en nuestro cerebro justo antes de reconciliar el sueño.

Lavado de cerebro

Creación durante el sueño

Es posible que nos despertemos con la solución a un problema que teníamos el día anterior. Esto sucede porque al dormir, el cerebro comienza a asociar y relacionar ideas de otra forma, hasta ilógicamente.

Entre esas relaciones puede hallar la solución que estamos buscando para nuestro problema.

Gracias a estas tres fases importantes que ocurren durante el sueño, logramos que nuestra memoria se consolide, regulamos el metabolismo y elevamos nuestro sistema inmunitario, entre otros efectos positivos.

Aprende más: Efectos negativos de dormir poco

Todos estos beneficios no fueron suficientes para los científicos. Para ellos, debía haber otra razón más importante para que nuestro cuerpo nos pida dormir durante un tercio del día, lo que significa “perder” un tercio de nuestras vidas.   

Además, la energía que nuestro cerebro gasta durante el día es la misma que la gasta durante la noche. Por lo tanto, existe alguna actividad extra en el cerebro que todavía no se descubría.

Qué hay en el cerebro

Durante la noche, mientras dormimos ocurre un lavado de cerebro. Esta es la razón por la que nuestro cuerpo nos pide dormir durante al menos ocho horas diarias. Toda persona que desea ser saludable se preocupa por la limpieza en el ambiente que la rodea y de su propio cuerpo.

Se preocupa por realizar una desintoxicación del hígado, los pulmones y de todos los órganos principales de nuestro cuerpo. Pero qué ocurre con nuestro cerebro. Según los científicos, el cerebro se autolimpia, se autodesintoxica cada noche. ¿Cómo ocurre este lavado de cerebro?

En el cerebro existen dos tipos de células básicamente, las neuronas y las neurogliales, además del líquido cefalorraquídeo. Entre las funciones de las neuronas se encuentra la de comunicación y transmisión de estímulos eléctricos.

Por otro lado, se pensaba que las neurogliales, servían como soporte de las neuronas y nada más. Sin embargo, a través de los años, se van descubriendo más funciones. Entre ellas se encuentra la de aportar nutrientes, captación de cambios del medio ambiente y reaccionaba en relación a ellos. También se encargan de regular el crecimiento de neuronas y de participar en el proceso de información.

Estas células se unen formando una red y se denomina sistema glinfático que se encarga de regular el metabolismo del tejido del sistema nervioso, protegiendo y aislando a los axones de cada neurona.

Por su parte el líquido cefalorraquídeo envuelve a las diferentes células cerebrales sirviéndoles como amortiguador en caso de golpes, regulador de la presión, nutrición y eliminación de residuos del sistema nervioso central que incluye al cerebro y la médula espinal.

Cómo se produce el lavado de cerebro

El sistema linfático se encarga de juntar todas las toxinas de nuestro cuerpo y las elimina. Pero este sistema de limpieza no tiene acceso a nuestro cerebro, entonces cómo se limpia.

Cuando dormimos, las células del cerebro minimizan su tamaño a más de la mitad, dejando lugar para que el líquido cefalorraquídeo pueda circular entre todas las células y limpiarlas. Es el sistema glinfático el que se encarga de pasar toda impureza del cerebro a la sangre. De esta manera será eliminado definitivamente de nuestro organismo.

La reducción de las células es la clave para permitir la limpieza del cerebro, y eso solo ocurre mientras dormimos.

Cuáles son las toxinas que son eliminadas del cerebro

Lo que ocurre en el cerebro es una limpieza de subproductos metabólicos tóxicos. El complejo beta-amiloide es una de las toxinas que interviene en el proceso del alzheimer y puede ser eliminado a través del sistema glinfático, mientras se duerme.

Algunas proteínas también son eliminadas, de lo contrario podrían provocar alguna enfermedad neurodegenerativa. El autismo y algunas demencias también están relacionadas con la falta de un sueño reparador.

La próxima cuestión a resolver por los científicos es si la cantidad de toxinas acumuladas esté relaciona con nuestro deseo de dormir o si existe alguna otra actividad que se desarrolle sólo por las noches.

Ahora que sabemos que dormir es una necesidad física y mental, porque se desarrolla el lavado de cerebro, debemos tratar de lograr un sueño reparador cada noche. Por eso aquí te queremos contar algunos secretos para poder dormir como nuestro cuerpo lo necesita.

Mira estos: Alimentos para dormir mejor