¿Cómo influye la higiene bucal sobre tu salud dental?


Seguramente reconoces a la higiene bucal como un elemento importante para poder mantener la salud de tus dientes.

Pero es muy probable que no conozcas cómo es que la higiene bucal protege tu salud dental.  El conocimiento de los mecanismos involucrados puede ayudarte a comprender la forma en que debe realizarse la higiene bucal.  Esto te permitirá dar importancia a los más mínimos detalles de las indicaciones de tu odontólogo.

Por ello, si quieres conocer con mayor profundidad cómo la higiene bucal puede  influenciar tu salud dental, continua leyendo lo que te comentamos sobre este tema.

¿Qué importancia tiene mantener  los dientes saludables?

El mantenimiento de los dientes saludables es fundamental para nuestra salud, ya que estos cumplen muy importantes y variadas funciones. Entre ellas: la masticación, la fonación, la deglución de los alimentos, entre otras,  dentro de las cuales se destaca la que generalmente se valora más, por  su impacto en la  apariencia de las personas, es decir, su función estética.

Sin embargo, el mantenimiento de los dientes en la boca en perfecto estado, es amenazado por diferentes factores que favorecen enfermedades que son causa de pérdida dentaria. Entre ellas las dos fundamentales  son la caries dental y la enfermedad periodontal.

También puede afectar nuestra salud dental las alteraciones del color de los dientes que tienen gran impacto en su estética y nuestra apariencia.

Sobre estas tres alteraciones de la salud dental,  la higiene bucal puede tener una gran influencia.

Tambien te recomiendo leas: articulo sobre la respiracion bucal

La higiene bucal y la caries dental

Higiene bucal y dientes sanos
La higiene bucal contribuye a mantener los dientes sanos

¿Qué es y cómo se produce la caries dental?

La caries dental se caracteriza por la infección y  destrucción de los tejidos dentarios. En su desarrollo desempeña un papel muy importante la acumulación de bacterias y los productos de su metabolismo en la superficie de los dientes, formando una estructura que se llama placa dental que se adhiere de manera muy fuerte.

La formación de la placa dental comienza poco tiempo después de que nos hemos cepillado nuestros dientes. A medida que pasa el tiempo, la placa dental se va desarrollando y fortaleciendo en su capacidad de producir sustancias que dañan la superficie de los dientes, la cual está cubierta por un tejido muy duro denominado esmalte dentario.

La destrucción del esmalte dentario provoca la formación de cavidades que facilitan aún más la formación de placa dental, la  penetración de las bacterias y la acción de sus productos, hacia el interior del diente.

¿Cuál es el efecto de  la higiene bucal  sobre la caries dental?

A través de una adecuada higiene bucal, podemos eliminar de nuestros dientes de forma sistemática la placa dental. De esta manera evitamos que esta se desarrolle y libere productos que puedan dañar nuestros dientes provocando la caries dental.

Es por esto, que dentro de los diferentes factores que influyen en  el desarrollo de la caries dental, la higiene bucal ocupa un papel muy importante.

Mala higiene bucal y caries dental
La placa dental es favorecida por una mala higiene bucal y contribuye al desarrollo de la caries dental

 La higiene bucal y la enfermedad periodontal

¿Qué es la enfermedad periodontal?

En la boca se generan potentes  fuerzas sobre los dientes durante la masticación y otras funciones, por ello se requiere  la existencia de tejidos que permitan que los dientes se sostengan unidos de manera flexible al hueso de los maxilares y la mandíbula, denominado hueso alveolar.

Los tejidos de sostén del diente son: la encía que se puede ver desde el exterior, el hueso alveolar que forma la cavidad a la que se une la raíz del diente, el cemento radicular que es el tejido que recubre la raíz dentaria  y  un ligamento que une a este cemento con el hueso alveolar,  denominado ligamento alveolo-dentario.

La enfermedad periodontal es una afección de tipo inflamatorio que daña y destruye a esos tejidos que se encargan de sostener a los dientes, denominados en su conjunto tejidos periodontales.

La placa dental en  la enfermedad periodontal

Al igual que en el caso de la caries dental,  el desarrollo de la enfermedad periodontal  depende de numerosos factores. Sin embargo, sigue siendo fundamental la placa dental  y sus productos bacterianos, que no solo pueden dañar la superficie de los dientes.

La placa dental en su desarrollo puede también provocar daño a los tejidos periodontales, estimulando en los mismos la producción de sustancias inflamatorias que favorecen el avance del proceso hacia los tejidos más profundos. La inflamación provoca a largo plazo la destrucción de los tejidos de soporte de los dientes, por lo que estos se aflojan y se caen.

