Degeneración de la mácula del ojo, causas y tratamientos


Gracias a la mácula del ojo no perdemos detalles de lo que nos interesa ver. Se encuentra en la retina y brinda visión central, aquella que nos permite ver con mayor nitidez los detalles más finos.

Lo que nos permite por ejemplo, enhebrar hilo en una aguja o leer letras pequeñas. Con la edad la mácula del ojo puede sufrir un colapso o lesión, llamado degeneración macular.

Otros artículos de interés: Cataratas en los ojos, ¿se pueden frenar?

Control de deformación de la mácula del ojo
Control de deformación de la mácula del ojo

Qué causa degeneración macular del ojo

El desarrollo de este síntoma es un proceso que se da de manera natural con los años. Es uno de los efectos de la edad.

El desarrollo de venas no normales o la acumulación de drusas bajo la retina causan degeneración macular. Las drusas son depósitos de pequeñas partículas de proteínas grasosas.

Este trastorno no causa ceguera al cien porciento, puesto que aunque esté muy avanzada, la persona dispone de visión periférica.

La degeneración comienza a afectar a un ojo y luego al otro. Como el cambio no es muy rápido, las personas se dan cuenta de tener esta afección a través del examen ocular o cuando la distorsión o pérdida en la visión sea muy importante.

Síntomas de degeneración de la mácula del ojo

La visión borrosa es uno de los primeros síntomas del comienzo de degeneración macular del ojo.

A medida que pasa el tiempo, pueden aparecer zonas oscuras, una distorsión de la visión central. Sin afectar a la visión periférica, por lo que no se tiene una pérdida de visión completa. Para detectar los síntomas se puede utilizar una cuadrícula llamada Amsler.

Cuadrícula de Amsler

Esta Cuadrícula es utilizada para detectar un avance de la degeneración en el ojo. Por ello puedes utilizar rutinariamente el siguiente control.

Control de deformación macular del ojo
Control de deformación macular del ojo

Bajo una luz y con las lentes que necesite para leer puestos, mantén el gráfico a unos 30 cm de distancia del rostro.

Ahora cúbrete un ojo y mira a través del ojo descubierto el punto central. Si notas que las líneas no son rectas, se ven distorsionadas, borrosas y oscuras, consulta con un oculista.

Recuerda realizar la misma prueba con los dos ojos. Si notas cambios, es mejor avisar al oculista. Cuanto antes comiences con un tratamiento más son las posibilidades de preservar la visión.

Degeneración macular

Degeneración macular atrófica

En la mayoría de los casos, comienza con presencias de drusas o depósitos amarillentos o blancos ubicados bajo la retina. Se llama atrófica, seca o no neovascular.

El envejecimiento es uno de los causantes, además del adelgazamiento de tejidos que se encuentran en la mácula. La pérdida es gradual, por ello se necesita realizar un seguimiento más cuidadoso.

Degeneración macular exudativa

Este tipo de degeneración, causa más daño que el tipo anterior. Su desarrollo se debe a los vasos sanguíneos no normales bajo la retina, específicamente en coroides. Dichos vasos pueden perder sangre o algún otro líquido que causan visión central borrosa o distorsionada. Por ello también se la llama húmeda y su efecto es más rápido y se nota más que la seca.

Degeneración de la mácula del ojo
Degeneración macular del ojo

Este desarrollo de vasos se lo conoce como neovascularización coroidal.

Cómo detectar el comienzo

La más común es la seca y como dijimos anteriormente se pierde la visión gradualmente. Así que cuánto antes concurra al oculista para un control, antes podrá comenzar con el tratamiento y evitar el desarrollo del tipo húmedo que causa un daño mayor y más rápido en la visión.

Tratamiento para degeneración de la mácula del ojo

Aunque no existe una medicación específica para frenar la degeneración seca, se puede retrasar su desarrollo a través de un suplemento vitamínico rico en antioxidantes y zinc.

Para la degeneración húmeda existen diferentes tratamientos, sin embargo, ninguno de ellos la cura de manera definitiva. La pérdida de la visión puede seguir progresando.

Cirugía láser

A través de un rayo de luz de alta intensidad se puede destruir los vasos sanguíneos frágiles que gotean, evitando así la pérdida adicional de la visión. Este tratamiento se realiza en el consultorio de un oculista, pero no resuelve el riesgo de volver a desarrollar nuevos vasos sanguíneos.

Terapia fotodinámica

Se inyecta una droga foto sensible que se aplica en el brazo y continua hasta el ojo, pegándose en la superficie de los nuevos vasos.  Dicha droga es activaba por una luz durante 90 segundos. Su efecto consiste en destruir los nuevas venas y tiene un deterioro visual menor al tratamiento con cirugía láser. Se puede realizar dentro del consultorio del oculista, lleva menos tiempo.

Inyecciones

La aplicación de medicación inyectando el ojo es una de las terapias utilizadas para detener el factor crecimiento de los nuevas venas anormales. Estas inyecciones pueden ser aplicadas mensualmente y se necesita adormecer el ojo para aplicarlas.

5 Tips para prevenirla

Llevar una vida saludable no solamente beneficiará a evitar el desarrollo de una degeneración de la mácula del ojo, sino a todas las funciones del organismo.

Deformación de mácula del ojo
Control con oculista de una deformación de mácula del ojo

Por lo tanto, bien vale la pena realizar un pequeño esfuerzo inicial y seguir los siguientes consejos:

  • Dejar de fumar
  • Optar por frutas y verduras evitando el consumo de grasa animal.
  • Realizar ejercicios regularmente
  • Controlar tu peso y mantenerte en un peso saludable
  • Realizarse exámenes de dilatación ocular regularmente.

Descubre: A qué otros sentidos perjudica la edad