¿Sabes a lo que te enfrentas al estar con un hombre casado?


Hasta ahora en el ámbito sentimental has estado dando bandazos. Has conocido a varios chicos, tenido un par de parejas estables… Pero ninguno te ha terminado de llenar por completo. Por fin conoces a alguien y tenéis los mismos gustos, lo pasáis muy bien juntos… ¡Es el hombre perfecto para ti! Y entonces llega la bomba: es un hombre casado.

Descubre: Qué le pasa a tu cuerpo si estás un año sin sexo

Por supuesto, lo dicho en este artículo se puede aplicar tanto a hombres como a mujeres. Del mismo modo que a parejas heterosexuales como homosexuales. Es aplicable a cualquiera que se involucre con alguien que ya tiene una relación. Pero para simplificar el texto, vamos a suponer que se trata de una mujer la que se involucra con un hombre casado. Y a ella nos vamos a dirigir.

¿Te decides a tener una relación con un hombre casado?
Si decides tener una relación con un hombre casado necesitas saber todo lo que puede significar para ti y a lo que te enfrentas si continúas con la relación

¿Sabes a lo que te enfrentas si estás con un hombre casado?

Vale, ya te has enterado de la mala noticia: el hombre del que te has enamorado está casado. Aun así decides seguir adelante y tener una relación con un hombre casado. Tienes que tener muy claro que no es algo que os incluya solo a los dos, todo lo que puede significar para ti y a todo lo que te enfrentarás si continúas con esa relación. Seguro que es algo a lo que le has dado muchas vueltas, pero a veces se necesita una visión externa para aclararnos.

¿Estás segura de que es amor?

Después de varias relaciones fallidas y pensar que nunca vas a encontrar el amor, das con un hombre que se porta muy bien contigo y te da el cariño que necesitas. Es posible que confundas sentimientos y que no estés enamorada en realidad. Intenta mirarlo de forma objetiva para saber realmente qué es lo que sientes por él.

Algo que también hay que tener en cuenta son los sentimientos de él. ¿Estás segura de que está enamorado de ti? Lo más común es que esté aburrido de su vida o que necesita un estímulo extra. O puede que solo busca fiesta extra al salir del trabajo. Es incluso más difícil saber lo que siente otra persona que lo sentimos nosotros mismos. Pero debes tener en cuenta que todo esto puede pasar, no te dejes engatusar con palabras bonitas y un par de regalos.

Relaciones secretas
Tendrás que plantearte si puedes mantener una relación basada en el secreto y ocultarte todo el tiempo

Prepárate para llevar una doble vida

Desde el momento en que decides comenzar una relación con un hombre casado pasas a ser “la otra”. Tiene una mujer en casa que le espera cada noche. Puede que paséis buenos ratos, pero no dormirá contigo, dormirá con su mujer.

No podréis ir de la mano, o mostrar muestras de cariño en público como cualquier pareja normal. Siempre os vais a estar ocultando. Tendrás que valorar si te compensa tener una relación así.

¿Estás segura de que es sincero contigo?

Es posible que haya comenzado la relación contigo diciendo que no es feliz con su mujer, que llevan mucho tiempo que no están bien, que se quiere divorciar… Pero en casi todos los casos son solo excusas para que no te sientas culpable y así poder estar contigo. Si de verdad te crees que no están bien con su mujer, te quiere y la va a dejar… Vuestro amor aguantará a que pase su divorcio y así nadie sufrirá (tú la primera).

¿Podrás llegar a ser feliz con un hombre casado?

Una vez que ya estás metida en esa relación te enfrentarás a celos constantes. Tanto por parte de él como tuyos. Por un lado, él no está todo el tiempo contigo y aunque te considera su pareja nadie lo sabe, y considera que eres suya. Tendrás salidas con amigos y compañeros que para él serán una amenaza. Por otro lado, tú sabes que todos los días vuelve con su esposa, lo que terminará comiéndote por dentro. Además, sabes que ha engañado a su mujer (al menos contigo) ¿qué te asegura que a ti te será fiel?

Los peligros del hombre casado
Piensa si podrás ser realmente feliz en una relación así, ten en cuenta que siempre serás «la otra»

Descubre más: Cómo mejorar la relación con tu pareja con chocolate