La otra celulitis


Hablemos de la otra celulitis, esa que conlleva que algunas personas, sobre todo del sexo femenino, se expresen en dirección de que nunca usarán pantalones cortos o un traje de baño por la apariencia de la “piel abollada” que ha sustituido la expresión de su piel que con anterioridad era suave y uniforme.

Si bien no es exclusiva para las mujeres, si hay un franco predominio de aparición en el sexo femenino mayores de 18 años, pues en el orden del 90 por ciento de estas padecen de celulitis.

Y es que existen elementos de la estructura de la piel de una mujer diferente a la de un hombre por la acción de los estrógenos. Y en particular sobre el tejido adiposo, más abundante en mujeres que participa en darle la figura propia de estas al encontrarse acúmulo de este tejido adiposo a todo lo largo de los muslos y las caderas.

Otra acción de los estrógenos está relacionada con la cantidad y calidad del colágeno, que es la proteína que participa en mantener la piel con fortaleza y elasticidad. Cuando la elasticidad decrece, se incrementa la probabilidad de que aflore la celulitis. Y para acabar con ella, no basta con eliminar líquidos

piel de naranja
La celulitis también es conocida como piel de naranja

¿Dónde y porque aparece la celulitis?

La celulitis puede aparecer en cualquier parte del ser humano siempre y cuando exista acúmulo de grasas, circulación pobre y pérdida del tono muscular por la presencia de la vida sedentaria, en otros términos, falta de actividad física.

La celulitis se sitúa en el estrato subcutáneo de la piel donde se acumulan las células adiposas arriba del tejido conjuntivo, dando lugar a que se pierda el soporte estructural de la piel y las células adiposas se unen entre sí.

Y esto ocurre en los muslos, región glútea, en brazos, estómago, entre otros lugares.

Otro elemento a considerar es la actividad hormonal y en particular la de los estrógenos. Esto justifica por qué la celulitis se acentúa con el transcurso de la edad y corre paralela al envejecimiento pues al envejecer las mujeres disminuye la producción de estrógeno que trae aparejada una disminución en la producción de colágeno acentuándose el daño al tejido conjuntivo.

Si bien se considera que existe una relación genética pues mujeres con antecedentes familiares de haber padecido de celulitis evidencian mayores probabilidades de padecerla. Más sin embargo si evaluamos la condición contraria, es decir mujeres sin antecedentes familiares, podemos apreciar que un gran número de estas presentan celulitis.

A esto debemos sumar los factores de la dieta, el ejercicio, y el hábito de fumar.

Se ha demostrado que el humo de cigarrillos reduce el flujo de la sangre pero a su vez debilita y desestabiliza la formación de colágeno, lo que hace que se dañe con mayor facilidad y se evidencie el aumento de la grasa acumulada de forma tal que da la apariencia de la llamada “piel de naranja”.

La piel de naranja es una de las manifestaciones de la celulitis
La celulitis modifica la estructura del tejido adiposo dando la expresión que se conoce como piel de naranja, que es reflejo del acúmulo de este tejido adiposo a todo lo largo de los muslos y las caderas

Otro aspecto está relacionado con el sobrepeso u obesidad. Estar con sobrepeso permite que la celulitis se presente de forma más acentuada que en la persona delgada: mientras más grasa exista debajo de la piel, mayor será la probabilidad de afectar el tejido conjuntivo y dar la apariencia deforme en los lugares donde existe acumulo de tejido celular subcutáneo.

¿Cómo eliminar la celulitis?

Como la mayoría de las cosas en la vida, no hay una solución fácil para eliminar la celulitis. Acerquémonosle a lo que se puede hacer para ayudar a disminuir las causas que generan la celulitis.

La práctica regular y sistemática de ejercicios físicos por sí sola no puede curar la celulitis, mas sin embargo puede prevenir o reducir la apariencia que le da a la piel la celulitis al fortalecer el tejido conectivo y aumentar la elasticidad aparte de eliminar la grasa acumulada.

Nuestro sistema linfático juega un papel crítico en el desarrollo de celulitis. Disminuir la linfa acumulada se puede convertir en una valiosa herramienta para disminuir el efecto de la celulitis.

Los masajes suaves a las áreas de celulitis ayudan en disminuir la grasa y aumentar el flujo sanguíneo del área. Por otro lado los masajes linfáticos contribuyen de forma altamente eficaz en el control de la celulitis.

Hacer ejercicios físicos de forma regular aumenta el tono muscular y queman grasa. Ambos ayudan a reducir la apariencia de celulitis. Corriendo u otras formas de cardio pueden ayudar a mantener equilibrado el peso corporal, que pueden contribuir en la reducción de dar la apariencia de tener hoyuelos y abolladuras.

A pesar de lo que se puede leer en las etiquetas, ninguna crema tópica ha demostrado eficacia por sí misma para reducir la celulitis.

Otros métodos como son tratamientos con láser, radiofrecuencia, y masajes reducen la celulitis, aunque sin mostrar resultados permanentes solamente a corto plazo.

celulitis dieta
La dieta y el ejercicio influyen en la celulitis

Otro tema es el relacionado con la dieta. Ciertas comidas pueden ayudar a combatir la celulitis, sobre comer una dieta bien balanceada que pueda ayudar a mantener un peso adecuado y mantener el tejido conjuntivo fuerte y flexible, e incluso puede ayudar a que se pierda peso. Se debe incrementar comer verduras, frutas y vegetales que en su composición el agua es más del 90 por ciento.

Mucho se habla acerca de la celulitis y el efecto de la detoxificación en función de su tratamiento. Y es que las glándulas sudoríparas, riñones, hígado y el sistema linfático son todos elementos críticos que participan en librar nuestros cuerpos de toxinas. Esos es cierto lo que aún no se ha demostrado científicamente es la relación toxinas-detoxificación-celulitis. Esta ecuación aún permanece como incógnita.

De lo que no hay duda alguna es que se debe limitar la exposición a toxinas o productos que potencialmente generan una respuesta tóxica en los humanos, como es el caso de los preservantes usados en los alimentos, los aditivos, el alcohol y la cafeína.

Es conocido que el estrógeno juega un papel fundamental en conservar la elasticidad y firmeza de la piel, en esencia debido al papel que juegan estas hormonas en aumentar la formación de colágeno.

Esto explica por qué durante los períodos de embarazo y postmenopausia las fluctuaciones hormonales pueden determinar un incremento de la celulitis. Entre otros efectos se encuentra el éxtasis linfático y el aumento del riesgo de incrementar la celulitis.

Considere la suplementación con un multivitamínico de alta calidad pues resulta difícil conseguir todos los nutrientes necesarios en las comidas que ingerimos en aras de garantizar las necesidades diarias y contribuir a disminuir el impacto de la celulitis.