Dieta nórdica: comer saludable y prevenir enfermedades


Para mantener un buen estado de salud y elevar la calidad de vida, es fundamental mantener una dieta adecuada. Existen varios tipos de dietas, pero de todas, entre las más reconocidas por sus indiscutibles beneficios son la dieta mediterránea y la dieta nórdica.

Alimentos de la dieta nórdica
Hay una gran variedad de alimentos que integran los componentes de la dieta nórdica donde los productos frescos y cosechados localmente tienen el mayor protagonismo

En el último reporte “2019 U.S. News & World Report annual diet rankings la dieta mediterránea se coronó como la mejor dieta del 2019.  La dieta nórdica a pesar de su menor tradición se ubicó en la novena posición entre las 41 dietas evaluadas por los expertos en la materia.

Para conocer lo más actual sobre de las dietas, no te pierdas: Las mejores dietas del 2019

Hoy comentaremos sobre la dieta nórdica un poco menos conocida, pero con múltiples beneficios para reducir el riesgo de enfermedades no trasmisibles. Entre ellas la hipertensión, la diabetes y las afecciones cardiovasculares. Estas enfermedades  se encuentran estrechamente relacionadas con el exceso de peso y los niveles elevados de colesterol.

Teniendo en cuenta las bajas temperaturas a que se ven sometidos los países nórdicos, es usual que su alimentación se base en el consumo del pescado, alimentos de temporada y de producción local.

Una de las características que identifica la dieta nórdica es que defiende la salud del cuerpo tanto como la del medio ambiente. Los beneficios son indiscutibles, porque los productos vegetales son cultivados de forma ecológica, sin usar pesticidas u otros compuestos químicos. Esto posibilita que los alimentos empleados en este sistema de alimentación sean particularmente sanos.

¿Qué es una dieta?

Antes de entrar en el tema, primero, es necesario entender el concepto de “dieta” al que nos referimos. No es la que nos planteamos para reducir nuestro consumo calórico para perder peso. En su acepción más amplia y aceptada, dieta es aquellos alimentos que consumimos para aportar al organismo los nutrientes que necesitamos. No es cuestión de un par de meses estresando al cuerpo. Es de lo que nos alimentamos toda la vida.

¿Qué es la dieta nórdica?

La dieta nórdica es tan beneficiosa para la salud como la muy celebrada y popular dieta mediterránea. Su diferencia fundamental radica en los tipos de frutas y verduras, y en la procedencia del aceite que se emplea para cocinar. Las hortalizas y frutas de la dieta nórdica son las que las bajas temperaturas de la zona permiten ser cultivadas. En cuanto al aceite, en lugar de utilizar el aceite de oliva típico de la dieta mediterránea, en la dieta nórdica se usa el aceite de colza, que también es muy saludable y rico en omega 3.

Alimentos en la dieta nórdica
La pirámide alimentaria de la dieta nórdica se sustenta en los vegetales y frutas

Los alimentos que sirven de base en la dieta nórdica son un alto consumo de pescado, poco aceite y frutas y verduras de temporada. Algunos de estas son las patatas, los nabos, las remolachas, las zanahorias, la coliflor, las espinacas, las legumbres, las manzanas, las peras, las bayas, las fresas, las frambuesas y los arándanos. Todos ellos son característicos de la primavera de los países nórdicos. También se consumen mucho los champiñones y las setas, muy usuales en estos sitios.

Otros de los alimentos que complementan la dieta nórdica son los cereales integrales, los lácteos bajos en grasas y las carnes de alta calidad en poca cantidad. Estas son delicadas al paladar y de bajo contenido en grasas. Se emplean también hierbas aromáticas como el hinojo, la cebolleta y el eneldo.

El decálogo de principios de la nueva dieta nórdica…

Actualmente se habla de la nueva dieta nórdica y está sustentada y respaldada como una política de país y con la participación de todos los actores sociales. Sus bases constituyen el decálogo de sus fundamentos:

  1. Comer más frutas y vegetales diariamente.
  2. Aumentar el consumo de productos elaborados con cereales enteros.
  3. Consume más alimentos provenientes del mar y los lagos.
  4. Propiciar el consumo de carne de mejor calidad, pero en menor cantidad.
  5. Incorpora más alimentos producidos con tecnologías más naturales.
  6. Comer productos orgánicos frecuentemente.
  7. Evita los aditivos en la comida.
  8. Come más alimentos de temporada.
  9. Prepara tus propios alimentos y come más platos de comida casera.
  10. Genera menos desperdicios.
Productos con cereales integrales
Los cereales integrales son uno de los componentes esenciales de la dieta nórdica, en particular la cebada, el centeno y la avena

