Pon freno a las migrañas con estos remedios naturales


Contenido

¿Qué son las migrañas?

La migraña o jaqueca es un tipo de dolor de cabeza, intenso, que muchas veces llega a incapacitar a quien lo sufre y que afecta al 15% de la población mundial, aunque son las mujeres las que suelen sufrirlo de una manera más contundente.

Un ataque de migraña puede durar entre 4 y 72 horas. Hoy por hoy, se entiende que este terrible dolor de cabeza se produce por causas neurovasculares. Un agente que afecta a las estructuras neuronales, un estímulo al que la persona es especialmente sensible, produce que el sistema vascular de las meninges se active y se genere ese intenso y palpitante dolor.

La migraña se manifiesta de una forma muy clara con alteraciones de la visión, como el ver puntos de luz frente a nuestros ojos. La jaqueca tiene otros efectos secundarios muy molestos como pueden ser naúseas, vómitos y sensibilidad a la luz.

A continuación, os presentamos una serie de consejos prácticos y naturales para que combatir las migrañas os resulte mucho más sencillo.

migraña
La migraña incapacita la actividad normal

Combatir la migraña con jengibre

La acción antiinflamatoria y analgésica del jengibre ayuda a combatir los dolores de cabeza en general, y las migrañas en particular. Podemos tomar esta estupenda raíz llena de beneficios mediante una infusión, a la que se puede acompañar con unas gotas de limón que le dará un mejor sabor y, además, incorporará sus propios beneficios antioxidantes, que nunca están de más.

Combatir la migraña con matricaria

La matricaria es una planta medicinal que se conoce desde la antigüedad y que es perfecta para luchar contra las cefaleas. Y es beneficiosa no sólo porque mitiga los ataques, sino porque sirve para prevenir y retrasar la aparición de una próxima migraña.  Podemos tomarla en infusión, acompañada de albahaca, mejorana y romero, antes de las comidas. A modo preventivo, también podemos usar la matricaria junto a la mejorana y la melisa, bebiendo esta tisana dos veces al día, controlaremos la aparición de tan molesta enfermedad.

Combatir la migraña con hielo

Nuestros pies están llenos de terminaciones nerviosas que se conectan con todo el cuerpo. Si aprendemos a estimular los puntos adecuados, podemos mejorar nuestra salud en general. Para luchar contra las migrañas, colocaremos una bolsa con hielo y agua en nuestros pies, nos tumbaremos en la cama y nos arroparemos para no perder temperatura. Seguro que los resultados os sorprenden.

Combatir la migraña con tigre rojo

El bálsamo de tigre es un ungüento que se ha usado desde tiempos inmemoriales, un fantástico aliado para sanarnos de una forma natural. A la hora de combatir las jaquecas, podemos usarlo colocando un poco sobre nuestras sienes y masajeando. Su efecto dilatador de los vasos sanguíneos será de gran ayuda.

Combatir la migraña con vinagre de manzana

Si mezclamos una cucharada de este aromático vinagre con un vaso de agua y lo bebemos, encontraremos otra sencilla forma de combatir las terribles migrañas.

Combatir la migraña con menta

Algunas veces, las migrañas se producen tras una jornada de excesos, en la que la acumulación de toxinas y la congestión hepática hacen sufrir a nuestra cabeza las consecuencias. Por sus propiedades para mejorar las funciones del hígado, podemos preparar una rica infusión a base de menta. Añadiremos boldo y la tomaremos después de las comidas.

Combatir la migraña cuidando la alimentación

Como en casi todas las enfermedades, un estilo de vida saludable favorece la prevención y la atenuación de sus síntomas. Por supuesto, en la alimentación encontramos un pilar fundamental para que esa salud nos acompañe de una forma duradera. Si sabemos que las migrañas son un problema recurrente, podemos prevenirlas evitando los alimentos que contienen histamina, un elemento que se acumula en nuestro organismo y que potencia las jaquecas. Para ello, es recomendable excluir de nuestra dieta las bebidas alcohólicas, los alimentos fermentados, los embutidos, los precocinados o las comidas en conserva.

Con estos sencillos consejos, conseguiremos que la migraña no sea un problema tan grave para nuestra salud.