Fumar es la principal causa de enfermedad del mundo


El que ha sido fumador por un tiempo no necesariamente muy prolongado necesita 10 años sin fumar para que su organismo quede libre de los efectos tóxicos que ocasiona el hábito de fumar.

Las consecuencias de fumar acarrean más de 5 millones de muertes por año
El fumar se ha convertido en una epidemia de nuestros tiempos

Fumar está considerado como una de las adicciones más dañinas al organismo y que es la causa de más muertes.

¿Porque se considera que el fumar es tan perjudicial?

Si buscamos en las estadísticas encontramos que se considera que el tabaquismo ocasiona alrededor de 5 millones de muertes por año. Esto nos lleva a calcular que a la altura del año 2030 se alcanzarían los 10 millones de muertes por año.

Pero más aún, la esperanza de vida de los fumadores se afecta como promedio hasta unos 15 años menos si se compara con los no fumadores, lo que determina que en el orden del cincuenta por ciento de los fumadores mueren como consecuencia de una enfermedad dependiente del consumo de tabaco.

Pero en este escenario no tan solo hay que pensar en las causas directas de muerte sino también en aquellas enfermedades que aparecen como consecuencia del tabaquismo.

¿Qué se considera como tabaquismo?

Se reconoce como “tabaquismo” a la adicción al tabaco, y en particular debido a que uno de sus componentes fundamentales es la nicotina crea dependencia, actuando sobre el sistema nervioso central con su reconocido efecto antidepresivo.

Así las cosas debemos considerar al tabaquismo como una enfermedad por si mismo, fundamentalmente dado por su repercusión a nivel psicológico, físico y social.

Enfermedades causadas por el tabaquismo

A principios del siglo pasado se consideraba que los efectos adversos de fumar cigarrillos eran puntuales, en tanto en la actualidad el tabaquismo se asocia con transformaciones que afectan todos los órganos y sistemas del ser humano.

Entre las enfermedades más importantes relacionadas con el tabaquismo se encuentran:

  • enfermedades del corazón, generando predisposición a la arteriosclerosis coronaria, cerebral y afectación del sistema arterial periférico
  • cáncer en los pulmones, laringe, aparato urinario y el sistema digestivo
  • enfermedades respiratorias y en particular enfisema, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y bronquitis crónica
  • trastornos de aparato reproductor.
  • el calor que se genera por la combustión del cigarrillo produce gingivitis y periodontitis así como efectos malignos en la mucosa oral
  • incrementa el riesgo de padecer úlcera péptica
  • afecta la respuesta inmune con disminución de las defensas frente a determinadas infecciones
  • afecciones de la piel y en particular ocasiona arrugas como consecu8encia de la degradación de las fibras elásticas
  • a nivel de la cavidad oral se produce cambio de coloración de dientes (amarillos) que se acompaña de mal aliento
  • agrava las manifestaciones del asma
  • los hijos de padres fumadores adquieren 70% más de probabilidades de ser atendidos por enfermedades respiratorias
  • afecciones del feto en aquellas mujeres que fuman durante el embarazo.

En un estudio hecho en sangre de cordón umbilical de niños recién nacidos cuyas madres fumaron durante el embarazo se constató que en el 83 % tenían daño irreversible del ADN de los niños.

Según datos que aporta la Organización Mundial de la Salud (OMS) el peso de los niños al nacer hijos de madres fumadoras es inferior si se compara con el de los hijos de madres no fumadoras.

Efecto de fumar pasivo o pocos

Los efectos negativos del tabaquismo son dependientes de las dosis, es decir, son peores en la misma medida en que se fuma. Si fumas más, los efectos serán peores. Pero también resulta válido que si consumes unos pocos cigarrillos por día igual de dañino resulta para tu salud.

Pero también se debe considerar que los efectos negativos comienzan a dañar el organismo tan pronto se comienza a fumar.

Y estos efectos adversos que existen cuando se practica el mal hábito de fumar afectan la salud de fumadores y de los fumadores pasivos, es decir, aquellos que se encuentran en el entorno donde se fuma.

Cada día 31 de Mayo ha sido establecido mundialmente como Día Mundial Sin Tabaco. Honrémoslo, no tan solo los 31 de Mayo, hagamos que se multiplique por 365 días 31 de Mayo en nuestro entorno. Hagamos válido el no fumar.