Dieta para diabetes gestacional, cuida la salud de tus hijos


Durante el embarazo tu cuerpo se encuentra en condiciones más susceptibles. La aparición de ciertas enfermedades suelen ser comunes en el embarazo, por lo que debes procurar evitarlas. Mantener una dieta para diabetes gestacional es una herramienta fundamental que tienes al alcance de la mano.

Se conoce como una de las principales afecciones que podrían desarrollarse durante la gestación. La segunda mitad del embarazo es la etapa crucial en la que aparece esta enfermedad. Al ser detectada, es importante que mantengas una dieta para diabetes gestacional adecuada. De esta manera garantizarás tu salud y la de tu bebé.

Así es la diabetes gestacional
Conoce cómo te afecta la diabetes gestacional y cuáles son las formas de evitarla.

¿Cómo saber si necesitas una dieta para diabetes gestacional?

Cuando estás embarazada, es importante que conozcas las enfermedades que corres el riesgo de desarrollar. La diabetes gestacional es una de las afecciones más comunes durante este período. Por lo que conocerla es clave en su detección e inmediato tratamiento.

Ocurre con una alta incidencia en el embarazo. Consiste en la elevación de el nivel de glucosa en la sangre y se determina con exámenes de rutina. Es una patología que puede no tener que ver con el desarrollo de diabetes en la paciente. Puede darse únicamente en la gestación o ante la presencia de una patología de base o antecedentes familiares

Es una patología relacionada directamente con el tipo de alimentación de la mujer durante el embarazo. La dieta para diabetes gestacional marcará la diferencia en el tratamiento adecuado de las mujeres que presentan este cuadro clínico.

Dieta para diabetes gestacional

Cuidar la diabetes gestacional va más allá de los medicamentos que pueda recetar el médico tratante. Asimismo, la alimentación es una herramienta clave a la hora de tratar y superar con éxito la diabetes gestacional.

Existen alimentos clave que puedes incluir en tu dieta. Lo importante es evitar el consumo de azúcares en exceso así como otros carbohidratos. Las proteínas y la fibra que se encuentran en ciertos alimentos representan un excelente aliado en esta condición clínica.

A continuación te presentamos un modelo que puedes seguir en caso de que recurras a la dieta:

Desayuno

El desayuno representa la principal comida del día. Posterior al sueño de la noche, tu cuerpo requiere nutrientes para ser transmitidos a tu bebé. Es importante que consumas un buen desayuno, rico en fibra y componentes nutritivos.

Procura incluir en tus desayunos combinaciones de los siguientes alimentos:

  • Toma un vaso de leche descremada o desnatada, fría o tibia.
  • Dos puñados de cereales integrales.
  • Rebanadas de pan tostado con queso sin sal.
  • Dos rebanadas de pan tostado con una lonja de jamón de pavo.
  • Un paquete de galletas integrales bajas en azúcar.

Merienda post desayuno

Cuando estás embarazada tu cuerpo consume una cantidad impresionante de energía. La principal fuente de energías de nuestro organismo es la dieta. Por este motivo debes ingerir alimentos de manera constante.

Unas dos o tres horas después del desayuno, puedes consumir alguna de las siguientes meriendas.

  • Una rebanada de pan con mermelada sin azúcar.
  • Fruta pequeña como un durazno o un puñado de fresas.
  • Medio paquete de galletas integrales sin azúcar.
  • Un trozo de pan con atún.
Así es la dieta para diabetes gestacional
Controla tu dieta y procura una vida saludable para todos.

Almuerzo

El almuerzo representa la comida central en tu día. A esta hora ya tu cuerpo ha consumido la mayor parte de los carbohidratos proporcionados por los alimentos de la mañana. Siguiendo una dieta para la diabetes, procura incluir en tus almuerzos las siguientes recomendaciones:

  • Crema de ahuyama o champiñones.
  • Una milanesa de pollo mediana sin mucho aderezo.
  • Tallarines con trozos de pavo.
  • Una rueda de salmón.
  • Granos ricos en fibras como las lentejas.

Merienda post almuerzo

Al igual que por las mañanas, a mitad de la tarde tu organismo requiere suministro de energía. Tu bebé consume una gran parte de los nutrientes que consumes a diario. Procura merendar todos los días unas 3 horas posteriores al almuerzo.

Dentro de los alimentos que te recomendamos como merienda se incluyen:

  • Porciones medianas de frutas que no contengan altas cantidades de azúcar.
  • Un puñado de frutos secos como las nueces y las almendras.
  • Yogurt natural sin azúcar.
  • Galletas saladas integrales.
  • Gelatina de frutas bajo en azúcar.

Cena

La cena debe ser la comida más ligera que consumas al día. Sin embargo, no deja de ser importante en la dieta para la diabetes gestacional. Durante la noche tu metabolismo sigue activo ya que debe cumplir los requerimientos de tu bebé.

Puedes las siguientes opciones para tu cena:

  • Un filete de merluza bajo en sal.
  • Una milanesa de pollo.
  • Ensalada de vegetales mixtos.
  • Carne con vegetales salteados.
  • Crema de ahuyama, apio o champiñones.
  • Para complementar la cena, antes de dormir, puedes tomar una infusión de té sin azúcar.

Es una de las enfermedades que se presentan más comúnmente durante el embarazo. Recuerda, es importante que mantengas un chequeo médico de rutina constante para diagnosticar a tiempo esta patología.

La alimentación es la clave para el tratamiento de esta enfermedad. La dieta para la diabetes gestacional representa una herramienta que te ayudará a controlarla. Del mismo modo, con una dieta para la diabetes gestacional adecuada estarás disminuyendo la posibilidad de complicaciones. Así, tanto tú como tu bebé, estarán en condiciones de salud adecuadas para el momento del parto.

dieta para diabetes gestacional
Cuida tu salud y la de tus hijos basándote en la dieta adecuada

Lee: ¿Qué es la diabetes?