Si te duele la parte alta del estómago puede ser dispepsia


La dispepsia es el diagnóstico que se da a una indigestión, dolor o molestia en la parte alta del estómago luego de comer. Aunque no exista ninguna enfermedad metabólico o estructural, sentimos molestias en dicha zona.

Es una situación muy frecuente y lo que sucede es que el estómago no se relaja lo suficiente como para procesar la comida adecuadamente. Esto es lo que provoca esas molestias.

dispepsia

¿Qué causa la dispepsia?

La causa principal de la dispepsia es generalmente desconocida. Puesto que las molestias suelen surgir luego de una gran comida o de tomar algunos medicamentos que pueden alterar la mucosa gástrica. Entre estos remedios se encuentran los antiinflamatorios o la aspirina.

Pero también existe otro factor que influye directamente en la digestión. Se trata de la depresión, ansiedad o estrés. Estos estados psicológicos pueden alterar directamente la manera en que se digieren los alimentos.

Tener una úlcera en el estómago o en el duodeno a causa de la bacteria helicobacter pylori también puede causar dispepsia.

Sin embargo, la causa más frecuente es la ingesta de determinados alimentos. Especialmente aquellos que causan intolerancia tales como lactosa o fructosa. La enfermedad celíaca también puede manifestarse a través de estas molestias estomacales, aunque no esté acompañado de diarrea.  

El exceso de determinados alimentos también puede provocar molestias estomacales. Entre ellos se encuentran el alcohol, tabaco, cafeína, alimentos muy grasosos, picantes, con mucha fibra o simplemente comer mucho.

¿Cuáles son los síntomas de la dispepsia?

Un calor, ardor u otra molestia en el parte superior del estómago es el síntoma más característico de la dispepsia. Algunas personas también pueden sentir náuseas. Existe una diferencia entre importante entre la acidez gástrica y una dispepsia.

dispepsia

Se trata de la ubicación donde se sienten los síntomas. Cuando se trata de acidez gástrica el ardor se siente entre el pecho y la garganta. Mientras que la dispepsia se siente entre en ombligo y el comienzo del esternón.

Estos síntomas pueden estar acompañados de otros si padecemos algunos trastornos como diabetes, insuficiencia renal, embarazo, trastornos tiroideos, entre otros. Por ejemplo, si tenemos diabetes o hipotiroidismo, la digestión será mucho más lenta.

En cambio, si se trata de hiperparatiroidismo, se puede pasar por pancreatitis, anorexia o vómitos, entre otros. Si estás embarazada, es posible que sientas pirosis, reflujo o vómitos.

Tipos de dispepsia

Cuando la dispepsia se da por un daño orgánico, se trata de una dispepsia orgánica. En cambio, si no se encuentra una causa orgánica, lo cual es lo más frecuente, se denomina dispepsia funcional.

¿Cómo acabar con la dispepsia?

El mejor remedio siempre será la prevención. En este caso se trata de facilitar la digestión.

Relajación

Es importante comer relajado y mantener ese estado durante la digestión. Por eso no se aconseja realizar ejercicios antes ni después de comer.

Tiempo

Uno de los factores que ayudan a elegir los alimentos más recomendados y una buena digestión que permita adquirir adecuadamente sus nutrientes es el tiempo. Necesitamos dedicar tiempo para masticar al menos 10 veces cada bocado para formar el bolo alimenticio.

Horario de medicamentos

Antes de tomar un medicamento es necesario leer el prospecto. Principalmente si nos aconseja tomarlo antes, durante o después de las comidas. Los antiinflamatorios por ejemplo, es mejor tomarlos durante la comida.

¿Cómo se diagnostica una dispepsia?

La presencia de estos síntomas puede ayudar a dar un diagnóstico de dispepsia. Aunque en algunos casos es necesario realizar algunos estudios como una ecografía abdominal o esofagogastroduodenoscopia.

¿Cómo tratar una dispepsia?

Cuando la dispepsia no es frecuente, sus síntomas desaparecen sin seguir ningún tratamiento especial. En cambio, si sus síntomas son persistentes, podemos aliviarla siguiendo algunos de los siguientes consejos.

dispepsia

Dieta

Los alimentos que elegimos para comer ayudarán a minimizar los síntomas de la dispepsia. Los que debemos elegir son aquellos que sean bajos en grasa y con pocas calorías. En cuanto a las porciones deberán ser pequeñas, aunque comamos con mayor frecuencia.

Una de las causas más frecuentes de sentir dispepsia es la intolerancia alimentaria. En esos casos una vez que es detectado el elemento al cual somos intolerantes, lo debemos sustituir por otros nutrientes.

Tener hipersensibilidad a alimentos también puede ser una de las causas de sufrir estos trastornos estomacales. La diferencia con la intolerancia es que en la hipersensibilidad se trata de una microbiota alterada.

Si además de las molestias estomacales tienes cambios de humor, mira este artículo.

Tratamiento

En el caso de tener un trastorno o la bacteria Hellicobacter pylori, es necesario tomar un antibiótico para erradicarla y mejorar nuestra digestión. Por último, podemos tomar un medicamento que nos ayude a disminuir el ácido del estómago. Entre ellos se encuentra el omeprazol.

¿Cuándo es necesario realizar una consulta por dispepsia?

Si los malestares estomacales no son importantes, no es necesario concurrir al médico. En cambio, si se baja abruptamente de peso o también se siente algunas molestias al tragar, es mejor pedir una consulta.

Es urgente solicitar una consulta cuando se encuentra sangre en las heces o algún signo de ictericia como tener la piel o el fondo de los ojos de color amarillo.

¿Cuál es la diferencia entre dispepsia y acidez estomacal?

  La principal diferencia entre ambos trastornos es la ubicación de los síntomas. Si las molestias se sienten entre el ombligo y el comienzo del esternón se trata de una dispepsia. En cambio, si el ardor se siente entre el pecho y la garganta se trata de acidez estomacal.

En el siguiente articulo te contamos: Remedios caseros más efectivos para aliviar la acidez estomacal.