Hablemos de la Enfermedad de Lyme


La Enfermedad de Lyme, también conocida como Borreliosis de Lyme, debido a que es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria Borrelia burgdorferi es transmitida por garrapatas de “patas negras”, las que habitualmente viven en animales del bosque como pueden ser ratones y otros mamíferos pequeños así como venados.

La Enfermedad de Lyme se ha convertido en un verdadero flagelo en Norteamérica y Europa, dado fundamentalmente  por el creciente número de casos que acompaña al impacto que ocasiona como enfermedad que se hace  crónica en los seres humanos.

La Enfermedad de Lyme se trasmite por garrapatas
Garrapata como agente transmisor de la Enfermedad de Lyme

¿Cómo se puede afectar un humano con el Enfermedad de Lyme?

La bacteria causante de la Enfermedad de Lyme es transmitida por la mordedura de garrapatas lo que determina que el riesgo está directamente relacionado con la presencia de las garrapatas así como de los potenciales reservorios infectados, es decir, los animales que son portadores de la bacteria en aquellas zonas donde la enfermedad está presente que son las llamadas zonas endémicas. Así las cosas el hombre actúa como un hospedero accidental.

La Enfermedad de Lyme se trasmite por garrapatas que están en los pastizales y bosques
En los bosques aparecen con frecuencia las garrapatas que transmiten la Enfermedad de Lyme

De hecho resulta difícil poder observar las garrapatas de ahí que es oportuno conocer los síntomas que produce la Enfermedad de Lyme pues es relativamente fácil que no las personas no se percaten de la picadura de una garrapata.

¿Es frecuente la Enfermedad de Lyme?

La Enfermedad de Lyme afecta alrededor de 300 000 estadounidenses, es decir, en el orden de diez veces el número de personas que se consideraba se enfermaban según los reportes de los últimos anos según los reportes de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Esto la convierte en un problema de salud en los Estados Unidos de América conllevando que sea considerada como la enfermedad transmitida por artrópodos que con mayor frecuencia aparece en su territorio.

Pero esto es solo una arista del problema pues la Enfermedad de Lyme desde que fue reportada a mediados de los años 70, y se ha reportado en 46 estados de los Estados Unidos de América, Europa, la ex Unión Soviética, así como en algunos países de Asia como son China, Japón. También se encuentra en África, América del Sur, Australia y hasta en el Ártico. No obstante su presencia diseminada por todo el mundo, se conoce muy poco sobre la presencia de esta en la zona de América Latina y el Caribe.

Importancia médica de la Enfermedad de Lyme

Uno de las primeras manifestaciones de la Enfermedad de Lyme es la presencia de manifestaciones cutáneas del tipo de las erupciones en forma de círculo, popularmente denominada como “ojo de buey”.

Su comienzo agudo se acompaña de fiebre, dolor de cabeza (cefalea) y fatiga;  pero también puede manifestarse con afectaciones en el sistema nervioso, corazón, articulaciones y hasta en la piel. En particular puede ocasionar parálisis facial así como pérdida de sensibilidad en brazos y piernas y esto puede ocurrir semanas depues que los síntomas iniciales aparezcan.

Desde el punto de vista clínico la Enfermedad de Lyme es similar a las manifestaciones que presenta la sífilis, fundamentalmente dado  por su carácter sistémico y su desarrollo evolutivo por estadios.

¿Cómo puedes evitar la Enfermedad de Lyme?

La mejor forma de prevenir la Enfermedad de Lyme es evitando el contacto con las garrapatas y para esto se aconseja el uso de repelentes del tipo de la permetrina, que solamente debe usarse sobre la ropa y no encima de la piel. Otro enfoque conllevaría el control de las garrapatas, sobre todo en áreas boscosas o de pastizales transitados por los humanos.

Al controlar las garrapatas se disminuye la potencial posibilidad de contraer la Enfermedad de Lyme
Al ser las garrapatas el vehículo del agente causal de la Enfermedad de Lyme su control disminuye la posibilidad de enfermar

Otro acercamiento al tema nos induce al uso de ropas de colores claros  con camisas de manga larga así como pantalones largos con el borde terminal dentro de las medias y zapatos. Preferentemente se deben utilizar botas altas.

En paralelo se debe revisar a las mascotas después de una caminata por las áreas boscosas o pastizales.

En fin, como siempre evitar es mejor que tratar. La Enfermedad de Lyme no es una excepción.