Helicobacter pylori, más frecuente de lo que pensamos


Helicobacter pylori (H. pylori), es una bacteria que se menciona muy frecuentemente y es que la misma está presente en casi la mitad de la población mundial.

Es una de las causas fundamentales de la gastritis, la úlcera péptica y duodenal y se considera que puede aumentar la propensión al cáncer gástrico.

Pero en muchas ocasiones no produce síntomas y solo es detectada cuando se hacen pruebas diagnósticas. Muchas personas la adquieren durante la infancia y se considera que algunas nacen con una mayor capacidad de resistencia a la agresión del Helicobacter pylori.

Cuidado ante los síntomas de infección por H.pylori
Ante los síntomas de infección H.pylori debes recurrir a un especialista

Causas de las lesiones de Helicobacter pylori

Es aceptado que la agresión a la mucosa estomacal la produce el H. pylori en varias etapas, las mismas son:

1-Penetración y adherencia a la mucosa gástrica

2-Producción de amonio

3- Multiplicación del Helicobacter pylori, migración y formación del foco infeccioso

4-Ulceración gástrica producto de la destrucción de la mucosa, inflamación y muerte celular

Algunos estudios moleculares la involucraran con un mayor riesgo de padecer cáncer gástrico y se postula que puede producir la activación de un factor que influye en supervivencia de las células cancerígenas.

La infección por H. pylori puede generar diferentes afectaciones
Esta es la secuencia de etapas en las cuales se produce las afecciones por H.pylori

¿Qué hacer para prevenir la infección con Helicobacter pylori?

No se conoce con exactitud cómo se produce la infección por Helicobacter pylori, pero algunas evidencias indican que podría ser transmitida de persona a persona a través de alimentos y agua contaminada. Pero también por las heces fecales, los vómitos y la saliva.

Entre las medidas para prevenir la infección con H.pylori se encuentran:

  • Lavado frecuente de las manos con agua y jabón y en particular después de usar el servicio sanitario y antes de ingerir alimentos
  • Consumir agua de fuentes seguras de abasto
  • Cocinar completamente los alimentos y evitar el consume de alimentos crudos, sobre todo en zonas de alta incidencia de esta bacteria

Síntomas de la infección de H. pylori

La infección con la bacteria Helicobacter pylori, es una de las causas más comunes de la gastritis, pero también puede conducir al desarrollo de la ulcera péptica tanto en el estómago como en el duodeno.

Los síntomas de la infección con H. pylori varían de acuerdo a la enfermedad a la que están asociadas, pero sin embargo puede cursar sin ninguna sintomatología.

Entre los signos y síntomas que se asocian con la infección de Helicobacter pylori, se encuentran:

  • Ardor e irritación en la región superior del abdomen
  • Dolor en esta zona que aumenta cuando no consume alimentos frecuentemente
  • Deseos de vomitar
  • Gases, eructos e hipo
  • Sensación de distensión abdominal
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso sin causa aparente

Si presentara un dolor fuerte en el abdomen de forma persistente, o si tuviera sangre en las heces fecales o en algún vomito debe acudir de inmediato al hospital.

¿Cómo confirmar si tengo Helicobacter pylori?

Test inmunológico

El H. pylori puede diagnosticarse en la sangre mediante un test inmunológico. Estos sistemas lo que hacen es la presencia de anticuerpos, lo que indica que su organismo se ha defendido o se defiende del ataque de esta bacteria.

Es por ello que este tipo de prueba no confirma que tiene una infección activa, pero también puede ser realizada en heces fecales siendo más efectiva, la prueba respiratoria es mejor.

Prueba en el aire espirado

Se toma una cantidad pequeña de una sustancia que contiene carbono radioactivo. Después se respira en una bolsa, se sella y se analiza el contenido. Si la bacteria está presente en su estómago, ella rompe las moléculas de carbono y se podrá detectar en el aire espirado.

Endoscopia

Para efectuar la endoscopia se introduce un tubo flexible por la boca y permite explorar el esófago, estomago, y la parte superior del intestino delgado y detectar la afectación producida por la bacteria sobre la mucosa interior de esos órganos.

Lo anterior es posible porque en su extremo dispone de una pequeña camarita. De acuerdo al tipo de lesión que se encuentre podrá ser necesario tomar una pequeña muestra de tejido para efectuar el estudio anatomo-patológico.

Pronóstico de la infección Helicobacter pylori

Como es una bacteria puede ser tratada con una con una combinación de antibióticos y medicamentos para disminuir la acidez y generalmente hay una respuesta muy favorable a los mismos.

En algunos países, se efectúa el test inmunológico en la sangre si el mismo da positivo se indica el tratamiento y 15 días después se efectúa el test respiratorio con carbono 14 para así asegurar que está eliminada.

Como la transmisión se efectúa por el contacto entre las personas se recomienda tratar a todos los miembros de la familia. Pero cada caso necesita ser evaluado por su médico que será el que mejor lo pueda asesorar.

Ante la sospecha de infección por Helicobacter pylori, no te descuides, acude a un especialista. Prevenir es la mejor forma de evitar una enfermedad.


Advertisements