Cy-Yo: el yoga con ciclismo indoor, un paso más en la evolución del fitness


El Cy-Yo es considerado por sus practicantes como un paso en la cadena evolutiva del fitness. Este método une en un solo sistema el cuerpo, el espíritu y la mente. La armonía es la esencia clave en una buena salud, que el Cy-Yo logra en solo una hora de cardio holístico.

Si deseas información más detallada, te invito a leer: ¿Son los ejercicios de yoga una buena terapia?

Por años, el mundo occidental ha centrado los programas de ejercicios en la mecánica del cuerpo, la estructura muscular y la capacidad cardiaca. Estas rutinas entrenan el cuerpo, pero ignoran los aspectos de nuestra existencia que no son físicos. Aunque los cuerpos sean fuertes, puede ser que las mentes no estén en correspondencia con esa fortaleza física.

Entrenamiento en un gimnasio
El Cy-Yo es considerado por sus practicantes como un paso en la cadena evolutiva del fitness y permite aprovechar dos sistemas de ejercicios con una filosofía de vida saludable

La evolución histórica del fitness moderno

La moda de la ejercitación comenzó por el fisiculturismo. Debíamos ser fuerte, con exponentes que revolucionaron la forma en que nos veíamos como Charles Atlas o Arnold Schwarzenegger. Así, el levantamiento de pesos era necesario hasta como un método de conquista si los chicos querían impresionar a una chica. Esto generó un movimiento mundial por la construcción muscular y dio impulso a los gimnasios como industria.

Todo cambió cuando nos dimos cuenta que, aunque nuestros músculos eran enormes, no podíamos correr 100 metros sin perder el aliento. Teníamos la fuerza, pero no la resistencia. Había que entrenar también al corazón y los pulmones.

El entrenamiento de cardio ganó entonces importancia, con la aparición del aeróbic y el running. Entonces se puso de manifiesto que el asfalto provocaba problemas ortopédicos y se evolucionó a los gimnasios de suelos de madera y las caminadoras.

Así, el aeróbic se enriqueció e incorporó trampolines, escalones, pesas, bandas elásticas, movimientos de kárate, kickboxing y boxeo, e incluso movimientos acelerados de yoga. No obstante, hace muy pocos años los amantes del fitness se han percatado que luego de décadas saltando de aquí para allá en contra de la fuerza de la gravedad nuestros tobillos, rodillas y caderas duelen un poco más.

Una solución es hacer al fitness menos invasivo con la ayuda de la tecnología o empleando métodos de bajo impacto para nuestro cuerpo. Aparece así el ciclismo indoor,  el aeróbic acuático y equipamientos como el Stairmaster o el Cross Trainer.

Tenemos entonces ejercicios de bajo impacto, que queman grasas, que pueden practicarse bajo techo y que incrementan la capacidad respiratoria y cardiaca… pero, ¿qué es lo que sigue?

Grupo en un gimnasio
La práctica del Cy-Yo integra los beneficios del yoga con los ejercicios cardio respiratorios, es una vía para encontrar la armonía que proporcionan los ejercicios cardio holísticos

El yoga dentro del fitness moderno

En toda esta evolución, el yoga, un sistema de ejercitación ancestral, fue convenientemente etiquetado como estiramientos. Esta inclusión fue hecha por personas que no eran atletas ni especialistas en la materia. Dejaron de lado las virtudes de este ejercicio en cuanto a relajación y tonificación de la musculatura profunda. Así como la flexibilización de las articulaciones y la iluminación espiritual.

De forma bastante clasista, el yoga se destinó a aquellas personas que no podían o querían levantar pesos. En un arrebato de intolerancia, se decidió que si no podías hacer pesas ni cardio fuerte el yoga era tu ejercicio, y los que los practicaban eran mujeres, hippies, flojos, personas mayores o  enfermas. Todo esto, negando en nuestro orgullo occidental que el yoga tiene al menos 35 siglos de antigüedad como sistema.

