Prepara sencillos exfoliantes caseros para tu rostro


Realizar exfoliantes caseros tiene su técnica. No hay que dejarse llevar por cualquier recomendación. Es esencial que al momento de hacer una preparación casera seamos conscientes de los posibles efectos secundarios.

Si bien los exfoliantes nos ayudan a remover trazas de piel muerta y agentes contaminantes, también hay que manejarlos con cuidado. Su efecto “abrasivo” por decirlo de alguna manera puede llegar a lastimar la piel cuando se aplican irresponsablemente.

Acá vamos a aprender a hacer exfoliantes en casa de manera que hagan efecto en la medida posible. Así como las diversas clases que existen y los lugares adecuados de aplicación. Recordemos siempre que no nada mejor como la belleza saludable.

Todo sobre exfoliantes caseros
Cuando usamos un exfoliante debemos tener en cuenta el tipo de reacción que estamos generando.

Qué debes saber sobre los exfoliantes caseros

Cuando usamos un exfoliante debemos tener en cuenta el tipo de reacción que estamos generando. Al retirar esas impurezas lo hacemos a través de la fricción con un material más duro que nuestra piel.

Sin embargo, es vital ejercer la fuerza y el movimiento específico para solo remover las células muertas. Jamás hay que sentir dolor, solo una leve incomodidad. Y al hacerlo debemos dibujar círculos de adentro hacia afuera, cambiando continuamente la zona.

Por otro lado, es importante saber que hay recetas muy variadas: exfoliantes para pieles grasas, jabones exfoliadores y también exfoliantes de piernas. Es importante ser conscientes de esto para propiciar el efecto ideal y no una consecuencia perjudicial.

Exfoliante casero para el cuerpo de chocolate y azúcar

Vamos a comenzar por un exfoliante para el cuerpo sumamente suave. Solo combina chocolate con azúcar. Cada uno tiene un aporte diferente y en conjunto despertarán nuestra mejor apariencia.

Mientras que el azúcar es el agente que eliminará las trazas de piel muerta e impurezas, el chocolate a ayudará a rejuvenecer la tez con su aporte antioxidante. La receta es tan fácil como deliciosa.

¿Cómo se prepara?

Mezclamos azúcar con aceite de canola y 2 cucharadas de cacao en polvo. Todo lo guardamos en un frasco de vidrio con tapa. Esa mezcla puede durar hasta 4 días en el refrigerador o en un lugar fresco.

Aplicación

Nos metemos en la ducha y humedecemos la piel. Tomamos parte del exfoliante y damos masajes en todo el cuerpo. Recuerda, con movimientos circulares cambiantes en sentido a las agujas del reloj. Para finalizar, solo debemos enjuagar como de costumbre.

Exfoliación corporal con sal gruesa y aceite esencial

Lo maravilloso de este exfoliante casero es que es ideal para todo tipo de piel, no importa si es grasa o sensible. Siempre que apliquemos de la forma adecuada que explicamos anteriormente no habrá problema.

También es especial si tenemos área con callosidades, tal como la planta de los pies. Eliminará favorablemente esas imperfecciones, dejándonos una piel más suave y deslumbrante de belleza natural.

Preparación

Solo tenemos que mezclar sal de mar con aceite esencial. Unimos ambos ingredientes muy bien y masajeamos en círculos cambiantes.

Es importante que mantengamos una fuerza constante pero no que llegue a sentirse desagradable. Solo hay que dar masajes. Cuando veamos que cambia a un color rosado, será suficiente y podemos enjuagar con agua tibia.

¿Para qué usar un exfoliador casero con sal?

La sal marina también llamada sal gruesa, es ideal para exfoliar nuestra piel de forma profunda. Sus beneficios van desde estimular el sistema circulatorio hasta remover eficazmente toda clase de impurezas.

Otro beneficio de ella es que podemos mezclarla con toda clase de ingredientes. En específico, tiene un efecto potente cuando hacemos una pasta de sal gruesa y aceite de oliva.

Sabemos que los aceites esenciales tienen propiedades de todo tipo, tanto para la salud de nuestro organismo como la apariencia física. En este último aspecto, poseen un efecto hidratante sin igual.

Exfoliantes caseros
Los exfoliantes nos ayudan a remover trazas de piel muerta.

Mezcla simple de sal gruesa

Si no tenemos mucho tiempo para preparar un exfoliador casero entonces empleemos una idea más simple. Pero no hay que preocuparnos, tendrá los mismos efectos del anterior. Basta mezclar miel con sal marina y agregar gotas de aceite de romero o menta.

Todo dependerá del efecto adicional que queramos provocar. Por ejemplo, el romero es conocido como un excelente astringente natural. Por su parte, la menta nos dará una sensación de frescura inigualable.

Exfoliante casero para el rostro graso

Cuando tenemos rostro graso es importante contar con una rutina de higiene completa y adecuada. El hecho de producir grasa de forma excesiva nos expone a tener imperfecciones como puntos negros y espinillas.

