Cómo prevenir las enfermedades comunes en los niños durante el verano


Cuando llegan las altas temperaturas, aumentan los deseos de pasear o salir de vacaciones. Si hay un niño en la familia, debemos tomar ciertas precauciones para prevenir las enfermedades comunes en los niños durante el verano.

Además de las probables extensas estadías bajo el sol y sus efectos, también debemos tener en cuenta la permanencia en el agua y la conservación de los alimentos. Para estar prevenidos y pasar un verano sin sobresaltos te ofrecemos una serie de consejos que te ayudarán a disfrutar al máximo de esta hermosa etapa del año.

Cuáles son las enfermedades comunes en los niños durante el verano

La idea de conocer los peligros que nos presenta el verano, no es para preocuparse. Todo lo contrario, es para estar preparados. Porque muchos de ellos son totalmente evitables. De esta manera puedes disfrutar de la manera más segura los días de descanso.

Enfermedades comunes en los niños

Deshidratación

Las temperaturas altas pueden producir que el cuerpo transpire más, con mayor razón si el niño se mueve mucho, juega o hace algún deporte. Por eso es que es tan común que el niño pase por un proceso de deshidratación.

Otro factor que puede incrementar la posibilidad de que el niño pase por una etapa de deshidratación son los procesos de diarrea. La deshidratación es un tema muy delicado, especialmente en niños, mayores y embarazadas.

Por lo tanto, es muy importante evitarlo y la mejor manera de hacerlo es ofrecerle agua con mayor frecuencia.

Quemaduras solares

La piel de los niños es mucho más sensible que la de los adultos, por lo tanto, es muy importante tener cuidado de que no quede expuesta por mucho tiempo a los rayos solares. Especialmente durante las horas picos que se encuentran de 11 a 14 hs.

Para evitar las quemaduras o insolación que son unas de las enfermedades comunes en los niños se debe proteger al niño de los efectos dañinos del sol. Si no se puede evitar que el niño esté en el sol durante esas horas se debe tratar de usar una gorra y proteger su piel con un protector solar.

Conjuntivitis

Una de las enfermedades que se puede contagiar fácilmente entre niños es la conjuntivitis causada por bacterias o virus. Sin embargo, durante el verano, la más frecuente es provocada por el cloro de las piscinas. Aunque puede impresionar porque la conjuntiva del ojo se inflama y toma un aspecto rojo, no es grave.

Generalmente desaparece sin ningún tratamiento, al menos que se trate de una conjuntivitis provocada por una bacteria. En ese caso necesitará un antibiótico. Para que el niño se sienta mejor puedes aplicar una compresa con agua fría sobre sus párpados y limpiar frecuentemente los bordes de los ojos con una bolita de algodón o gasa mojada con agua tibia.

Intoxicación digestiva

La falta de higiene y un mal mantenimiento de los alimentos es la causa más común de diarrea, una de las enfermedades comunes en los niños durante la etapa estival. Las temperaturas del verano ayudan a la proliferación de bacterias y virus, por lo tanto, se debe extremar el cuidado de las cosas que rodean al niño y de su menú.

La intoxicación digestiva puede provocar dolores abdominales, diarrea y vómitos que pueden ocasionar también deshidratación. Por lo tanto, la primera medida es ofrecerle agua constantemente y brindarle un menú liviano libre de grasa, azúcar y lactosa. Hasta que el niño vuelva a sentirse bien.

Enfermedades comunes en los niños

Para evitar que el niño u otro integrante de la familia pase por una intoxicación digestiva se pueden tomar ciertas medidas muy efectivas. La primera de ellas es lavarse las manos antes de comer. La segunda es asegurarse de que todos los alimentos que se van a comer sin cocinar estén muy bien lavados.

La tercera es no utilizar el mismo utensilio en los alimentos cocinados y los crudos. Además, la carne vacuna y de pescado siempre debe estar bien cocinada.

Cuando se trata de alimentos refrigerados se necesita mantener la cadena de frío, de lo contrario, los microbios y bacterias se proliferarán rápidamente.

Aquí encontrarás: Algunos consejos para cortar la diarrea en adultos y niños

Picaduras de insectos

Dentro de las enfermedades comunes en los niños se encuentran las infecciones por picadoras de insectos. Como en el verano la piel está más expuesta que durante el resto del año, es muy probable que los insectos lo piquen. Por lo tanto, se debe limpiar y verificar con frecuencia el ambiente donde el niño jugará o dormirá.

Enfermedades respiratorias

La proliferación de virus durante el verano favorece al desarrollo de enfermedades respiratorias virales. Sin embargo, los mayores casos de bronquitis y faringitis se deben a los cambios bruscos de temperatura.

Es cierto, que el clima puede cambiar bruscamente, pero la causa más frecuente es el uso del aire acondicionado. Una temperatura agradable se debe encontrar entre los 22º y 24ºC. Otro detalle que se puede evitar es tratar de evitar que el niño se encuentre en el camino del flujo de aire que sale del aire acondicionado.

Además, el aire acondicionado puede secar el ambiente, por lo tanto, se puede ventilar la habitación frecuentemente o tener un humidificador.

Teniendo en cuenta estos consejos de cómo prevenir las enfermedades comunes en los niños podrás disfrutar del medio ambiente y del agua de una manera segura y saludable.