Crema de verduras fría o caliente


La crema de verduras siempre es una buena opción para alimentarnos. Para muchos de nosotros, suele ser la única forma en la que admitimos comer verduras, especialmente en el caso de los niños a los que no hay otro modo de engañarlos. Además, sus ventajas no acaban aquí: por lo general suelen ser económicas, rápidas de hacer y muy, muy nutritivas. Sacian bastante por lo que suelen estar recomendadas en las dietas para perder peso y son una fantástica forma de cenar ligero.

Evidentemente, según lo que añadas a tu crema de verduras tendrá más o menos calorías. De hecho, aquellas que llevan nata no son precisamente hipocalóricas, pero no por ello debes rechazarlas. Su sabor es fantástico y para los más pequeños es la mejor opción gracias a su textura fina y cremosa.

crema de verduras
Las cremas de verduras son una excelente opción para llenar tu menú de vitaminas y salud

Hoy te traemos dos recetas de crema de verduras, una opción fría y otra caliente para que las puedas tomar en cualquier época del año.

Crema de verduras fría

Ingredientes (para 4 personas):

  • 750 gramos de tomates
  • 350 gramos de pepino
  • 1 pimiento verde grande
  • 3 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 6 yogures cremoso
  • Especias
  • Sal

Preparación:

  1. Cuece los tomates y pélalos. Añádelo a la batidora junto con las cebolletas troceadas y el ajo. Bate todo hasta que quede un puré homogéneo.
  2. En un recipiente grande, vierte este puré, añade yogur y salpiméntalo todo. Mezcla y deja reposar en la nevera 2 horas.
  3. Corta en trocitos pequeños el pepino, el pimiento e incorpóralo al recipiente junto con las especias. ¡Así de fácil es hacer una crema de verduras fría!
crema de verduras fria
Los tomates suelen ser los protagonistas de las crema de verduras frías

Crema de verduras caliente

Ingredientes (para 2 personas):

  • Un cuarto de cebolla
  • Un cuarto de pimiento verde
  • Un cuarto de puerro
  • Medio calabacín
  • 2 zanahorias
  • 4 champiñones
  • 1 pastilla de caldo de verduras
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Pelamos, lavamos bien todas las verduras y las troceamos.
  2. Calentamos un chorrito de aceite y echamos las verduras en este orden: zanahoria – puerro – champiñón y por último cebolla/calabacín/pimiento. Antes de echar cada uno de ellos dejamos 1 minuto de espera ya que necesitan tiempos diferentes. Removemos constantemente para que no se pegue y salpimentamos.
  3. Tras unos minutos, cuando veamos que las verduras comienzan a cambiar de tono, echamos un chorro de vino blanco, removemos y esperamos un par de minutos. Añadimos la pastilla de caldo y el agua hasta que se cubran las verduras. Según la cantidad de agua que eches tendrás como resultado una sopa o una crema, por lo que es importante no poner mucha. Dejamos cocer sobre 20-25 minutos
  4. Sacamos las verduras y algo de caldo y vamos batiendo en una batidora. Recomiendo añadir el caldo poco a poco hasta lograr la textura deseada. Al finalizar, puedes añadirle quesitos o pan tostado para darle un toque especial a tu crema de verduras.
crema de verduras caliente receta
La zanahoria le da un sabor excelente a tus crema de verduras