¿Es posible evitar los accidentes en el coche? ¿Qué puedes hacer tú?


Evitar los accidentes en el coche es una prioridad para todos. Porque, tengamos la edad que tengamos, aunque llevemos a nuestras espaldas mucha experiencia en este sentido y aunque creamos que conducimos bien, nadie está exento de tener un accidente circulando. Es una de las primeras causas de muerte en nuestros días y todo sucede en un solo segundo. Da igual quien seas, da igual los recursos que tengas o cómo te esté yendo la vida, en un segundo todo cambia y puede tener un desenlace fatal.

Por eso, hoy queremos tratar de ofrecerte una pequeña guía útil para que recuerdes cuando estés al volante y así puedas evitar los accidentes en el coche. Por supuesto, no te va a hacer que tengas cero posibilidades de tenerlos (¡ojalá!), recuerda que en la carretera, además de lo que hagas tú, también importa y mucho lo que haga el otro, pero si consigues poner foco en estos pequeños consejos y recordarlos, te puede salvar de algún que otro disgusto o, al menos ayudarte a evitarlos en lo máximo posible. Sigue leyendo y sobre todo conciénciate de lo importante que es estar seguro al volante. Por ti y por todos.

Sigue leyendo: Consejos para ser más productivo

Respeta las normas: imprescindibles para evitar los accidentes en el coche

Y aquí te vamos a recordar algunas de las medidas activas para evitar los accidentes en el coche, distinguiéndolas de las pasivas que no te lo evita, pero sí te puede hacer que las consecuencias sean menores (ponerte el cinturón, tener un buen Airbag…). Las medidas activas son las de respetar todas las normas de circulación: velocidad, señales, prioridades de paso… Sí, ya sabemos que esto es como muy evidente y que sabes que en caso de no cumplirlo puedes tener que afrontar una multa.

Pero es que la importancia de cumplir las normas radica en que no están puestas por simple placer o por gusto. Estas son las medidas imprescindibles para que la circulación pueda desarrollarse con normalidad y, así, todos podamos evitar los accidentes en el coche. No todos los accidentes están condicionados por un incumplimiento de estas normas, pero gran parte de ellos sí, por lo que, siempre que esté en nuestra mano, trata de sumar, de poner tu granito de arena para que esto no siga sucediendo. No podemos permitirnos que, por no cumplir unas normas, se pierdan vidas en la carretera.

Cuidado con la tecnología

La tecnología es maravillosa y si nos sigues de manera habitual ya sabrás que siempre la alabamos. Pero en el coche la tecnología puede llegar a ser un auténtico riesgo. No hablamos de la tecnología que incorpora el propio coche, obviamente, si no la que tú utilizas a bordo especialmente para entretenimiento. Las grandes pantallas que traen ahora los salpicaderos de los coches están muy bien, pero si las manipulas mientras estás conduciendo tendrás que apartar la vista unos segundos de la carretera… Y esto puede ser fatal.

Igual sucede con las llamadas. No utilices el móvil bajo ningún concepto y, si lo haces, que sea para una llamada telefónica que entre a través del sistema de manos libres que tenga el coche y a un volumen lo suficientemente mediano como para que puedas seguir escuchando el ruido del tráfico y así puedas alertarte de algún cambio significativo. Por supuesto, nada de videollamadas al volante, de grabar directos para Instagram ni de contestar un Whatsapp. Un simple OK puede salirte muy caro. Por favor, recuerda siempre que el móvil y las pantallas en general, a bordo, son un gran peligro.

apps que no conoces usos de la tecnología relaciones deventajas de los smartphones

La importancia de evitar accidentes en el coche cuando vas con niños

Es evidente que si estás circulando con niños mucho menos vas a querer tener un accidente de coche, hasta ahí todos estamos muy de acuerdo y es absolutamente normal y algo en lo que coincidimos. A lo que nos referimos es que los niños en el coche, al igual que sucede con el móvil o con las pantallas en general, pueden ser una fuerte fuente de distracciones. Ellos nos hablan, nos piden cosas, en ocasiones se cogen rabietas…

¿Y qué hacemos nosotros? Lo primero, es muy importante que antes de subirnos al coche ellos tengan interiorizado que no te deben molestar porque tienes que estar atento a la carretera. Habla con ellos y explícaselo. Cuando estéis a bordo, dales antes de arrancar cualquier cosa que puedan necesitar (la botella de agua, el chupe, una mantita…). No intentes buscar nada y dárselo mientras estás conduciendo, porque es uno de los despistes que más te distraen de la carretera. Evita también mirarlos continuamente y, si lo haces, que sea a través del espejo retrovisor, nunca girando la cabeza. Lo que buscamos con esto es que nunca apartes tus ojos del campo de visión que tienes delante de ti.

Di no a los objetos sueltos si quieres evitar accidentes en el coche

Esto también es muy habitual que se nos olvide o que no le demos importancia. Por favor, recuerda que el maletero está para algo. Sabemos que puede llegar a ser un engorro tener que abrir el maletero cuando te subes y cuando te bajas, pero es que tal vez no eres consciente (mucha gente no lo es) de lo fatal que puede ser un abrigo suelto, una maleta, una caja…

Muchas personas tienen la costumbre de simplemente dejarlo en los asientos de atrás o incluso en el asiento del copiloto. En caso de tener un accidente, este saldrá despedido y te puede dar un buen golpe, además de dejarte atrapado. Cuanto más libre de cosas vayas, siempre será mejor. Puedes mirar, si necesitas llevar cosas con frecuencia y por algún motivo no puedes usar el maletero, de comprar algún sistema de anclaje. Lo importante es que todo vaya bien sujeto, que no se mueva para no distraerte, que no te tape visibilidad y que, en caso de impacto, no salga disparado haciendo que el accidente pueda ser mucho peor.

planes alternativos para hacer en vacaciones

¡No muevas los asientos ni los espejos si ya has empezado a conducir!

Esta es una de las primeras cosas que nos enseñan en la autoescuela (y si en la tuya no lo han hecho, mal, pero estás aquí para aprender así que más vale tarde que nunca). Es muy importante que cualquier cambio que tengas que hacer lo hagas antes de arrancar. Cambiar los espejos de posición, mover el asiento, etc. Estos son actos que no cuesta nada revisar que estén a tu gusto antes de empezar a circular y que si intentas cambiarlos cuando ya estás en plena circulación te pueden causar un accidente.

No solo te distrae, si no que te puede hacer que te falte coordinación. Por ejemplo, imagínate que mueves el asiento y se va demasiado para atrás y pierdes el control de los pedales. O que mueves el espejo y te quedas sin visibilidad unos seguros que pueden llegar a ser cruciales. Te recordamos que esto no solo tienes que hacerlo cuando cambias de coche o cuando le has prestado el tuyo a otra persona. Coge el hábito de hacerlo siempre que te montes. Unos pocos segundos te pueden ayudar a evitar un mal mayor.

Otros artículos de interés: Consejos para aprender a montar en bici