5 razones para no hacerse un piercing en la lengua


¿Conoces los riesgos de hacerse un piercing? Como resulta lógico, perforarse la lengua no es ninguna tontería. No es lo natural, no es lo más sano, el cuerpo no lo asimila como algo «lógico», pero si estás pensando en hacerte un piercing en la lengua, por moda o por curiosidad, deberías leer este artículo primero.

Hay muchas razones para descartar la idea. Hoy queremos darte cinco motivos para NO perforarte la lengua o para convencer a tu hijo, tu sobrino o tu amigo de que no lo haga.

Sigue leyendo: ¿Cómo podemos evitar los problemas dentales?

piercing y salud
¿De verdad te merece la pena perforarte la lengua?

5 motivos para no hacerte un piercing en la lengua

La lengua es una de las peores zonas para hacerse un piercing y, sin embargo, a la misma vez es una de las más populares también. No lo decimos nosotros, lo dice un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, que declara que más de un 95% de las personas que llevan uno han sufrido alguna fisura alguna vez y casi la mitad, una lesión periodontal. ¿Merece la pena? Nuestra respuesta es clara: no.

piercing en la lengua
Hay muchos tipos de piercings, pero los de la lengua son unos de los más peligrosos

Fractura de los dientes:

Si tienes un amigo que lleva un piercing en la lengua, seguro que le has visto «jugando» con él en más de una ocasión. Este hábito, que a priori puede parecer inofensivo, puede provocarnos fracturas en las piezas dentales.

Inflamación de encías:

Los problemas gingiviales también son habituales en las personas con piercing en la lengua. Al tener un cuerpo extraño dentro de la boca, las encías sufren un riesgo mayor de inflamarse más y con mayor frecuencia.

Hemorragias:

La lengua tiene muchas terminaciones y ramificaciones de arterias y es muy habitual que al realizar la perforación para poner el pendiente, se rompa un vaso sanguíneo provocando una hemorragia más o menos intensa.

Dolor:

Evidentemente, al perforarnos la lengua este órgano sufre y podemos atravesar diferentes etapas de dolor durante días o semanas.

Pérdida del sentido del gusto:

Por último, las personas con un piercing en la lengua pueden experimentar pérdida del gusto o alterar la sensibilidad de dicho órgano. Esto sucede por el riesgo que existe de incidir directamente sobre un nervio.

Otros de los problemas que podemos tener al hacernos un piercing en la lengua es el aumento de la salivación, infecciones variadas, dificultad para masticar, dificultad para hablar o incluso alergias.

por que hacerse un piercing
¿Cuáles son tus motivos para hacerte un piercing?

¿Qué dicen los expertos?

La mayoría de los expertos coinciden en que no es recomendable perforarse la lengua. De hecho, más de 7 de cada 10 personas sufren algún tipo de complicación de las expuestas anteriormente, sin olvidar ese casi 100% que hemos señalado al principio de nuestro artículo, que padecen fisuras a causa del pendiente.

¿Merece la pena arriesgarse a todo esto por una simple moda o cuestión estética? Tú eres quien decide en última instancia, pero parece evidente que la respuesta es clara.

Otros artículos que te interesará leer: Tatuajes solares, más peligrosos de lo que crees