Por ello, la enfermedad periodontal es una importante causa de pérdida dentaria.

Efecto de la higiene bucal  sobre la enfermedad periodontal

Al igual que para la caries dental, el papel fundamental que juega la placa dental en el inicio y desarrollo de la enfermedad periodontal, determina la influencia de la higiene bucal para controlarla.

El mejoramiento de la higiene bucal constituye así, elemento fundamental  en  la prevención y tratamiento de la enfermedad periodontal.

 ¿Cómo influye la higiene bucal sobre las alteraciones del color de los dientes?

A lo largo de la vida, nuestros dientes pueden sufrir cambios de coloración, a los que se les denomina discromías.  Estas tienen un gran impacto en nuestra apariencia física.

Las causas de estas alteraciones del color de los dientes son numerosas, pero en muchas de ellas la higiene bucal puede tener una gran influencia.

Por ejemplo, ya sabemos el efecto de la higiene bucal sobre la caries dental. Una mala higiene bucal que favorezca el avance de la caries dental puede provocar la muerte del diente y esto trae por consecuencia que este tome una coloración oscura.

El tratamiento puede realizarse a través de  la extracción de la pulpa dentaria muerta y la esterilización y rellenado del canal radicular, a lo que se denomina tratamiento pulporadicular.  Luego se pueden aplicar tratamientos de recromias para tratar de devolver al diente su color natural.

Sin embargo, en ocasiones los productos que se usan para la  esterilización y acondicionamiento del canal radicular pueden ser también causa de alteraciones del color de los dientes, más difíciles aun de resolver.

Por otra parte, los tratamientos de recromia, generalmente producen la eliminación de tejido dentario, con lo cual el diente se debilita y pueden sufrirse fracturas dentarias.

Y así sucesivamente, los tratamientos pueden irse complicando, en una cadena que puede conducir a la pérdida del diente y la consecuente necesidad de prótesis dentaria. Y todo esto podría haberse evitado en gran medida con una exhaustiva higiene bucal.

Otra importante causa de alteraciones del color de los dientes es la incidencia de hábitos, que implican la exposición de la superficie dentaria a pigmentos que pueden mancharla. Ejemplo son los pigmentos contenidos en bebidas como el café y  el té,  así como en el humo del cigarro.

La mayoría de las veces la adecuada y oportuna higiene bucal evita  o limita la aparición de estas alteraciones del color de los dientes que tan desfavorablemente afectan nuestra estética.

¿Cómo realizamos una correcta  higiene bucal para mantener la salud dental?

El método más efectivo de realizar la higiene bucal es el cepillado dental.

El cepillado dental debe cumplir con determinados requerimientos para que sea considerado adecuado y protector:

  • Requerimientos del cepillo. El cepillo debe ser:
  • Duro
  • Flexible
  • No tener más de tres meses de uso
  • Requerimientos de frecuencia del cepillado dental. El cepillado dental debe realizarse por lo menos 4 veces al día. Después de cada comida y muy importante: antes de irnos a dormir.
  • Requerimientos de extensión o cobertura del cepillado dental.  Es muy importante que el cepillado cubra todas las superficies de nuestros dientes de la forma  más exhaustiva posible.

Las superficies pueden ser: linguales, que son las que están en contacto con la lengua; vestibulares, que están en contacto con labios y carrillos; oclusales que es donde se produce la masticación; y zonas proximales que están entre los dientes.

Método más efectivo de higiene bucal
El cepillado dental es el método más efectivo de higiene bucal.

Suele suceder que hay zonas de difícil acceso por medio  del cepillo dental, lo que favorece la acumulación de placa dental en ellas.  Este es el caso de las superficies proximales para cuya higiene es útil auxiliarse del hilo dental de forma complementaria al cepillado.

  • Requerimientos de tiempo del cepillado dental. Debe ser por lo menos durante tres minutos. Puedes guiarte realizando al menos 8 pases del cepillo en cada zona.
  • Forma de cepillado. Hay diferentes métodos pero es muy recomendado hacerlo desde la encía hacia el diente.
  • Incluir las prótesis y otros artefactos de uso bucal.

La visita al odontólogo al menos una vez al año, te permitirá conocer si estás realizando bien tu higiene bucal y si necesitas del uso de medios auxiliares al cepillo dental.

Si cumples con estos requisitos fundamentales de higiene bucal, de seguro contribuirás a mejorar tu salud bucal y con ello tu bienestar general.

Lee más: ¿Sabes cómo usar la pasta de dientes para trucos en el hogar?