3 zumos para la hipertensión que te van a servir de mucho


Oímos hablar frecuentemente sobre la tensión: alta, baja… los extremos nunca son buenos y menos si hablamos de salud. Pero, ¿sabes exactamente qué es la tensión arterial? Te lo vamos a explicar brevemente y de forma sencilla para que lo entiendas: es la presión que hace la sangre cuando recorre las venas. Es de vital importancia mantenerlas en los valores médicamente recomendados para que no tengamos riesgo de sufrir accidentes que pueden llegar a costarnos la vida.

Por ello, hoy queremos ayudarte a que te cuides de forma natural, en casa y con unos pocos ingredientes naturales que te pueden hacer mucho bien.

Lee más: ¡Cuidado con la hipertensión!

Presión sistólica y presión diastólica: tipos de tensión arterial

Aunque no solemos clasificar, la tensión arterial se divide a su vez en dos tipos. Por una parte, vemos la presión sistólica, la cual refleja las contracciones del corazón; por otra, la diastólica, la cual nos habla de la presión mínima de las arterias.

Los valores que recibimos en las pruebas de tensión muestran la sistólica en primer lugar y la diastólica en segundo. Por ejemplo, la ideal sería 120/80, mientras que a partir de 140/90 ya se considera hipertensión.

Recetas de zumos para la hipertensión

Controlar la tensión es básico. Y aunque si la tenemos alta el médico nos va a recetar algún tipo de fármaco para regularla, en casa también podemos ayudarnos con algunas recetas naturales como estos zumos para la hipertensión.

Ajo y zanahoria

El ajo es un superalimento que nos ayuda casi con cualquier cosa que necesitemos. Por su parte, la zanahoria contiene una gran cantidad de vitamina A y contribuye también a regular nuestra presión arterial.

Para preparar este rico y sano zumo, necesitaremos 1 diente de ajo y varias zanahorias, dependiendo de su tamaño. Pelamos la zanahoria, hacemos zumo con ella hasta rellenar un vaso (250 ml). Cuando lo tengamos listo, machacamos el ajo bien y lo añadimos al zumo de zanahoria. Si quieres evitar encontrarte trozos, puedes pasarlo de nuevo por la licuadora.

ajo por la noche
El ajo es un antibiótico natural con muchísimos beneficios

Zumo de perejil y zanahoria

La zanahoria vuelve a ser la protagonista, pero en esta ocasión las acompañamos de un poquito de perejil. Este zumo es más dulzón que el anterior y probablemente te guste más de sabor.

Necesitarás 2 zanahorias grande y un poco de perejil al gusto. Pelamos las zanahorias, las cortamos y las ponemos en la licuadora junto con el perejil picado. Lo licuamos todo bien y ya tenemos nuestro zumo listo. Podemos tomarlo a temperatura natural o fresquito, incluso con un poco de hielo picado.

El zumo conserva todas la propiedades de la zanahoria
El zumo de zanahoria nos aportará todas sus propiedades al instante

Zumo de zanahoria y naranja

En esta ocasión, acompañamos nuestras 2 zanahorias grandes con 1 naranja. El proceso es prácticamente idéntico en todos los zumos para la hipertensión. En este caso, exprimimos la naranja y en la licuadora colocamos el zumo resultante y la zanahoria pelada y cortada en rodajas.

Licuamos bien hasta que esté todo bien mezclado y tomamos al instante.

Batido de carotenos
La vitamina C favorece la absorción de hierro. Una buena opción es combinar vegetales como la zanahoria con naranjas.

Conoce más: Aprende a preparar batidos verdes