De ahí que resulta vital contar con un exfoliante en nuestro neceser. Existen recetas de todo tipo pero la siguiente es una de las más fáciles y mejores que hay. Solo tenemos que hacer una crema limpiadora con café.

Humedecemos el rostro y luego tomamos una parte de café molido. Podemos mezclar con aceite esencial o solo usar algunas gotas de agua para crear la pasta. Solo faltará aplicarla en movimientos circulares.

Otras ideas de exfoliantes caseros para rostro graso

Aparte de usar café para limpiar un rostro graso, también contamos con otros valiosos ingredientes que darán una sensación de ligereza casi inmediata. Entre ellos están:

  • Exfoliador de arroz.
  • Exfoliación con maicena.
  • Exfoliante de bicarbonato de sodio.

Rostro limpio con leche y avena

En caso de que tengamos piel seca, es propicio entonces usar otra idea de exfoliante. La leche es ideal para tales casos. Logra mejorar la textura de la piel mientras que la avena crea un efecto sedante.

Para tener un rostro limpio y saludable solo debemos mezclar leche en polvo con avena y cucharadita de maicena. Creamos la pasta con algo de agua. Debe quedar semiespesa.

Solo hay que dejar reposar durante 1 minuto antes de aplicarla. Podemos usarla tanto en el rostro como en el cuello. Siempre en forma de círculos a nivel de un suave masaje. Removemos los residuos con abundante agua tibia.

Lee también: MEJORES MASCARILLAS CASERAS PARA LA CARA: RECETAS QUE SÍ FUNCIONAN

Aclarar y exfoliar la piel de forma natural

La siguiente idea de exfoliante debemos dejarla solo para la noche. Si bien nos ayudará a aclarar la piel, uno de los ingredientes tiene efectos contraproducentes al exponernos a la luz del sol.

De resto, podemos aprovechar su poder aclarador al mezclar azúcar en una taza y agregar después el zumo de limón. Lavamos la cara como de costumbre y aplicamos la mezcla con masajes circulantes.

No hay que retirarla de inmediato. Es importante dejar que actúe por espacio de 5 minutos. Luego de ese tiempo, podemos eliminarla con bastante agua. Poco a poco veremos cómo surte un agradable efecto. Solo usar 1 vez por semana.

Exfoliador casero para piel grasa

Con solo usar avena podemos también propiciar un efecto contra la piel grasa. Esta receta está entre los exfoliantes caseros para pieles grasas y pieles sensibles. Se debe al buen aporte del cereal que nunca nos puede faltar en casa.

Además de que la avena es un excelente alimentos con toda clase de propiedades para la salud, también resulta una aliada de la belleza natural. Junto a su versatilidad, es muy amigable de mezclar con toda clase de ingredientes.

¿Cómo prepararla?

Lo mejor es que es tan fácil de usar que parecerá increíble. Tomamos avena y las mezclamos en poca agua. Aplicamos con movimientos rotatorios y dejamos en la piel al menos cinco minutos.

Un consejo para saber que ha pasado el tiempo necesario, es que empezamos a notar una sensación tirante. Es en este punto donde podemos retirar la mezcla.

Claves de los exfoliantes caseros
Es importante saber que hay recetas muy variadas

Otros exfoliantes caseros efectivos

El azúcar o la avena no son los únicos que nos pueden ayudar a mejorar la apariencia de nuestra piel. También es posible contar con otras clases de exfoliantes caseros que tienen tanta efectividad como los anteriores.

Granola

Por ejemplo, está el exfoliante de granola. Solo amerita mezclar una taza con agua tibia. Unimos para formar una pasta y aplicarla en movimientos circulares. Es ideal de usar para eliminar las impurezas del cutis.

Linaza

Otro cereal aliado de la salud general es la linaza. Podemos mezclarlo con miel y crear un exfoliante para codos y rodillas. Mezclamos 25 gramos de linaza con miel y medio vaso de agua. La pasta debe refrigerarse por 3 horas.

Entre las ideas alternativas de exfoliantes caseros a usar tenemos que incluir:

  • Suero de leche y sal, ideal para poros abiertos.
  • Con escaramujo contra las patas de gallo.
  • Yogur y azúcar.
  • Café y miel.

Beneficios de exfoliar la piel

Junto a las correctas combinaciones, debemos también tener en cuenta los beneficios adicionales que tienen los exfoliantes caseros o profesionales. Además de ayudar a limpiar nuestra tez de impurezas, pueden:

  • Desintoxicar la piel.
  • Darnos una textura suave.
  • Fortalecer el sistema inmunológico.
  • Estimular el sistema linfático.
  • Mejorar la hidratación del cutis.

¿Ya estás lista para preparar tu exfoliante? Elige la receta que más se adapte a tu tipo de piel.