Estar siempre cansado tiene una explicación y debes conocerla


Estar siempre cansado no es algo que debas pasar por alto o restarle importancia. Es cierto que depende mucho de factores diferentes y puntuales, como por ejemplo tener un día de mucha actividad, incluso una temporada algo “complicada”. También el tiempo y la meteorología influyen, pero no debes pasar por alto que estar siempre cansado puede ser el reflejo de nuestro cuerpo ante un problema de salud.

Por eso, hemos querido elaborar este artículo para que entiendes por qué estar siempre cansado es algo a lo que le debemos dar importancia y sobre todo vigilarlo para determinar qué está pasando en nuestro cuerpo. Si es consecuencia de unos malos o incorrectos hábitos, está en tu mano cambiarlo y, por supuesto, debes hacerlo.

Vivir a pleno pulmón compensa, pero estar siempre cansado no. Por eso, no te pierdas esta pequeña guía con la que queremos hacerte reflexionar y que pienses acerca de lo que puedes (o no) hacer para mejorar esta situación y poder vivir, de verdad, con toda la energía que mereces y que necesitas para sacar adelante toda tu jornada.

Otros artículos de interés: Alimentos ricos en hierro

Estar siempre cansado a consecuencia de unos malos hábitos

Mujer en reposo

Si en tu caso el hecho de estar siempre cansado está provocado por unos malos hábitos, es importante que los detectes y que apliques los cambios necesarios.

En este punto, lo más habitual pasa por dormir mal, poco o con calidad deficiente. Tal es la importancia de este asunto que cada vez existen más gadgets y wearables (tecnología ponible) para medir y cuantificar este asunto. Estos datos te pueden servir a ti mismo para valorar si estas durmiendo las suficientes horas o si tu sueño no es tan reparador como debería serlo. También es un buen indicador para mostrarle los datos al médico y que él te pueda dar las pautas que necesitas para mejorar.

La clave de un buen descanso pasa por respetar unos horarios más o menos constantes y también tener una atmósfera que ayude a ello. Si cenas justo antes de ir a la cama, con las luces totalmente encendidas y con la tele a todo volumen, tu cuerpo no logrará el estado de relajación que necesita. También, si tienes la mente a mil con problemas de tu día, tu descanso no será de buena calidad. Las técnicas de meditación ayudan mucho en este sentido. Evidentemente, si no duermes bien, estarás cansado durante el resto del día. Plantéate la posibilidad de tomar una siesta como medida intermedia.

Otros malos hábitos incluyen la alimentación. Las cenas muy copiosas o basadas en alimentos poco saludables provocan también un mal descanso. Opta por el magnesio y el triptófano para relajar el cuerpo. El exceso de grasas saturadas provoca también esta falta de energía en el cuerpo, nos sentimos más pesados. La hinchazón tampoco es buena.

Si detectas que te pesan las piernas y que te sientes siempre cansado, puede ser que estés reteniendo líquidos. Opta por tomar infusiones y sobre todo moverte más. Sí, aunque estés cansado, si es por este motivo, no lo vas a curar con más inactividad. Un poco de movimiento (aunque sea caminar un rato) y una ducha relativamente fría a continuación te ayudarán a eliminar esta sensación.

Por último y aunque no se trata de un mal hábito, si no que es algo que se escapa a nuestro control, ten en cuenta que las estaciones del año también marcan el ritmo de nuestro cuerpo. El calor del verano no ayuda, pero cuando más cansados nos sentimos suele ser en primavera y en otoño. Es decir, en las estaciones intermedias, debemos ayudar a nuestro cuerpo a superar los cambios de temperatura, la humedad y la llegada de una nueva etapa.

Estar siempre cansado es un posible síntoma de salud

niveles de hierro

Por otro lado, estar siempre cansado es también un síntoma de que algo no va bien en nuestra salud.

Lo más habitual es que esté relacionado con una etapa de anemia. La falta de hierro se puede suplir gracias al aumento de la ingesta de alimentos ricos en este mineral, pero también mediante suplementos, si nuestro organismo no lo asimila bien o si necesitamos un empujón extra. Si te sientes muy cansado, no te preocupes, ya que lo más posible es que se deba a esto y, a priori, no es algo que deba alarmarte, pero sí ocuparte. Si la anemia se deja sin ponerle solución puede llegar a afectar a más funciones de nuestro organismo y necesitar un tratamiento médico de urgencia para poner solución.

Entre los alimentos que son nuestros aliados en este caso, contamos con los moluscos, las legumbres y las carnes rojas. Un truco que te servirá de mucho es tomar una vitamina C junto con estos alimentos. Por ejemplo, un plato de legumbres junto con una naranja como postre. La combinación de hierro y vitamina C ayuda a que ambos se asimilen mejor.

Otro tema relacionado con la salud y que puede ser el causante de este cansancio extremo es el tiroides. Si lo tenemos desequilibrado, uno de los primeros síntomas es precisamente el de estar siempre cansado. Esta hormona se encarga de regular muchas funciones vitales básicas y es importante que conozcamos si existe alguna descompensación. Una forma sencilla de conocer los valores es mediante un análisis de sangre en el que se evalúen estas variables.

¿Estar siempre cansado puede ser síntoma de alguna enfermedad grave? Sí, por supuesto. Pero no debemos ponernos en lo peor y por supuesto tampoco debemos pensar en ello ante un síntoma tan genérico y normal como estar cansado. Como hemos visto, este estado físico puede estar condicionado por causas tan variopintas como un simple cambio de estación o una racha en la que estemos durmiendo mal o en la que tengamos una carga mayor de trabajo. Claro que existen algunas enfermedades graves que provocan esta bajada de defensas y este cansancio, pero siempre debe ser un médico el que dé su diagnóstico y nunca, insistimos, nunca, dejarnos guiar por un par de búsquedas en Google o por los síntomas que tiene algún amigo o familiar. Cada caso clínico es diferente.

¿Qué podemos hacer para evitar estar este cansancio?

alimentos ricos en hierro

Por tanto, debemos siempre revisar primero nuestras rutinas, para detectar si por nuestra parte podemos cambiar algo y, en caso de que esto siga sucediendo o que no veamos ningún cambio reseñable que podamos hacer, consultar con el doctor para que mediante el examen clínico pueda determinar si este cansancio está provocado por algún problema de salud que necesite tratamiento médico.

Obviamente, debes ponerle solución. No te puedes conformar con vivir con esta falta de energía, ya que poco a poco te va a ir afectando a otros ámbitos, desde el terreno profesional, social, familia e incluso psicológico. No vivas a medio gas, no pases el día pensando en dormir, todo esto tiene solución y tanto si es una etapa como si es algo más continuado, debes buscar el modo de superar esta situación y volver a ser tú mismo, con toda tu energía y sin esa sensación continua tan desagradable de estar cansado que te impide llevar el ritmo de vida que te gustaría.

¿Qué tal si empiezas hoy mismo a buscar la solución?

Sigue leyendo: La importancia de un buen descanso