Hígado graso: qué es, síntomas, evolución, tratamiento y prevención


¿Crees que puedes padecer hígado graso? Esta patología afecta a más personas de las que imaginamos y aunque en un primer lugar es benigno, sí que es importante que lo detectemos a tiempo y así podamos prevenir sus efectos, aliviar las molestias y poner un tratamiento efectivo.

Por ello, hoy una vez más te queremos ayudar y te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el hígado graso. ¿Preparados? Empezamos.

Otros artículos que te van a interesar: 7 curiosidades sobre el hígado que seguro que nunca te han contado

La mayoría de las transformaciones metabólicas se realizan en el hígado
El hígado es el órgano que actúa como la fuente fundamental de energía para los seres vivos.

¿Qué es el hígado graso?

El hígado graso, también llamado esteatosis hepática, se trata de una patología benigna resultado de la acumulación de ácidos grasas en las células hepáticas. Aunque antiguamente estaba relacionada con el alcoholismo (como gran parte de las enfermedades del hígado), lo cierto es que actualmente está más ligada a la obesidad, los triglicéridos o el colesterol.

Síntomas del hígado graso

En el peor de los casos, no existirían síntomas del hígado graso. Y decimos que es el peor de los casos porque de esta manera la enfermedad avanza sin que le pongamos remedio a tiempo, lo cual ya sabes que en materia de medicina y salud es un gran problema.

Pero cuando sí aparecen síntomas del hígado graso, estos suelen incluir fatiga, pesadez, malestar, pérdida de peso y dolor en la parte superior derecha del abdomen. En menor frecuencia, también puede aparecer ictericia.

Se pueden utilizar una gran diversidad de productos naturales en función de limpiar el hígado
En el hígado se desarrollan las transformaciones metabólicas de ahí que resulta imprescindible su adecuado funcionamiento y para eso debemos limpiar el hígado

Evolución y tratamiento del hígado graso

Normalmente, no hay que lamentar una evolución grave de la enfermedad del hígado graso, siempre que le pongamos solución a tiempo. Si lo dejamos avanzar sin que pongamos un tratamiento efectivo a tiempo, corremos el riesgo de sufrir una inflamación de hígado (llamada en términos médicos como esteatohepatitis), cuando los niveles de acumulación de grasas superan las cantidades médicamente recomendables. En el peor de los casos, esta enfermedad puede evolucionar a cirrosis o cáncer.

Lo cierto es que si lo detectamos a tiempo, no existe un tratamiento del hígado graso 100% efectivo, pero sí es verdad que es sumamente fácil de remediar. Tan solo tendremos que modificar ciertos patrones de nuestro estilo de vida: adelgazar, alimentarnos de forma sana y practicar ejercicio. Con todo esto, lo que se busca es eliminar toda la grasa posible del cuerpo.

¿Nuestro consejo? Poner nuestra salud siempre en manos de un profesional, ya sea un doctor, un nutricionista o un preparador personal.

La cirrosis hepática afecta el funcionamiento de tu hígado
El funcionamiento de tu hígado se afecta por numerosas enfermedades infecciosas y tóxicas

¿Se puede prevenir el hígado graso?

Si te pregunta padecer hígado graso en un futuro, ya habrás imaginado cómo puedes prevenirlo. En tu estilo de vida está la clave. Así, te recomendamos vigilar tres aspectos principales:

  • Alimentación: Come todo lo sano que puedas (verduras, frutas…) y evita los alimentos grasientos.
  • Alcohol: Rechaza el alcohol de tu vida. No te va a pasar nada por tomar una copa de vez en cuando, pero no lo conviertas en algo diario y habitual ni te des grandes atracones, que ya sabes que no va a terminar bien…
  • Ejercicio: Para movilizar y quemar las grasas no hay nada mejor que moverse.

Otros artículos relacionados: Más información sobre el hígado graso