Ejercicios de calentamiento, ¿por qué son necesarios?


Cuando escuchamos hablar sobre los ejercicios de calentamiento, es inevitable que nos acordamos de aquel profesor de gimnasia del colegio o el instituto que siempre comenzaba sus clases con una tanda de ellos y que le ponía tanto hincapié a la importancia de hacerlos correctamente. Quizás en ese momento no entendíamos por qué teníamos que realizarlos y para muchos incluso les podría parecer una pérdida de tiempo.

Nada más lejos de la realizar. Los ejercicios de calentamiento son fundamentales para realizar de manera correcta nuestro deporte o actividad física (incluso si son simples ejercicios para adelgazar en casa) y prescindir de ellos puede dar lugar a situaciones desagradables que podrían haberse evitado, como lesiones, agujetas o poca resistencia.

Ideas de ejercicios para adelgazar en casa

ejercicios de calentamiento
Realizar ejercicios de calentamiento es básico antes de cualquier actividad física

Hoy te hablamos de los motivos que convierten a los ejercicios de calentamiento en algo necesario y las consecuencias de no llevarlos a cabo correctamente tanto en tiempo como en forma. ¿Volverás a olvidarte de ellos?

5 Razones para hacer ejercicios de calentamiento

ejercicios de calentamiento
HIdratarse y calentar son dos pilares básicos del ejercicio

1. Solo te tomará 10 minutos:

Bastan 10 minutos para aprovechar todos los beneficios de los ejercicios de calentamiento. Un tiempo realmente bajo que bien merece la pena no subestimar y que no te quitará tiempo para hacer otras actividades. De hecho, los especialistas sugieren que, en caso de tener el tiempo medido hasta el último segundo para hacer deporte, es preferible quitarle 10 minutos a la actividad en sí y realizar estos ejercicios de calentamiento.

2. Reducirás el riesgo de lesión:

El principal beneficio de los ejercicios de calentamiento es reducir las probabilidades de sufrir una lesión. Las lesiones musculares están altamente vinculadas a un calentamiento deficiente más que a una ejecución incorrecta del deporte en sí o a un problema personal. Someter a un gran ritmo a unos músculos que se encuentran “en frío” es muy peligroso y más temprano que tarde sufriremos las consecuencias.

3. Disminuirá la posibilidad de sufrir agujetas:

Las agujetas son el resultado de una actividad física excesiva, bien por intensidad o bien por falta de costumbre. Pero hay un tercer factor involucrado: la falta de ejercicios de calentamiento. Calentar y enfriar el músculo demasiado rápido sin la rutina adecuada propiciará la aparición de agujetas al día siguiente.

tipos de ejercicios de calentamiento
Menos agujetas, menos lesiones y músculos más fuertes son algunos de los beneficios de calentar

4. Rendirás más:

Si tienes los músculos bien entrenados y en óptimas condiciones, es evidente que rendirás más y mejor. Este es otro de los propósitos de los ejercicios de calentamiento: preparar al músculo para la actividad que vamos a desarrollar a continuación y mejorar su condición física.

5. Tus músculos ganarán elasticidad y resistencia:

Además de tener beneficios instantáneos, también hay motivos a largo plazo para ejecutar correctamente los ejercicios de calentamiento. Ganaremos masa muscular de calidad y tendremos músculos resistentes y elásticos. 

Seguro que después de conocer todo esto, nunca más volverás a olvidarte de calentar antes de hacer ejercicio.