Kombucha: Qué es, qué beneficios aporta y a qué sabe


Seguro que has oído hablar de la kombucha a esa amiga super sana o a esos compañeros de la facultad, pero tú te quedas con cara de no enterarte de nada y simplemente asientes. Has deducido, por lo que has podido ver, que se trata de una bebida, pero más allá de eso no sabes nada más. ¿A qué sabe? ¿Qué es exactamente? ¿De qué está hecha? ¿Puede ser de sabores o tiene una única presentación? ¿Qué beneficios aporta? Y sobre todo, ¿por qué le ha dado tan fuerte a la gente con esto?

En este artículo vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre la kombucha para que, con solo cinco minutos de tu tiempo, te conviertas en todo un experto en estas lides. ¿Te interesa? Es un tema que está de candente actualidad y que no tenemos dudas de que te ayudará a decidir si es una bebida que quieres probar o si, por el contrario, prefieres otro tipo de bebidas. Ponte cómodo, que empezamos ahora mismo a contarte todo lo que necesitas saber sobre esta interesante bebida, la kombucha.

Sigue leyendo: Probióticos, ¿qué son?

Qué es la kombucha

La kombucha es mucho más que una bebida de moda. Aunque nació primero en el extranjero, hace unos años aterrizó en España, ganando también aquí mucha popularidad y con una gran fama entre aquellos que ya la han probado y que tienen siempre una en su nevera. La kombucha es una bebida que nace como variedad del té verde y té negro fermentado. Es decir, combina té, bacterias buenas y azúcar. En este caso, el azúcar no te debe preocupar, ya que este se absorbe durante la fermentación de la bebida y no resulta dañino para la salud ni estaremos tomando una gran cantidad de él, al contrario.

Si quieres conocer un poco acerca de la historia de la kombucha antes de entrar en más materia, te gustará saber que no es nada nuevo, aunque tú creas que sí. De hecho, ya era una bebida muy popular en China, hace 2.000 años. Precisamente en este país se sigue consumiendo con regularidad, aunque la llegada de la kombucha a Occidente ha hecho que ahora también nosotros podamos disfrutar de esta bebida milenaria tan sana.

kombucha que es

Cómo se prepara la kombucha

La kombucha nace a raíz del té fermentado con ciertas bacterias, levadura o azúcar. Cada variedad puede cambiar las bacterias, pero, al final, da lugar a una bebida probiótica muy sana. Es cierto que puedes preparar la kombucha en casa y que no es difícil el proceso en sí, pero sí que necesitas ciertos ingredientes que tal vez no tienes tan a mano y sobre todo paciencia para tenerlo semanas fermentando. ¿Merece la pena, entonces, prepararlo en casa? En nuestra opinión, no. Es cierto que no es una bebida demasiado barata y que nos gustaría ver una democratización de sus precios, pero también es verdad que el proceso puede ser demasiado largo y que no compensa.

Hoy en día, hay varias marcas que puedes encontrar de kombucha, aunque seguro que la que te resulta más conocida es la de Komvida, una pequeña empresa familiar, llevada por dos mujeres desde un pequeño pueblo y que son las mayores abanderadas de la expansión de la kombucha por todo el territorio español.

¿A qué sabe esta bebida?

Esta es una de las grandes incógnitas cuando aún no has probado la kombucha y también la más difícil de responder porque, ¿cómo te llevamos un sabor desde la pantalla hasta tu paladar? Vamos a tratar de describirlo lo mejor posible para que así puedas saber bien qué vas a comprar en caso de que te decidas a probar la kombucha. Es cierto también que el sabor final, el dulzor o el amargor, variará según el tiempo que ha estado fermentando. A mayor fermentación, más amargo y duro.

En general, la kombucha tiene un sabor algo áspero, con notas muy predominantes de té verde o negro, ya que, a fin de cuentas, son sus principales ingredientes. Hoy en día se pueden encontrar especiados, por ejemplo, con cúrcuma, con menta, con frutos rojos o incluso con cítricos, dándole nuevas notas de sabor para que encuentres tu bebida ideal.

kombucha que es

Beneficios de la kombucha

Antes de nada, queremos recalcar que, aunque la kombucha y sus defensores afirman a capa y espada que es una bebida buenísima para ciertos problemas de salud, la evidencia científica todavía no se ha posicionado a favor o en contra. Sí que es cierto que se trata de comida saludable, es un buen procesado y un sustituto ideal de refrescos y alcoholes, por lo que en el punto de que es sana no deberías tener ninguna duda, ya que lo es y mucho.

Respecto a los beneficios más señalados, se indica que antiguamente se consumía para tratar dolores inflamatorios. También se recomienda su uso en ciertos trastornos estomacales, problemas digestivos, estreñimiento, incluso para mejorar la hipertensión y el acné, reforzar el sistema inmunitaria y sentirnos más enérgico.

Además, la kombucha, al contener fitonutrientes, también se asocia con propiedades antioxidantes, por lo que retrasaría el envejecimiento y el estrés oxidativo, gracias también a su riqueza en vitaminas del grupo B y al ácido fólico. También se suele recomendar en casos de diabetes, aunque, en cualquier caso, si tienes algún tipo de necesidad médica especial te recomendamos consultarlo con tu doctor o tu nutricionista antes de lanzarte a tomar un nuevo producto para que él te pueda indicar si es una buena idea su consumo o no.

El mejor momento para consumirla es durante la mañana o la tarde. No te aconsejamos su uso por la noche, ya que sus elevados niveles de teína te pueden espabilar más de la cuenta e impedirte que concilies bien el sueño.

Una vida sana no solo pasa por tomar esta bebida

Por último, queremos incidir de nuevo en un mensaje que siempre te tratamos de transmitir y que es super importante que interiorices bien. Que te decidas a consumir kombucha está muy bien, no cabe duda, pero recuerda que no es milagrosa. No sirve de nada que tomes una cada día si luego fumas, bebes alcohol, comes ultraprocesados a todas horas y llevas una vida muy sedentaria.

Si quieres cuidar tu salud, ya sabes que el combo perfecto es una alimentación basada en comida real, un poco de ejercicio cada día, un buen descanso y mantener al estrés a raya. Los complementos como la kombucha son eso, complementos para darte una ayuda extra, pero en ningún caso el único punto a mejorar si el resto de los pilares de tu vida están cojos.

Cuidarte es un hábito y verás como cuando empieces a incorporar buenas rutinas a tu vida consigues interiorizarlo y no te costará ningún trabajo. Tu salud, tu estado de ánimo e incluso tu productividad laboral te lo agradecerán. Empieza a cuidarte hoy mejor que mañana y recuerda que tu cuerpo y tu mente deben ser dos templos de los que debes cuidar para ser feliz hoy, mañana y pasado.

Si ya has probado las kombuchas, nos gustaría que nos dejaras en comentarios cuál es tu sabor preferido y si repites con frecuencia o no.

Otros artículos de interés: Comida real, ¿qué debes saber?