Alpacas de setas o cómo cultivar tus propias setas saludables y deliciosas


Si no quieres privarte del placer de disfrutar la mejor gastronomía a bajo costo, las alpacas de setas son la solución.  ¿Imaginas tener en tu refrigerador la  cantidad y variedad que desees de setas tan frescas como recién recogidas? Entonces revelemos el misterio: las alpacas de setas son unos sencillos dispositivos que te permitirán cultivar en casa tus propias setas.  Es fácil y además muy gratificante. Y no es necesario tener experiencia: aunque nunca hayas cultivado ni siquiera una planta de perejil, con las pacas o alpacas las setas crecerán sanas y saludables.

Conoce más: Beneficios de comer champiñones

Las alpacas de setas
Las alpacas de setas permiten cultivar setas en casa de forma fácil y económica

Qué contienen las alpacas de setas

Para comprender exactamente el contenido de las alpacas de setas, es necesario repasar nuestros conocimientos de botánica.  ¿Recuerdas qué son los hongos o setas?  Estos curiosos seres vivos poseen un reino propio, ya que aunque parecen vegetales no realizan fotosíntesis.  Muchas veces son parásitos, y aunque su pared celular parece contener celulosa a veces aparece una sustancia llamada quitina, propia del exoesqueleto de algunos insectos y artrópodos.

Las setas crecidas
Alpacas de setas listas para recolectar

El pie de la seta se denomina micelio; es un conjunto de hifas o filamentos que es como decir las semillas ya que las setas se reproducen mediante la propagación de esporas que se forman en el interior o alrededor de la hifa.

Las setas tienen la característica de que no necesitan materia viva para alimentarse; su metabolismo convierte compuestos orgánicos en elementos químicos simples que se mineralizan con la colaboración de los microorganismos que las rodean, es decir que “descomponen” la materia orgánica que vuelve así al ciclo de la vida.

El cultivo de setas se basa en estos simples conceptos: micelios de hongos y un sustrato para que puedan comenzar a desarrollarse.  Observa que no hablamos de parcelas de tierra ni mesas de cultivo, ni siquiera macetas o cajones con tierra.  Es cierto también pueden cultivarse de esta forma, pero con las alpacas no necesitarás nada de esto, ya que consiste en una bolsa opaca de plástico, con perforaciones, rellena de una mezcla de granos de cereal, paja y estiércol inoculada con micelio que puedes colgar en cualquier lugar de la casa húmedo, fresco y bien ventilado.

Simple, ¿no es cierto?  Una vez que comienza el proceso, el micelio se desarrolla hasta que se convierte en una nueva seta que aflora a la superficie por las perforaciones de la bolsa y… ¡ya está lista para recolectarla!

La seta, producto nutritivo y saludable

Actualmente está en auge las huertas urbanas y caseras; de hecho, todos podríamos tener una huerta en casa y disfrutar el placer de consumir vegetales frescos y recién cosechados.  Sin embargo no todo el mundo tiene el tiempo y la disposición para cultivar vegetales.  En cambio las setas son mucho más fáciles de cultivar ya que sus requerimientos son mínimos y a partir de las alpacas de setas casi todos los problemas están resueltos.

Es interesante conocer algunos datos sobre la seta.  Aporta a la comida diaria nuevas texturas y sabores, posee un 3% más de proteínas que los vegetales; es rica en vitaminas y minerales, especialmente hierro, del que tiene un alto contenido, y otras propiedades que refuerzan el sistema inmunológico.

Las variedades más cultivadas son las gírgolas pardas, grises, rosadas y doradas, setas de ostra, shiitake (Lentinula edodes,  posee  compuestos de valor farmacológico  como el lentinan, un polisacárido gigante de propiedades medicinales ), la seta de cardo, seta de chopo, el champiñón de París y el portobello.

Ubicación y cuidados de la alpaca de setas

La alpaca de setas debe ubicarse, como dijimos, en un lugar fresco, húmedo y ventilado que denominaremos “umbráculo” .  Sigue estrictamente las instrucciones del fabricante y conéctate con asociaciones de cultivadores.  Las condiciones ideales son:

  • Humedad: 75 al 90%
  • Ventilación: colocar la bolsa o cajón cerca de una corriente de aire fresco.
  • Temperatura:13°C  a 25°C estables.
  • Mejor época para el cultivo:  octubre a marzo
  • Luz natural: 8 horas por día.  Evitar el sol directo; filtrar o atenuar.
  • Riego: por pulverización de la alpaca a 30 – 60 cm de distancia, una o dos veces por día si la humedad es inferior al 80%.
  • No ubicar en garajes o cerca de calderas para evitar la contaminación por gases tóxicos.
  • La fructificación de la seta se produce por oleadas; entre una y otra transcurre aproximadamente una semana.  Cortar las setas maduras con cuchillo o tijera al ras de la bolsa.

Recetas para aprovechar tus alpacas de setas

Hongo shiitake
El hongo shiitake se puede cultivar en alpacas para setas

Tarta de shiitake

  • Ingredientes (para 6 porciones):450 g de Shiitake, 2 huevos, 40 cl de crema de leche, masa de hojaldre, 4 echalotes, 4 dientes de ajo, perejil, manteca, sal y pimienta.
  • Preparación:  Enjuaga los hongos shiitake rápidamente con agua fría y escurre sobre papel de cocina.  Córtalos en mitades o cuartos a lo largo según su tamaño.  Pica las cebollas (echalotes) y dientes de ajo y vierte en la sartén en la que previamente habrás puesto a derretir la manteca.  Agrega los hongos y el perejil y rehoga en manteca durante 10 – 15 minutos.  Condimenta con sal y pimienta.  En un bol mezcla los huevos y la crema.  Dispón una hoja de masa para tarta en el molde adecuado, vierte la mezcla de hongos en la superficie y sobre éstos la mezcla de crema yt huevos.  Hornea 15 a 20 minutos en horno a 220°C.  La masa debe quedar inflada y  dorada.

Arroz con pollo y setas shiitake (Receta de Japón)

  • Ingredientes (para 6 porciones): 2 1/2 tazas (500 g) de arroz, 8 setas shiitake secas, 4 cucharadas de salsa de soja japonesa, 4 cucharadas de mirin o jerez seco, 375 g de pechuga de pollo, 2 huevos batidos, 1/8 de taza (25 g) de arvejas o judías verdes, sal.
  • Preparación: Lava el arroz y deja escurrir 30 minutos en un colador. Remoja las setas 30 minutos en agua hirviendo, retira los tallos y coloca las cabezas en una olla pequeña con la mitad de su agua de remojo, la mitad mirin y azúcar. Lleva a ebullición y cocina en una sartén tapada hasta que el líquido se evapore casi completamente.  Retira las setas y deja enfriar.  En la misma sartén, coloca el resto de mirin y azúcar con 1/4 taza (50 ml) del líquido de remojo de setas. Agrega las pechugas de pollo cortadas en tiras y cocina a fuego lento, con la sartén tapada, durante 3 minutos. Retira del fuego dejando la sartén tapada. En otra sartén dispón el arroz con 3 tazas de agua y cocina con la sartén tapada, a fuego lento, durante 20 minutos.  Aparte de esto bate los huevos, sazona con sal y prepara dos o tres tortillas muy delgadas sin dejar dorar.  Una vez frías, córtalas en tiras.  Cuando el arroz esté cocido colócalo en un plato grande, agrega las tiras de pollo, rocía con un poco del líquido de la cocción, agrega los hongos cortados en tiras y decora con tiras de tortillas y arvejas.

Encuentra aquí temas interesantes: Recetas con setas