Dejar de fumar engorda: mitos y realidades de una decisión saludable


Dejar de fumar engorda unos kilos al comienzo del tratamiento;  de hecho, la relación entre el tabaquismo y el peso corporal es motivo de estudio constante en la Medicina.  Por ejemplo, se ha determinado que las personas que logran dejar de fumar normalmente ganan entre 3 y 8 Kg. dentro de los 8 años de dejar de fumar, mientras que las que siguen fumando ganan un promedio de 1 a 2 Kg.  La mayor parte del aumento de peso ocurre dentro de los primeros 6 meses de abstinencia.   Por eso, el temor a aumentar de peso se ha convertido en una de las principales causas del fracaso de los intentos de dejar de fumar.

Lee aquí más: Trucos para dejar de fumar

propositos de año nuevo
El temor al aumento de peso no debe hacerte abandonar tu propósito de dejar de fumar

¿Por qué dejar de fumar engorda?

Es interesante analizar los motivos por los que una decisión tan saludable como abandonar el hábito de fumar puede reflejarse en un aumento de peso; la mayor parte del aumento se da en los primeros meses de dejar de fumar y continúa a lo largo de los años.  Según un artículo publicado por la prestigiosa Clin Pharmacol Ther el 10% de los ex fumadores aumenta en promedio más de 13 Kg.  a lo largo de los años y sólo el 25% de los ex fumadores logra mantener un peso saludable después de dejar de fumar.

En realidad durante el siglo XX se afirmó el mito de que la nicotina es útil para controlar el peso corporal.  Publicidades de cigarrillos de la década del 30 del siglo pasado dirigidas a mujeres, sugerían fumar en vez de comer un dulce.    Sin embargo diversos estudios han estudiado los vínculos entre tabaquismo y peso corporal, comprobando que muchos fumadores utilizan hábito de fumar como una forma de controlar el apetito y el peso, y de hecho los fumadores adultos pesan en promedio 4-5 Kg. ​​menos que los no fumadores y tienen menos probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad.

Así, una de las causas por las que dejar de fumar engorda, es que quienes utilizaron el hábito de fumar para controlar su peso, ya no cuentan con este mecanismo de control, si no se aplican otras estrategias.

Otro motivo es que el hábito de fumar aumenta el gasto de energía y atenúa el efecto esperado de la ingesta de alimentos; de hecho, la nicotina actúa como muchos medicamentos antiobesidad.    Por esta razón dejar de fumar engorda unos 10Kg. de peso corporal durante un año.

La nicotina aumenta los efectos de la leptina en el cerebro; la leptina es llamada “la hormona del hambre” porque se libera en el tejido adiposo y actúa centralmente suprimiendo el apetito y aumentando la tasa metabólica.    También aumenta los efectos de otras hormonas que activan los mismos mecanismos como la norepinefrina, dopamina y serotonina.  Dejar de fumar engorda porque ya no está la nicotina para controlar la producción de dichas hormonas.

Muchas personas que dejan de fumar buscan en alimentos industrializados, ricos en azúcares, grasas y sal, la gratificación que antes encontraban en el hábito de fumar…

El dejar de fumar engorda
Dejar de fumar engorda porque se busca gratificacion en los alimentos

Sin embargo, es importante dejar de fumar

Como decíamos al comienzo, el hecho de saber que vas a aumentar unos kilogramos de peso no debería hacerte desistir de tu decisión de dejar de fumar.  ¡Esta decisión es muchísimo más saludable que no hacerlo por no engordar!

Además, actualmente hay muchas estrategias para evitar los aumentos de peso debidos a dejar de fumar, pero déjanos profundizar un poco acerca de por qué debes dejar el hábito de fumar:

  • La nicotina está relacionada con el aumento de la resistencia a la insulina, asociada a un aumento de la grasa visceral.  Las personas fumadoras con una alta relación cintura-cadera tienen mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • El humo del cigarrillo es extraordinariamente tóxico.
  • Dejar de fumar se traduce en corazón y pulmones más fuertes, piel más joven, dientes más blancos, mejor aliento.
  • ¡Sin mencionar que ahorrarás muchísimo dinero!

Estrategias para dejar de fumar y controlar el peso corporal

Parece que el hecho de que dejar de fumar engorda algunos kilos es inevitable.  Sin embargo, es posible mantener el aumento de peso bajo control y comenzar a perder esos kilos más adelante.  En algunos casos se deben utilizar fármacos destinados a mitigar el aumento de peso durante el tratamiento para dejar de fumar.

En realidad, como las personas fumadoras pesan en promedio 4 a 5 Kg. menos que las no fumadoras, ese aumento de peso al dejar de fumar no representa otra cosa que “volver a la normalidad”.  Algunas personas fumadoras sin embargo engordan 10 Kg. o más.    Dejar de fumar engorda más durante los primeros dos meses después de dejar de fumar, y el aumento de peso continúa hasta seis meses después.  Algunos medicamentos para dejar de fumar provocan un fuerte aumento de peso.

La mayoría de las estrategias para dejar de fumar y controlar el aumento de peso se basan en el conteo de calorías, ya que se ha demostrado que son beneficiosas para fomentar el abandono del hábito de fumar en el corto plazo.

En un tratamiento para dejar de fumar, es más importante reducir las preocupaciones acerca de que dejar de fumar engorda, que controlar el aumento de peso en sí mismo.  En realidad, lo mejor es combinar una dieta baja en calorías con actividad física antes que recurrir a medicamentos que lo único que hacen es postergar el temido aumento de peso.

Conteo de calorias
Cuenta las calorias para dejar de fumar sin engordar

Para lograrlo:

  • Ponte en movimiento; quema con actividad las calorías que antes quemabas con humo de nicotina.
  • Adopta una alimentación saludable.
  • Gratifícate con snacks saludables como rebanadas de manzana, zanahorias baby o nueces.
  • Mantén tu boca ocupada con goma de mascar sin azúcar.
  • No esperes a tener hambre para comer.
  • Procura dormir bien; la falta de sueño conduce al aumento de peso.
  • Evita consumir alcohol, bebidas azucaradas y gaseosas.  Reemplázalo por jugos de fruta naturales, té helado o agua mineral.

Conoce aquí otros trucos: Dejar de fumar sin engordar