Controla el dolor de muela siguiendo estas recomendaciones prácticas


Si alguna vez lo has padecido, sabrás que no hay nada más incómodo que un dolor de muela. Las muelas pueden doler por diversos motivos como la presencia de caries que resultan la causa más común de este padecimiento. Sin embargo, posterior a las intervenciones odontológicas el dolor puede llegar a ser lo suficientemente intenso como para no controlarlo fácilmente.

Cuando te sometes a una cirugía bucal quedas expuesto al dolor. Este se debe generalmente a la presencia de inflamación que puede estar o no asociada a infección. Ante estas diversas dolencias existen ciertas alternativas para controlar el malestar bucal, como los medicamentos o algunas prácticas.

Dolor de muelas
Las caries causan dolor en las muelas y esto genera una gran incomodidad.

Sigue leyendo: Trucos y remedios para el dolor de muelas naturales y efectivos

Dolor de muela: motivos más comunes

¿Dolor? Sí, es una incómoda sensación indicada a nivel cerebral. Esta resulta de la producción de un impulso nervioso en la zona afectada que va dirigido directamente al cerebro. Por medio de conducciones específicas, el impulso llega a la zona cerebral que detecta dolor y se genera la sensación.

Estamos seguros de que en algún momento de tu vida has pasado por este proceso que se da partiendo de cualquier área de tu cuerpo. Los dientes son una de esas zonas y comúnmente suelen producirse incomodidades en ellos. Tal vez lo sentiste durante tu infancia, tras recibir un golpe o en una visita al odontólogo.

Varios motivos, diversas soluciones

Las muelas tienden a doler por una gran diversidad de motivos. Desde afecciones locales hasta aquellas producidas fuera de la región bucal, como consecuencia de procesos internos o externos. Dentro de las principales causas del dolor de muela es posible identificar fácilmente las siguientes:

Caries

Representan la principal causa de dolor en las muelas. Se producen como consecuencia de una acumulación anormal de bacterias sobre los dientes. El principal causante de esta proliferación bacteriana son los malos hábitos de higiene bucal. Al no cepillarte los dientes de manera periódica, las caries profundizan en las mueles causando daño y dolor.

Traumatismos

Bien sabes que los golpes y traumatismos siempre generan dolor. Cuando eres víctima de una caída o golpe en la cara, probablemente sus secuelas se vean reflejadas en los dientes. El dolor es la principal señal de esta clase de daños, ya que los nervios han sido lastimados y expuestos.

Crecimiento de algunas muelas

Cuando los dientes están desarrollándose, en ocasiones suele existir la presencia de dolor. No es usual en niños más sí lo es en los adultos jóvenes. Las cordales, también llamadas muelas del juicio, son los últimos dientes en aparecer para completar la dentadura. En el momento de su aparición, los dientes tienden a estar completos y organizados cómodamente en las mandíbulas, pero una vez comienzan a crecer requieren la expansión de estos espacios.

Cuando crecen las muelas del juicio, es común la presencia de dolor. Esto se lleva a cabo con el rodamiento de los dientes en las encías, juntándolos más entre sí generando incomodidades y dolores.

Presencia de infecciones

En la cavidad bucal es común que se produzca la aparición de infecciones. Esto se debe al paso constante de material alimenticio así como a una falta de higiene personal. En algunos casos, dichas infecciones se agravan produciendo un dolor intenso en las muelas. Si comes y no cepillas tus dientes o tienes malos hábitos de salud bucal, es probable que desarrolles alguna infección.

Extracción de muelas

Bien sea mediante la cirugía o con una intervención ambulatoria, el dolor de muelas representa una fuente de incomodidad. Cuando te sometes a este tipo de cirugías, el malestar queda como remanente y puede manifestarse de moderado a intenso. Lo ideal es tratar esta clase de casos desde el primer momento en que culmine la extracción. Esto con el fin de evitar la propagación del dolor y posibles complicaciones como las infecciones.

Elimina el dolor de muelas
Aplica nuestras recomendaciones y alivia ese dolor de muelas que te quita el sueño.

Combate el dolor de muela con ayuda de estas opciones

Una vez conocidas las principales causas que desencadenan o producen dolor de muela, es importante definir cómo controlarlo. Existen varias alternativas que permiten el tratamiento de esta clase de casos. A continuación te presentamos algunas de ellas:

Uso de analgésicos

Los analgésicos son un grupo de fármacos que engloban todos aquellos medicamentos que se emplean para aliviar el dolor. Tomar analgésicos es absolutamente recomendable después que seas sometida a esta clase de intervenciones. Existen unos más fuertes que otros, dependiendo de sus componentes. Del mismo modo, también se hay diversas presentaciones, siendo la más común la oral y la parenteral o inyectada.

Toma antiinflamatorios

Incluyen todos aquellos medicamentos utilizados para disminuir o eliminar la inflamación. Algunos fármacos son capaces de cumplir funciones tanto inflamatorias como analgésicas.

Antibióticos

Se toman con el fin de evitar o eliminar las infecciones. De esta manera se controla la aparición de dolor en las muelas posterior a una extracción. Las intervenciones quirúrgicas, sea cual sea su grado, son fuentes importantes de producción de infecciones.

El control del dolor de muela se lleva a cabo con el uso de distintos fármacos específicos para ello. Sin embargo, algunos remedios caseros también pueden resultar óptimos en su control y desaparición. Algunas infusiones te ayudan a disminuir el dolor. Otra opción es realizar gárgaras de agua con sal, para facilitar la cicatrización.

Pese a la incomodidad que resulta padecer dolor de muela, las alternativas ante esto no son limitadas. Lo importante es hacer un seguimiento médico y actuar de manera inmediata ante su aparición. Recuerda ir al odontólogo para determinar sus causas y atacarlas a tiempo.

Deja atrás el dolor de muelas
Si tienes una infección en la boca, los antibióticos serán de gran ayuda para combatirla.