Así y todo, los defensores de este método de ejercitación lo siguieron estudiando y adaptando a los tiempos modernos. Tender un puente entre este método espiritual y holístico con sistemas de cardio en los grupos de gimnasio no es imposible.

Precisamente, la etiqueta que mal llamó al yoga como “estiramientos” es el lazo que lo vincula. Un error que indicó el camino a la próxima etapa de la evolución del fitness. Todas las rutinas de cardio han reconocido la importancia del calentamiento inicial y los estiramientos finales como preámbulo y fin de las sesiones de ejercicios. Su inclusión es reconocida como vital para evitar lesiones.

¿Por qué no sustituirlas entonces por el yoga moderno? Esto genera un sistema cardio de ejercicios de bajo impacto que entrena el cuerpo, la mente y el espíritu.

Mujeres practicando  Cy-Yo
La práctica del Cy-Yo es un método que une en un solo sistema el cuerpo, el espíritu y la mente, tratando de encontrar un balance entre el desarrollo físico y espiritual

Las reglas doradas del Cy-Yo

Una clase regular de Cy-Yo comienza con 10 minutos de yoga para energizar los músculos y calentar las articulaciones. Este comienzo activa los centros de energía cuerpo-mente, para dar paso a 40 minutos de ciclismo Indoor. Allí se concentra en sus centros de energía, en técnicas de visualización y en su respiración. Estas técnicas liberan las energías negativas, detoxifica el cuerpo e incrementa los campos energéticos.

Para finalizar la rutina le siguen 10 minutos de yoga fluido. En ella se reenfoca la mente, se calma el cuerpo y dejas que la energía obtenida fluya por todo nuestro ser.

Todo el proceso se basa en tres reglas a seguir por sus practicantes, que nacen de la filosofía yogui. Estas son ser amor, llegar a una vibración superior y pedalear con la energía de tu ser superior contra la energía de tu ser inferior.

Ciclismo indoor
Un componente esencial del Cy-Yo es el ciclismo indoor, es una forma de combinar armónicamente las ventajas de dos sistemas para lograr un mejor resultado, con un buen balance entre la fortaleza física y mental

Todas las ventajas, ninguna desventaja

Por su construcción como sistema, el Cy-Yo comienza y termina con yoga. Pero su sesión principal incluye 40 minutos de ciclismo indoor. Esta práctica de bajo impacto sobre nuestro organismo ha sido señalada como una de las más efectivas para bajar de peso, por la cantidad de calorías que se queman al realizarla. Incluso a una velocidad moderada (entre 26 y 30 kilómetros por hora), se quemarán 235 calorías en solo media hora.

Esto, por supuesto, no es una solución mágica. Si se ingieren más calorías que las que se consumen durante el ejercicio, no se pierde peso. Pero si se complementa con una dieta balanceada que reduzca la ingesta de calorías, se logrará bajar. En esto también contribuye la filosofía del yoga, que apuesta por una alimentación sana y comedida.

Más aún, sus propios ejercicios han demostrado que ayudan a reducir el peso corporal. Por supuesto, para quemar el mismo nivel de calorías se requieren 3 sesiones de 90 minutos de yoga solamente. Pero combinándolo con el ciclismo Indoor se obtienen mejores resultados que con ambos métodos por separado. La clave para esto es que contribuyen a llevar al ritmo cardiaco adecuado. Entonces, se maximiza el efecto de la sesión de ejercicios que siguen.

No obstante, hay sistemas de yoga específicos para perder peso que se pueden emplear en el Cy-Yo. Entre ellos, están el vinyasa o el ashtanga. Puedes preguntar en tu gimnasio si estas rutinas se incorporan en el Cy-Yo que practicas, si quieres maximizar sus efectos.

Aquí podrás encontrar información adicional sobre: Tipos de yoga y sus beneficios, ¿los conoces todos?