Cómo superar la crisis de los 40 años sin sufrir consecuencias


A partir de los 40 años, cambia nuestro cuerpo y nuestra mente, convirtiéndose en una gran crisis de los 40 años. Pero, ¿por qué sucede este importante cambio y qué podemos hacer para no sufrir tanto?

Para muchas personas, hombres o mujeres, cumplir 40 años no es soplar una velita más. En su interior comienza a ocurrir una serie de cambios que se notan en su cuerpo y en su mente. Ya no es la misma persona que hace unos años, ahora se buscar ser la persona que se quiere ser.

Ya no se desea perder el tiempo, todo lo que se vive toma importancia y aumenta el deseo de realizar cosas que están pendientes. La clave de esta etapa es cumplir con su propia expectativa de vida.

Crisis de los 40 años

Síntomas de pasar por la crisis de los 40

Los cambios son muy notorios, especialmente para las personas que lo rodean y tienen ya una imagen de su personalidad. Ahora pensarán que no lo conoce suficiente y es muy cierto. Aquí te contamos cuáles son los primeros síntomas de que esa etapa ha llegado a tu vida:

  • Darse más permisos o el gusto, como comprarse objetos sólo por capricho.
  • Ser infiel a la pareja, cuando hace unos años ni se le hubiera ocurrido.
  • Cumplir con alguna fantasía o deporte extremo.
  • Realizarse algún tratamiento u operación estética para mejorar su apariencia física.
  • Salir más en las noches.

Causas de la crisis de los 40

Existen factores externos que pueden influenciar en la aparición de este período, algunos de ellos son:

A esta edad, muchas personas se encuentran sometidas a muchas actividades y responsabilidades. Esto genera una falta de estímulos para vivir y, por consiguiente, la rutina invade su vida, incluso en su vida de pareja.

La inseguridad aumenta porque comienza a cuestionarse, si esta vida es la que realmente quiere para el resto de su vida. Comienza a pensar cuál es su verdadero objetivo en esta vida y qué hacer para conseguirlo.

Esa misma inseguridad puede bajar la autoestima y provocar un aislamiento transitorio. Teniendo en cuenta que la misma sociedad nos impone ser jóvenes, tener una apariencia juvenil y tener éxito.

Crisis de los 40 años

Todas estas causas son psicológicas y tienen un efecto del medio hacia la persona. Pero en realidad, puede ser que esos factores ya se encuentren alrededor hace tiempo. ¿Por qué ahora están afectando?

Los interrogatorios sobre lo que deseamos para nuestra vida y lo que tenemos, el miedo a perder la belleza o no tener éxito se debe a una importante baja de estrógenos en el organismo.

Cómo nos afecta el nivel de estrógeno

El estrógeno regula la salud del cerebro, corazón, huesos, piel, acumulación de grasa y hasta el estado de ánimo. Los huesos se renuevan constantemente y depende del estrógeno para su normal desarrollo.

Un nivel adecuado de estrógeno, interfiere en la salud del sistema nervioso central y al aumento de la libido. Mientras que la falta de ella, puede provocar irritabilidad repentina. En la acumulación de grasa también interfiere el estrógeno.

Puesto que, si se supera el nivel recomendado, la grasa comienza a estacionarse en las caderas y muslos. En cambio, si falta estrógenos la grasa se almacena directamente en la cintura y abdomen.

Cuánto dura la crisis de los 40 años

El tiempo que le lleve para superarla dependerá de su personalidad, en algunos casos dura años. Su habilidad y destreza para resolver problemas entrará en juego y quizás sea un poco más acentuada en aquellas personas que sean autoexigentes con respecto a la belleza física y al éxito.

Básicamente existen dos tipos de crisis de los 40, la circunstancial y la evolutiva. La circunstancial surge ante una eventualidad vivida, como una separación, un despido o el fallecimiento de una persona cercana.

Mientras que la evolutiva surge por la misma evolución del cuerpo y los cambios hormonales que ocurre en dicha edad. Cada persona vive esta crisis de manera muy personal. Puede ser más o menos traumática, pero todas las personas pasarán por ella, al igual que han pasado por la adolescencia.

Crisis de los 40 años

Consecuencias de la crisis de los 40 años

Cuando se supera la crisis de los 40, se logra un crecimiento personal, pero cuando esta etapa no se gestiona bien, puede dar paso a patologías psicológicas muy graves como la depresión y ansiedad.

Cómo superar la crisis de los 40 años

Aquí te damos unos consejos que son muy efectivos para disfrutar de esta etapa junto a las personas que te aman o amas.

Eleva tu autoestima

Mira un poco a tu alrededor y si no es lo que deseabas para ti, haz el cambio que necesites realizar para alcanzar esta nueva meta. Valórate y acéptate tal cual eres, con tus virtudes y defectos.

Comienza a planificar cómo hacer realizar tus sueños, arma un plan completo con metas cortas para disfrutar el éxito de cada una de ellas. Lo autoestima se ira elevando con cada misión cumplida, puesto que sabrás que estás más cerca de cumplir con tu sueño.

No te aísles, aprovecha las redes sociales y acerca distancia con las personas que tienen la misma afinidad o hobby que tu.

Comienza un estilo de vida saludable, en este artículo encontrarás: Rutinas matutinas para atrasar el envejecimiento de la piel.

Aléjate de personas tóxicas

Detecta cuáles son las personas que no te dejan crecer espiritual o físicamente. Ya no tienes que tratar de cambiar a las demás personas. Concéntrate en ti, en tu familia más cercana y a todas aquellas personas que aporten cosas positivas.

La persona que se encuentre al lado debe querer quedarse allí, de lo contrario la tienes que dejar ir. Con los años has adquirido experiencia y esta sabiduría que hoy hay en ti podrá ayudarte a descubrir con quien estar y a quien dejar ir.

Acéptate tal cual eres

Con los años, los complejos se van desvaneciendo y aceptas tu cuerpo, tu mente y hasta tu forma de ser. Los defectos ya no se ven cómo tal o no tienen tanta importancia en los objetivos y metas que te propones en esta nueva etapa.

Comienza un cambio en tu vida que tiene que ver con cumplir sueños. Restando importancia a las opiniones de los demás. La vergüenza casi no existe, si tienes que decir algo, lo dices, si te equivocas, dices que te equivocaste y listo. Ahora sientes el gran alivio de reírte de ti misma, de disfrutar quién eres en realidad.

Ahora sabes que la crisis de los 40 años es en realidad la mejor etapa de tu vida. Disfruta al máximo cada minuto de este día.