Enfermedades de transmisión sexual más comunes ¿cómo prevenirlas?


Bien sabes que el sexo es una de las necesidades básicas de los seres humanos, tan común como cualquier otra. Por ello, no debes olvidar que tener sexo va de la mano con la responsabilidad. Pues, si no estás bien informada, podrías contagiarte de enfermedades de transmisión sexual.

El sexo por diversión aumenta el riesgo de contraer alguna de estas enfermedades. Inclusive las parejas que están muy enamoradas también tienen cierto riesgo de contagiarse de alguna ETS leve, ya que cualquiera de los dos puede ser transmisor.

¿Cómo evitarlas? Lo único que te ayudará a evitar estas enfermedades es saber sobre ellas. Mientras que algunas son fáciles de reconocer, hay otras que presentan síntomas confusos. Una vez que se identifica cuál es la infección el médico decidirá si el tratamiento será por un tiempo o para toda la vida.

Infórmate sobre enfermedades de transmisión sexual
Para evitar estas enfermedades hay que estar informado sobre ellas.

Una mirada a las enfermedades de transmisión sexual

Gonorrea

Comúnmente la padecen pacientes cuya edad está entre 15 y 24 años, y podrían no tener síntomas visibles. Es una enfermedad bacteriana que se transmite mediante el sexo. Las mujeres embarazadas también están propensas a contagiarse y pasarlo a su bebé durante la labor de parto.

Cuando presenta síntomas, estos incluyen:

  • Dolor al orinar.
  • Secreciones vaginales o del pene blanca, amarilla o verde.
  • Sangrado.

Para curarla se usan antibióticos. Si se complica puede provocar inflamación de la pelvis y graves problemas durante el embarazo en mujeres. Además de inflamación del tubo donde se transporta el esperma en los hombres.

Clamidia

Aunque es una ETS bastante conocida, no causa síntomas en un primer momento. Pero cuando se desarrollan sus signos sucede lo siguiente:

  • Mujeres: experimentan secreción anormal por la vagina y ardor al orinar. Y en algunos casos sangran sin tener la menstruación.
  • Hombres: desarrollan secreción por el pene, hinchazón y dolor testicular.

Esta enfermedad es tratada con antibióticos y si la persona se descuida puede causar infertilidad.

Virus de papiloma humano (VPH)

Aunque es de los más conocidos, debes tener especial cuidado con él. Actualmente hay diversos tipos de VPH que, pueden presentar síntomas o no. Es decir, puede vivir en el organismo por largos periodos de tiempo sin que lo sepas.

Cuando se transmite mediante el sexo, tienden a aparecer verrugas en los genitales o boca. Esta enfermedad puede llegar a complicarse si no se controla a tiempo. Ocasionando graves problemas como cáncer de cuello uterino, pene, boca o garganta. Para su prevención existe una vacuna que protege al organismo.

A diferencia lo que dicen muchos especialistas, el virus de papiloma humano se puede desactivar. Pero el proceso es muy lento y tiene que ver con cambiar hábitos alimenticios, dormir bien y hacer ejercicio. En pocas palabras, tu sistema inmunológico debe permanecer fuerte. Siempre es necesario hacerse el examen de ETS, sobre todo si se está comenzando una relación. Esto te ayudará a prevenir alguna complicación y malos entendidos.

Cuidado con las enfermedades de transmisión sexual
Hay que cuidarse mucho de las enfermedades de transmisión sexual.

Tricomoniasis

El responsable de esta enfermedad es un parásito. Puede ser más común en las mujeres que en los hombres, quienes tan solo son portadores de la enfermedad. Se contagia mediante el contacto vagina-pene. Se trata con antibióticos. Sus síntomas incluyen:

  • Picazón al orinar.
  • Secreción del pene o vagina.
  • Dolor genital.

Infecciones de transmisión sexual graves

Sífilis

Es una infección bastante difícil. Aparte de transmitirse mediante el contacto sexual, puede contagiarse durante el embarazo al bebé. Los síntomas comienzan noventa días después de obtenerla. Posee cuatro etapas de desarrollo, por lo que puede durar de meses a años.

Comienza con la aparición de una llaga que no produce dolor en el recto, boca o genitales. Seguido de una erupción que puede propagarse por todo el cuerpo. Frecuentemente es curada con antibióticos. No obstante, es la causante de millones de muertes a nivel mundial.

Puede ser transmitida mediante transfusiones sanguíneas y sus síntomas son difíciles de identificar. Algunos coinciden con los de un resfriado común. Si no es tratada durante sus etapas iniciales, causará graves problemas de corazón, cerebro y ojos, hasta provocar la muerte.

VIH-SIDA

Conocida como la más grave de las enfermedades de transmisión sexual. Ten en cuenta que primero se desarrolla el VIH, destructor de las células del sistema inmunológico. Lo que hará que el cuerpo tenga menos capacidad de defenderse de enfermedades graves como el cáncer.

Una persona puede vivir muchos años con VIH sin presentar complicaciones. Esto si es detectado a tiempo y controlado. Pudiendo hasta llevar una vida sexual activa, con preservativos y otros métodos para evitar el contagio. Pero no tiene cura.

Luego se desarrolla el SIDA, este hará que el sistema inmune reaccione en contra de sí mismo, olvidándose de atacar a las enfermedades graves. Y el paciente puede morir incluso luego de contagiarse de gripe.

El VIH es difundido mediante la sangre, fluidos vaginales, el semen y la leche materna. También hay casos de transmisión mediante visitas al dentista o besos si se tienen heridas en la boca. Este virus puede considerarse asintomático en sus primeras etapas. La única forma de saber si lo posees es mediante un examen de sangre.

Prevenir las ETS es tarea sencilla

Lo primero que debes hacer es dejar a un lado cualquier tabú sobre el tema y estar en constante investigación. Utilizar preservativos si estas con un desconocido es imprescindible. Cuando comienzas una nueva relación deben ir al médico a hacerse todos los exámenes que descarten alguna enfermedad asintomática.

Te en cuenta que, el sexo por muy divertido y necesario que sea es un acto de responsabilidad. Por ello, mientras más adulta seas al momento de comenzar una vida sexual activa, tienes menos probabilidades de desarrollar enfermedades de transmisión sexual. La mejor cura es la prevención, si sabes cómo hacerlo.

Prevenir enfermedades de transmisión sexual
Es necesario saber cómo prevenir el contagio.

Si eres madre, habla constantemente del tema con tus hijos. No como algo malo, sino como algo que puede pasar si no se toman las previsiones. Después de todo, debemos cuidar nuestro cuerpo y procurar una vida feliz libre de enfermedades de transmisión sexual.

Sigue leyendo: Volvemos con las ETS: turno de la gonorrea