El Manifiesto de la nueva cocina nórdica se basa en los siguientes preceptos:

La nueva dieta  nórdica ha sido adoptada por los chefs de los países de esta  región y firmaron desde el 2004 un Manifiesto que sintetiza más que un programa de alimentación una filosofía de vida saludable. Defiende el  desarrollo del potencial gastronómico, la sostenibilidad de la producción de alimentos y fomentar la identidad nórdica. Sus elementos fundamentales son:

  1. Expresa la pureza, frescura y simplicidad que es consustancial a la región nórdica.
  2. Refleja los cambios estacionales en las comidas
  3. Incorpora los excelentes productos acorde con el clima, las tierras cultivables y las aguas de la región nórdica.
  4. Combina la palatabilidad con los conocimientos más actuales sobre la salud y el bienestar.
  5. Promueve la diversidad de los productos y productores nórdicos y la cultura tradicional de la región.
  6. Fomenta el bienestar animal, la producción sostenible tanto en los mares como en las áreas cultivadas y silvestres.
  7. Estimula los nuevos usos de las comidas tradicionales nórdicas.
  8. Combina los mejores métodos de la preparación de alimentos y las tradiciones culinarias nórdicas, promoviéndola hacia otras regiones.
  9. Mezcla la autosuficiencia alimentaria con el intercambio regional de productos de alta calidad.
  10. Invita a los consumidores, a los productores de alimentos, agricultores, pescadores, a los pequennos y grandes productores de alimentos. También incorpora a los investigadores, educadores, políticos y a todas las autoridades a sumarse a este esfuerzo con el objetivo de beneficiar y mejorar el bienestar de la región nórdica.
Vegetales frescos
Los vegetales frescos cultivados de la forma más natural son componentes esenciales de la dieta nórdica

La dieta nórdica y sus beneficios sobre la salud

La dieta nórdica tiene múltiples beneficios demostrados para la salud. Ayuda a prevenir la hipertensión, la diabetes mellitus tipo 2, problemas con el colesterol.

Se conoce además que previene el Alzheimer, el cáncer y las afecciones del sistema cardiovascular. Al basarse en un esquema de alimentación sana, resulta ideal también para bajar de peso si se adopta como estilo de vida.

En un estudio publicado en el 2018 confeccionado por un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud, la dieta nórdica ha sido relacionada con una mejora sustancial en los factores de riesgo para la Diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.

Diferentes estudios demuestran que en personas con hipercolesterolemia mejora  los perfiles de lípidos, la presión sanguínea y reduce la sensibilidad a la insulina.

Algunas recomendaciones para el empleo de la dieta nórdica

La buena noticia es que cualquier puede ya acceder a la mayoría de los componentes de la dieta nórdica. Salvo algunos productos muy específicos como la carne de reno, la oferta de los supermercados cubre numerosos componentes de esta dieta.

En ellos podemos encontrar los alimentos básicos de la dieta nórdica: bayas y frutas, pescados grasos y magros como arenques, salmón, caballa, merluza, y bacalao. Tampoco las leguminosas y vegetales que ellos consumen nos son ajenos, dentro de los que se incluyen el repollo y los tubérculos. También están accesibles los cereales integrales, la cebada, la avena y el centeno que enriquecen aún más la dieta.

Salmón preparado en casa
Los pescados como el salmón sustentan una gran parte de los principios de la dieta nórdica

Aunque la dieta nórdica es conocida por la simplicidad en sus platos, destaca por sus abundantes desayunos, comidas ligeras y cenas completas. Por el horario escandinavo que rige la zona, los habitantes deben comer algo frugal temprano, sobre las 12 y luego cenar sobre las 6 de la tarde, para no dormir con el estómago demasiado lleno. Esta costumbre es muy sana para el sistema digestivo, además de contribuir a disminuir la obesidad y las enfermedades que se encuentran asociadas a esta.

Como ves, la dieta nórdica tiene mucho de estilo de vida. Aunque no puedas llevarla al 100%, si aplicas sus preceptos estamos seguros que serás más feliz y saludable.