Dolor de cadera en las mujeres y sus causas más conocidas


¿Dolor al levantarte? Tus caderas no parecen ser las mismas que antes. Entre cada sentada, el dolor se agudiza más, por lo que prefieres postrarte antes de pararte. Si no sabes a qué se debe, hoy te enseñaremos las causas más comunes del dolor de cadera en mujeres.

El dolor de cadera en mujeres es algo normal. Pues, se atribuye al desgaste de los años, al uso excesivo de esta, a ciertos golpes, entre otros factores. ¿Sabías qué las mujeres estamos más propensas a sufrirlo que los hombres? Son varios los motivos que generan estos dolores, pero hoy vamos aclarar sus razones.

Lee: Cómo reafirmar los glúteos con ejercicios divertidos

Características del Dolor de cadera en mujeres
Las mujeres pueden sufrir más dolores de cadera que los hombres.

¿Te animas a averiguarlo? Sabemos que esperas con ansias las respuestas. En este artículo, te presentaremos las causas y las curas que disminuyen el dolor de cadera en las mujeres.

Dolor de cadera, ¿por qué ocurre?

Diagnosticarse por un especialista es lo ideal, porque los dolores suelen ser confundidos con otros problemas. En realidad, el dolor de cadera suele sentirse en la ingle, incluso por el costado de esta.

Algunas mujeres experimentan un malestar en el área superior del muslo o en la del glúteo. Pero también al finalizar la espalda, aunque la dolencia afecta mayormente a las áreas con articulaciones. Así lo explicó la doctora Stephanie E. Siegrist, médico cirujano ortopédico de Nueva York.

La razón se debe, usualmente, por la edad o el nivel de actividad que tiene o tuvo la persona. Pero otras patologías tienen gran responsabilidad en el tema.

No estás sola. El dolor en tus caderas es común para la mayoría de las mujeres, especialmente, después de los 45 años. Si ya estás en esa edad, consulta con tu médico. Él te puede recetar medicamentos o complementos vitamínicos y minerales.

Razones más comunes del dolor de cadera en mujeres

Artritis

Es sin duda, lo que representa el dolor de cadera en mujeres de un nivel leve a uno intenso. La osteoartritis es uno de los principales responsables, ya que a medida que se envejece, esta condición se hace evidente. Como se desgasta la articulación, el dolor se expande desde la ingle hasta la zona frontal superior del muslo.

Lesiones por impacto o fractura en la cadera

Casi siempre, este diagnóstico se presenta en féminas adultas con poca densidad de los huesos. Los dolores asociados se intensifican al levantarse de la cama o alguna silla reclinada, incluso al enderezarse.

Tendinitis

Es un problema con los tendones que están alrededor de la cadera y que unen los músculos. Esto se debe a que ciertas actividades físicas los lesionan y causan inflamaciones severas.

Aunque este padecimiento es normal en muchas mujeres, los hombres maratonistas también pueden sufrirlo. Incluso, pueden padecer del síndrome iliotibial, que es la afección del tejido grueso de la pelvis a la rodilla. 

Bursitis

Cuando los sacos llenos de líquido que amortiguan la cadera, denominados bursae, se ha usado mucho, se inflaman o irritan. Como en los tendones, el dolor no se hace esperar y se refleja al momento de realizar cualquier hábito rutinario.

Hernias deportivas

Las mujeres embarazadas son las más susceptibles a esta condición, porque genera dolor en el área frontal de la cadera. Esto se debe  a la presión suscitada en la pared abdominal, debido al embarazo.

Complicaciones ginecológicas

Aunque no producen la incomodidad en las caderas, si llega a abarcar toda esa zona con espasmos.

Por lo menos, cuando hay crecimiento irregular del útero, conocido como endometriosis, termina generando molestias en la zona pélvica. Fácilmente se puede confundir con dolor en las caderas.

Tratamiento para aliviar el dolor de cadera

La efectividad del tratamiento para el dolor de cadera en mujeres dependerá de tu diagnóstico. Sin embargo, aquellos malestares generados por deportes, uso excesivo o golpes, se tratan con medicinas antiinflamatorias sin prescripción médica.

Soluciones para el Dolor de cadera en mujeres
El tratamiento dependerá del diagnóstico del dolor.

Para prevenir lesiones es importante aplicar una rutina de entrenamiento, especialmente si realizas algún deporte. Es recomendable usar el calzado correcto, porque correr con zapatos convencionales impactará y desgastará  las articulaciones de la cadera. Además, también afectará a tu columna.

Asimismo, alternativamente aplica calor y frío para disminuir la hinchazón de algún nervio, como reducir los niveles de dolor. También funciona tomar analgésicos, aunque, antes de aplicar cualquier tratamiento sugerido, prueba por cambiar tus hábitos. Es posible que cierta actividad esté causando problemas en tus caderas.

Mientras el problema y la causa no sean tratados por un profesional, los síntomas se irán intensificando cada día.

Remedios caseros y famosos

Frío

Esto ayudará con la inflamación de los nervios o de los tendones. Envuelve en telas el hielo y aplícalo en la zona afectada. Reducirá gradualmente los dolores producidos por la bursitis. 

Calor

Haz el procedimiento anterior pero con toallas calientes, ya que reducirá notablemente el dolor de la artritis.

Estiramientos regulares

Es una excelente manera de regular el dolor de cadera en mujeres, ya que ayudará con los problemas de artritis y bursitis. Consulta con un fisioterapeuta cuáles son los mejores estiramientos para tu condición y necesidad. Cuando lo hagas, procura que alguien este contigo para que te ayude.

Ejercicios para disminuir el dolor

Existen ciertas rutinas que apaciguarán y sobrellevarán los dolores de cadera. Intenta hacer el ejercicio del puente con las siguientes indicaciones.

Ejercicio 1

Recuéstate en algún lugar plano y mantén tus piernas flexionadas con tus pies apoyados del suelo. Haz presión hacia el suelo con tus pies y levante caderas (usa los músculos abdominales y los del glúteo).

Mantén alineadas tus rodillas y pies, evitando arquear la espalda. Realiza, al menos, diez repeticiones por cinco segundos cada una.

Ejercicio 2

Recuéstate en tu espalda, sobre un suelo plano (usa un yogamat o semejante). Luego, entre tus rodillas, pon una pelota para Pilates. Suba y baje sus piernas con la pelota en ellas, mientras aprietas por diez segundos. Repítalo por cinco series mínimo. Esto fortifica los muslos, especialmente los internos, que son los encargados de asistir y sostener la cadera.

Ejercicio 3

Los ejercicios acuáticos suelen generar grandes resultados, ya que ayudan considerablemente a las articulaciones de la cadera. Al mismo tiempo, fortalecerás tus músculos y habrás encontrado una manera relajante de disminuir el  dolor de cadera en mujeres.

Ejercicio para el Dolor de cadera en mujeres
El ejercicio frecuente puede prevenir los dolores de cadera.

Para prevenir el dolor de cadera, te recomendamos hacer ejercicios cada cierto tiempo, además de alimentarte sanamente para que a tus huesos no les falte el calcio. Dejar que tu organismo absorba los nutrientes necesarios es fundamental para toda la vida.